Arbidel


Dirección: Calle Oscura 1, Ribeseya
Teléfono: 985 861 440


Recomendaciones: TODO


http://arbidel.com/
Calidad: 5/5


Precio: 90€


Comentarios: Estrenamos nueva temporada en el Restaurante de Jaime Uz, con nuevos menús degustación: El Menú Villadesella y Un Paseo por el Arbidel.
Nos tiramos al más completo (y más caro) y quedamos encantados. Maravilloso trabajo de Jaime y su equipo.

Local pequeño, con mesas espaciadas y decoración tradicional asturiana con paredes de piedra. Situado en el centro de Ribeseya, en una calle peatonal, dispone de terraza para los días de buen tiempo (que no era el caso, qué manera de llover ...).

Cuando nos sentaron en la mesa, nos propusieron tomar una copa de Sidra Brut Asturiana o una caña de cerveza como aperitivo. Sidra Brut tenían EM o Poma Áurea. Nos decantamos por EM, y a punto estuvimos de seguir con ella.


Vamos a comentar ahora el único punto negativo de la comida, que comentamos con Hugo y nos dijo que estaba trabajando en ello. No puede ser que un local Estrella Michelín te ofrezca a la par que un producto de sobraba calidad como una sidra brut asturiana (que las hay mejores y peores, pero siempre dentro de unos mínimos de calidad ) una caña de cerveza Heineken. Hay que reconocer cómo la alta hostelería asturiana se puso las pilas con los Vinos Asturianos y la Sidra de Nueva Expresión Asturiana, pero esperemos que poco a poco se vaya haciendo lo mismo con la Cerveza. La cultura de la cerveza artesana en Asturies está creciendo enormemente con productos reconocidos como Caleya, Cotoya, Bayura o la más reciente Nurse y este tipo de locales son los que tienen aue apostar por ellos. Nos costa que se están dando pasos hacia ello.

Y pasemos a lo importante. Nos decidimos por el Menú Degustación "Un Paseo Por el Arbidel", 65€ por cabeza, el más caro de los dos. Y redondeamos la jugada con el maridaje del menú, 20€ extra, ya que el Pésico Blanco no les quedaba.


Como aperitivo (aparte del menú) nos trajeron Lomo de Joselito con Queso Manchego, que voló del plato ya que veníamos con hambre; Torto de Foie de Manzana y Kiko, espectacular combinación; Torto de Langostino con Huevas de Trucha y Troncos de Morcilla, buenísimo, con una presentación maravillosa; Croquetas de Gamonéu, con un sabor a Gamonéu suave y un ligero toque a chorizo y Tempuras, con un ligero sabor a pimiento, aunque fue lo que menos nos
entusiasmó.


Empezábamos fuerte. Todavía quedaban los 9 Platos del Menú + los 2 Postres.

El primer plato del Menú es el Gazpacho de Manzana Verde, Sardina Maridada y Pría. Fue uno de nuestros platos favoritos de la comida. De hecho nos comentaron que tuvieron que repetir este plato en el Menú Degustación de este año debido al éxito que tiene, no me extraña. Muy suave, con un puntazo ácido de la sardina escabechada. El quesu de Pría en una mousse muy suave.


Nos lo acompañaron de un Semiseco Jerez Almirante, muy rico. Se nota el semiseco pero con esa nota más dulzona del Jerez. Quizás un vino demasiado alcohólico para estas alturas de la comida, fuimos arrastrando la "alegría"el resto de la comida

Seguimos con el Langostino Trigre sobre Crema de Zanahoria y Comino y Tocineta Ahumada. Se nota mucho el sabor a comino, pero está muy bueno. Textura crujiente perfecta.


La Vieira en Escabeche de Sidra y Pomelo Rosa, buenísima, con unos toques cítricos muy refrescantes. Tamaño hermoso de Vieira y unas texturas maravillosas.



Para el siguiente plato, cambiamos de vino y nos traen un Txacoli, que sinceramente, ni fu ni fa.

El siguiente plato fue el Pulpo Asado con Parmentier de Arbequina y su Jugo Emulsionado, fue el plato que menos éxito tuvo, no por el sabor, que la verdad es que era espectacular gracias al Parmentier, pero el pulpo estaba duro. Y mira que a mí me gusta tirando a duro, pero éste se quedó un poco corto. Una pena porque el plato tiene una pinta espectacular.



El Ravioli de Morcilla Trufado (Manzanas-Setas-Varé) espectacular. Todo junto en la boca es perfecto. La morcilla y el queso en láminas muy, muy suaves. Plato tremendo.



A partir de aquí, veíamos todavía lo que nos quedaba y empezábamos a sudar. Las raciones de cada plato no son ni mucho menos pequeñas, pero los vinos y el pequeño espacio entre plato y plato, ayudaron a que acabáramos la comida fartucos pero sin pasarse.

Cambiamos de vino y nos trajeron un Chardonnay de Somontano (disculpad que no me acuerde de todas las marcas, pero al no tener la botella y con todo el trasiegu de platos, es complicao acordarse de todo), que tampoco nos maravilló.

Seguimos con el Pote de Berza y Repollo, foie asado y Lacón. Simplemente maravilloso. Genial combinación de sabores que queda redonda con el foie. Muy buen plato.


La Lubina Asada en Mojo Verde y Cromatismos Vegetales estaba espectacular. Se deshacía, ¡buenísima!


Para el siguiente plato nos trajeron un Syrah Tinto de 2010. Muy bueno.


Salmonetes no quedaban, una pena que somos muy se salmonetes ... pero nos lo cambiaron por Pixín y no decepcionó en absoluto. Buenísimo. Textura perfecta y combinación de sabores sublimes.

Seguimos con el plato de carne, y de verdad que ya nos costaba ... pero íbamos a poder con ello!


Pichón Asado y Guisado con Soja y Jengibre, Ragú de Setas. Yo no soy muy de aves, pero la verdad es que estaba buenísimo, con la salsa realmente suave de sabor. Y el ragú espectacular. Buenísimo plato.

Para los postres (y todavía nos quedan 2!!!!) nos trajeron un Coto de Hayas Tinto Dulce. Frambuesa pura ... rico.



Tarta de Manzana Caliente, Crema de Vainilla y Helado de Canela. Espectacular. El hojaldre increíble. Suave y muy, muy buena.

Para el siguiente postre volvemos a cambiar de vino, 1947 Alvear Pedro Ximenez, y claro, aqui ya nos rendimos. Muy bueno.


La Leche Fresca, Mango Especiado y Kiwi Eco, Chocolate Helado, buenísimo también, y que conste que no quedó nada en el plato ... aunque costó.

En total estamos hablando de tres horas y media de comida. Como comprenderéis no se trata de ir a comer, esto es algo más y es algo muy bueno. Nos lo pasamos genial y nos encantó. Existen pequeños matices a mejorar, como el maridaje, que creemos que estuvo por debajo de la calidad de la comida, pero grandísima experiencia en el Arbidel.

Con cafés, pagamos 182€


2 comentarios:

fuegodemortero.com dijo...

Totalmente de acuerdo con el tema de las cervezas. Yo no bebo vino pero si aprecio una buena selección de cervezas y esta brilla por su ausencia en gran cantidad de sitios.
Como bien decís es una buena ocasión para potenciar la moda de las ecológicas o microcerveceras no sólo asturianas.
Creo que no cuesta nada contentar a cuatro frikis como yo, tampoco es que se necesiten grandes cantidades en bodega. Rubia, tostada, negra, artesana, trigo no es mucho pedir en una carta.
Aún recuerdo mi visita en Caceres al 2* Michelin El Atrio, una de las mejores bodegas del mundo y solo tenían Mahou o San Miguel, no recuerdo bien.
Por lo demás Arbidel es una apuesta segura, Jaime hace un gran trabajo.

David López Castañón dijo...

¡Ye que somos muy cerveceros!
E intentamos poner nuestro granín de arena para que empiecen a cambiar ciertas cosas mejorables.
Por cierto, aprovecho pa felcititarte por el blog!
Ya estás agregao a Los Amigos Fartones!