El Quinto Vino



Dirección: Avenida Manuel Llaneza, 50, Xixón
Teléfono: 633 09 41 68

Recomendaciones: Platos japoneses, carnes

Calidad: 3/5
Precio: 25

Comentarios: Teníamos ganas de probar la cocina de esta vinatería desde hacía tiempo. Y catar además el famoso Okonomiyaki en versión de Mariano Mier.

Gracias a la referencia que hizo Olalla Salazar en su blog, A Buen Bocado,  supimos que el pasado mes de febrero estaban organizando las II edición de las jornadas de cocina Japonesa. Gran aficionado como es el chef de fusionar sabores e ingredientes, como se aprecia en la variedad de su carta, parece ser que organiza habitualmente diferentes jornadas de cocina internacional o de algún producto.

La verdad es que no se promocionan mucho, más bien casi nada, en la red y cuesta encontrar referencias del establecimiento, salvo por los concursos a los que se presenta, y gana, su dueño y chef y que le suponen artículos en la prensa local.

Reservamos para la cena de un viernes y nos sorprendió la afluencia de gente. Zona de vinatería casi llena, y mesas completas, lo que hace pensar que funcionan bien.

Como íbamos directos a la jornadas ya comentada, sólo pedimos platos de las mismas, pero echando un vistazo a la carta se aprecia la comentada mezcla de raciones y platos típicos asturianos, como el cachopo, o españoles, con platos japoneses o de fusión.

Ya que íbamos en plan, nos lanzamos a probar un vino Japonés, Oroya. Un blanco normal. Se dejó beber, pero nos quedamos con los nuestros:


Nos pusieron como aperitivo para la espera un Humus con pimentón acompañado de pan casero y unas olivas. El humos muy bueno. El pan espectacular: 


Seguimos con unas Korokke, que son una croquetas al estilo japonés. Estaban bien pero llevaban una salsa picante por encima que, para nuestro gusto, ensombrecía el resto de ingredientes. Picaba demasiado:



Como no, pedimos el famoso Okonomiyaki. Es una versión de la receta tradicional de Japón, hecha con una base de harina de arroz y huevo y que lleva verduras, cangrejo y bacon con una salsa japonesa. Por encima, atún deshidratado en finas lascas que hace que con el calor se mueva y llama la atención.
Con este plato, Mariano ganó el VIII Certamen Gijón de Tapas de 2014, lo que le sirvió de pasaporte para participar en el XI Concurso Nacional de Tapas de Diseño celebrado en el evento Madrid Fusión de 2015, en el que se alzó con el 2º puesto.
Nos gustó, pero nos resultó un poco fuerte, en parte por la salsa y que lleva mucha, y no tan vistosa como esperábamos:


Continuamos con unas Hagkao, una especie de empanadillas de marisco al vapor, similares a las Gyozas. Me gustaron bastante. Ibamos mejorando:


Finalmente, Tepanyaki de Angus. Lo mejor de la noche. Exquisita carne, perfecta de punto y de presentación. Se deshacía en la boca. Maravilla:


Para terminar con algo dulce, Tiramisú de Té Verde. Gran acierto. Es verdad que no es un Tiramisú en el más estricto sentido, no parecía llevar todos sus ingredientes, mascarpone, amaretto y café, pero estaba más que rico:



En resumen, una buena cena. Servicio rápido y agradable. Y una carne que nos hará repetir. 

0 comentarios: