Cantina Lucifero



Dirección: Via del Pellegrino, 53. 00186, Roma
Teléfono:  +06 68805536


Recomendaciones:  La especialidad de la casa es la Fonduta, aunque por supuesto, cualquier tipo de pasta. 

 

Calidad: 4/5
Precio: 35€

 
Comentarios: Preciosa vinateria situada muy cerca del Campo di Fiori. Local pequeño y encantador, lleno de botellas de vino italiano por todos los laos, con un dueño muy amable que "solo" habla inglés, frances e italiano muy despacio para los asturianos. Mesas pequeñas con velas, y comensales muy cerca los unos de los otros para una cena en intimidad. Preciosos contrastes.
Por supuesto, la especialidad de la casa es la pasta, y la fondue, o fonduta, como dicen allí. 
La comida empieza con una copa de vino espumoso italiano cortesía de la casa, un champagne. Nos sorprendió y nos encantó, sin duda la cena empezaba bien. Como Antipasti (Entrantes) nos decantamos por unas verduras a la plancha y un plato de embutido italiano. Éste fue el punto flaco de la cena, ya que el embutido no es el fuerte de Italia. 
Como platos nos decantamos por Carne Asada macerada 5 días en vino Barolo, que estaba espectacular, se deshacía sola y el sabor a vino y especias la hacía completamente nueva. Y un Risotto de verduras, que estaba muy bueno. 
Para el vino nos dejamos asesorar por el dueño, que acertó. Un Cesanese del Piglio, aunque después de darnos a probar un Lirico (vino de Sicilia) el dueño tuvo la deferencia de dejarnos la segunda botella GRATIS para que la bebiéramos también. 
De postre nos tomamos un Mousse de Chocolate y un Tiramisú (especialidad de Italia), increíbles. Mientras lo tomábamos el dueño nos trajo dos botellas de Grappa (típico orujo italiano de 45º), el normal y el de barrica y una especie de licor de Grosella. Y lo mismo, a beber de las botellas a discrección por cortesía de la casa. 
Ubicación perfecta, servicio increíble, comida buenísima, y precio ajustao. Pagamos unos 85€ por todo.

2 comentarios:

Chester dijo...

Comer, no sé si comerías, pero beber te pusiste hasta las trancas.

David Castañón dijo...

Como si fuera una sorpresa para ti ...