Malte

Dirección: Rúa Galera, 47 - A Coruña
Teléfono: 981 205 751


Recomendaciones: Cervecea y tapea aprendiendo de la sabiduría de Juan


Calidad: 4/5
Facebook: https://es-la.facebook.com/cervezotecamalte
Twitter: [@malteando]: https://twitter.com/malteando
Instagram: [@malteando]: http://instagram.com/malteando


Comentarios: No se puede ir al Malte con tan solo un par de horas de tiempo y un coche esperando para seguir de viaje. Es un sitio que merece reposar unas horas, disfrutarlo lentamente y no parar de probar tapas y cerveza hasta que el cuerpo aguante.

Situado en pleno centro de Coruña, en una calle de bares y restaurantes a la caza de turistas, Malte supone un pequeño oasis donde disfrutar de Coruña "de otra manera". Tiene una pequeña terraza cubierta en la antojana con mesas altas para fumadores o personas que necesitan esparder. En el interior, barra grande, muy grande con una zona para tomar algo, y al fondo se abre una zona de mesas para sentarte y tomar algo o para picar.


El auge de las cervezas artesanas y el buen hacer de amantes de la cerveza como Juan (dueño del Malte) está consiguiendo que cada vez más personas se acerquen al mundo de la cerveza artesana sin miedo, que cada vez haya más cultura al respecto, y que además, un público más entendido y, por tanto, exigente, filtre las buenas cervezas artesanas (que las hay muy buenas) de las malas (que también las hay malas).

Malte tiene 12 Cañeros Rotatorios de Cerveza Artesana. 12! Allí podrás encontrar cerveza de cualquier parte del mundo, pero también gallega ... y asturiana. Además, 4 neveras llenas de cerveza en botella.


Nos sentamos en la mesa tras decidir en la enorme pizarra con qué pinta de cerveza empezar la comida. Lo bueno de los distintos tipos de cerveza, es que maridan perfectamente con cualquier fase de la comida: aperitivo, comida, postre ... y sobremesa.


Empezamos bebiendo una Dougla's Tres Mares, una Amber Ale de esa gran cervecería de Cantabria que tanta felicidad nos da; y una Candy Kaiser de Brewdog, una pequeña joya escocesa amarga con toques de caramelo.


Para comer, pedimos para tapear, Ensalada de Espinacas Baby, Tomate Cherry, queso Gouda Frito, Mermelada de Frambuesa y Vinagreta de Frutos secos con Miel. Para empezar a lo grande, enorme ración de ensalada muy buena. Muy de agradecer esa mermelada que le da un puntazo a la ensalada.


Tataki de Atún Marinado en Salsa de Soja con Crema de Aguacate sobre Tallarines Salteados con Verduras de Salsa Yakisoba. Otra ración enorme para un platazo. Nos encanta el tataki, pero es que éste estaba buenísimo y esa salsa lo complementa perfectamente.


Acabamos con Lagarto Ibérico sobre Huevos Rotos, Setas Salteadas al Ajo y Pimientos de Piquillo. Y no, no nos trajeron un lagarto de algún desierto español. El lagarto es una de las partes menos conocidas del cerdo ibérico, pero no por ello menos exquisitas. Se encuentra en la columna vertebral, entre las chuletas y el lomo y os aseguro que está deliciosa.


Todas las raciones enormes, y no nos entró postre. Lo que sí que nos entró fue una Imperial Indian Coffee Stout de 9,5% perfecta para acabar la comuida, Nómada / Northern Monk Frate Nero. Una colaboración entre Nómada (Catalunya) y Norther Monk (Inglaterra). Cerveza fuerte, con sabor a café y muy peligrosa ya que apenas se le nota el alcohol.

Por todo pagamos 44€, excelente relación calidad-precio.


Una de las cervecerías de referencia del norte sin duda, donde además se come de lujo a un precio muy asequible. Agradecer a Juan la acogida, las recomendaciones y esperamos repetir pronto, aunque sea en Copenhague ...

¡Ah!, para comer se llenó, así que reservad. 

0 comentarios: