El Cabanón: Cata de Cervezas

Dirección: C/Estación, 19-21. Avilés
Teléfono: 678 774 336



Facebook: https://www.facebook.com/Cerveceria-el-Cabanon
Twitter: [@CERVECERIACABAN] https://twitter.com/cerveceriacaban


Web: http://www.cervebel.es/
Facebook: https://www.facebook.com/Cervebel/
Twitter: [@cervebel] https://twitter.com/cervebel


Anteriores Catas: http://www.lesfartures.com/2015/03/cata-de-cerveza-belga-maridada-con.html


Nueva Cata de Cerveza en El Cabanón, esta vez de la mano de uno de los mayores distribuidores de cerveza de la zona norte, Cervebel.

La cerveza está de moda, y toda iniciativa para mejorar la cultura cervecera y dar a conocer nuevos sabores, siempre es bienvenida.


Lunes de Febrero y local lleno con unas 30 personas. Esto demuestra que nuestros cerveceros de cabecera están trabajando bien y que a la gente, si le ofreces buena oferta a precios asequibles (15€). siempre responde.

Contamos con la presencia de Javier Marcos, delegado comercial de la zona norte de Cervebel. Nos explicó que la cerveza tiene 4 ingredientes, agua, levadura, malta y lúpulo; y que conjugándolos pueden salir infinitos tipos de cerveza como estamos comprobando en un mercado tan amplio.


La cata consistía en probar distintos tipos de cervezas con marcas punteras en cada uno de los tipos, y con alguna sorpresa desconocida (o relativamente desconocida) que hizo las delicias de los asistentes.

6 tipos de cerveza, y no suave precísamente; así que se hacía indispensable acompañar de algo para picar (y poder cambiar el sabor de cerveza a cerveza).


Comenzamos con una de las joyas de la corona, a lo grande. St. Bernardus Tripel. Una de las mejores cervezas del mundo en su estilo (y fuera de su estilo también). 9º de cerveza rubia, densa y turbia; con una espuma muy consistente. En nariz, olor a paraíso afrutado y a malta. Y en boca, los toques crítricos del lúpulo, con un toque dulce y un final más amargo y seco. Simplemente perfecta. Y si la pilláis en barril como tuvimos la ocasión de beberla nosotros, todavía mejor (todas las cervezas saben mejor en barril).


Fiel a su tradición de elaboración trapense (aunque ya se elabora fuera del monasterio desde hace más de 50 años), la St.Bernardus Tripel tiene una segunda fermentación en botella que le da esa consistencia tan especial a la espuma. Además, a pesar de los 9º, entra fresca y apenas se nota el alcohol. Auténtico cervezón.


Oude Geuze Boon a L'Ancienne. Si no conocéis las cervezas lámbicas, ya estáis tardando. Solo por lo diferente que saben a cualquier cerveza que probaste antes, merecen la pena. Cervezas para sidreros, con un toque ácido muy interesante. Son cervezas de fermentación espontánea, que siguen un proceso de elaboración particular para conseguir un sabor más cercano a la sidra que a la cerveza. Rubia, de 7º, con poco olor, aunque muy característico (la probáis y me contáis) y muy refrescante. Perfecta para combinar con quesos, por ejemplo.


Seguimos con otra joya de la corona en barril, Chimay Azul. Si en botella ya está buena, en barril ni os cuento. Auténtico cervezón trapense belga, de 9º que entra sola, de ahí que sea muy peligrosa.
Es una cerveza con sello de calidad trapense, esto quiere decir que se elabora dentro de los muros de un monasterio (Monasterio de Scourmont), un porcentaje alto de elaboradores son monjes y sus beneficios se utilizan para la caridad o el propio monasterio.
La más fuerte de todo el monasterio, 9º muy equilibrados que apenas se notan. Cerveza negra de espuma consistente. En nariz, frutos rojos y bizcocho (sí, bizcocho). Y en boca, simplemente perfecta. Cervezón.


Seguimos con una cerveza artesana belga, Dark Sister. 6,6º con una segunda fermentación en botella. Es una cerveza de estilo Black IPA (poco común por esos lares). ¿Eso qué quiere decir? Que aquí sí que empezamos a notar en nariz y en boca el lúpulo. De color oscuro y turbio, con espuma mucho más consistente, En boca, la principal diferencia con las demás, que eran más o menos dulzonas, es el amargor; que hace que tras beber un trago la boca nos quede seca. Ligero toque de chocolate y café. Perfecta para tomar reposada y con un alcohol muy equilibrado.


Viven Imperial IPA, es otra cerveza belga no muy común por esos lares (más propia de EEUU).
El concepto Imperial indica que la concentración de malta en la cerveza es muy superior a la habitual. La malta lo que hace es equilibrar el lúpulo y el alcohol, y consigue que una cerveza con 124 ibus (ibus es la medida de amargo de una cerveza, y 124 ya es un amargos considerable) y 8º de alcohol sea fina y elegante.
Tostada cremosa, en nariz se notan los aromas a lúpulo y cítricos (incluso bosque de pino, nos dijeron). En boca, es una cerveza amarga. De toda la cata la que menos me gustó, pero ni mucho menos quiere decir que sea una mala cerveza, al contrario; lo que pasa que el resto, para mí, estaban a otro nivel.


Acabamos con una Porterhouse Celebration Stout, cerveza irlandesa (única no belga de la cata) de 7º. Imperial Stout, o sea, cerveza densa, negra, para tomar reposadamente. Se nota el chocolate y el café tanto en nariz como en boca. Amarga, y es perfecta para los postres.

Cerveza con "dry hopping". Ésta es una técnica que consiste en añadir lúpulo para aumentar su aroma al fermentador una vez esté terminada la fermentación. En este caso, interesa potenciar ese toque lupulado que tan marcado tiene la cerveza.


Además, Pablo como sorpresa nos trajo un bizcocho de chocolate para comprobar el maridaje con la cerveza y la verdad es que es perfecto.


Como veis, una cata muy completa, probando varios estilos de cerveza, aprendiendo un montón de Javier y Pablo y como siempre, bebiendo lo mejor de lo mejor en El Cabanón

0 comentarios: