Nueva visita: Casa Baizán




Dirección: Calle Corrida, 4 - Xixón
Teléfono: 985 17 27 45

Web:           http://www.casabaizan.es/
Facebook: https://www.facebook.com/casabaizan
Precio: 25

Volvimos tras mucho tiempo en mente, y tras mudarse a su nueva ubicación en la calle Corrida. Aprovechando además el inicio de la temporada de bonito y al ver las fotos que publicaron en Facebook de las albóndigas que preparan y de las cebollas rellenas de bonito. 

Si bien el nuevo local no tiene el encanto del anterior, la ubicación es fantástica y les permite tener una terraza en plena calle Corrida que seguro les aporta muchísimo. La dejamos para una próxima visita puesto que la noche no pintaba bien, aunque está cubierta y gente había.

Sólo un detalle a criticar, y es algo que nos está ocurriendo demasiado a menudo, es que teniendo reserva para 2, al llegar preguntamos por nuestra mesa y nos ofrecen desde barra que elijamos entre 2 que estaban libres. Se acerca otro camarero de repente indicando que no, que tiene que ser una de ellas, la que está más hacia el centro y no a la que íbamos junto al ventanal y con más intimidad. Que esa estaba reservada para otra pareja habitual y que si no la tenían les parece mal. Estuvimos a gusto y comimos de lujo, con una atención perfecta e informal, como nos gusta. 
Pero estos detalles dejan una mala impresión inicial que seguro se podría evitar.

Siendo 2, solemos pedir un entrante y un par de principales. Las albóndigas de bonito eran un fijo, y el secreto ibérico con foie es irresistible. Añadíamos un entrante, pero nos recomendaron no pedirlo porque ya era más que suficiente. Y acertaron.

Para acompañar, como no, producto local. Siempre que lo haya, se apuesta.
En este caso un Escolinas Blanco Sobre Lías del 2013, de Cangas. Maravilla de vino a un precio más que ajustado:



Llegaron después las deseadas Albóndigas de Bonito. 3 unidades de tamaño más que considerable. Así tienen que ser porque los trozos de bonito son importantes. Una delicia. La albóndiga, la salsa y las patatas caseras:


Y después, el Secreto Ibérico con Foie. A la plancha. Su gran especialidad. La foto desmerece al plato. Tres visitas hemos hecho, y las 3 veces ha sido imposible resistirse a pedirlo. La foto no hace justicia...una pena...habrá que volver para hacer una buena...




Como gusta terminar con algo dulce, quisimos probar la tarta de chocolate casera. Una especie de bombón de chocolate que nos encantó. Muy de chocolate, y contundente. Pero irresistible:


Una apuesta segura. Céntrico. Trato campechano Agradable. Comida casera. Casi todo a la plancha. Producto local. Y precio muy ajustado. Nunca falla.

0 comentarios: