Amo La Bella

                              RESTAURANTE CERRADO

Dirección: C/ Marqués de San Esteban, 7. Gijón.
Teléfono:
984 490 486

Recomendaciones: La pizza "Amo la Bella", provolone, pastas
Calidad: 3/5
Precio: 20€
Comentarios: En el antiguo Casa Cuno, por tanto inmejorable zona céntrica, aparece un nuevo restaurante italiano con moderna y agradable decoración en 2 plantas. Abajo no fumadores y arriba con humos. Sigue la línea de los cercanos Cicerone o Gepetto, ricas recetas en abundantes raciones a buen precio.
Pude probar un provolone a la plancha de entrante, bastante rico. Y unos muy buenos mejillones. De segundo una pasta rellena en salsa de setas que estaba realmente deliciosa.
También probé la pizza "Amo la Bella" con cecina y queso de cabra, de la que había leido buenas opiniones, y que puedo decir que trataré de volver a comer porque estaba buenísima.
De postre tienen la ya famosa muerte por chocolate, aunque probé el tiramisú y estaba más que bien.
Como éramos bastantes tomamos sangrías varias y lambruscos, cafés, chipitos...Todo por unos 22€ persona.
El trato por parte de jovenes camareras fue bueno, aunque una crítica bastante común al restaurante es la falta de personal en días de mucha afluencia y la tardanza en el servicio.
En esta ocasión no hubo queja aún estando el local lleno.

1 comentarios:

jorgynh0 dijo...

Pues ya he vuelto al "Amo La Bella" a degustar de nuevo la pizza de cecina y queso de cabra, lo que supuso un nuevo empacho nocturno al tratar de dejar en el plato lo menos posible de una pizza tan buena...

De primero probamos el carpaccio "Amo La Bella". Sin ser el mejor carpaccion que he probado (no me olvido del que tomé en El Zaguan), estaba buenísimo. Abundante, con grandes pedazos de mozzarella y mucha rúcula. Esperaba llenarme menos con este entrante.

De segundo la ya comentada pizza y un pechuga de pollo rellena de queso y hierbas que estaba deliciosa.

De postre una copa con frutas, nata y peta zetas. Muy prestoso con los estallidos en la boca.

Para beber, una copa de vino y una botella de agua. Sin café ni chupitos.
Unos 45 € para dos personas. Nada mal por calidad y cantidad.

La atención buena, aunque en este tipo de sitio los camareros van a toda velocidad, y rápida aunque seguramente debido a que estábamos justo al lado de la cocina.
Se agradece que siendo 2 te pongan en una mesa de 4, sobre todo cuando pides platos para compartir. Aunque también tienen de esas mini mesas para 2 en las que no entra ni la botella de agua.