Los Llaureles

Dirección: Camino de Miyangues, 2 - Torazu - Cabranes
Teléfono: 629 769 059



Recomendaciones: Reserva Menú Degustación + Habitación, relájate y date un homenaje.


Web: http://www.losllaureles.com/
Facebook: https://es-la.facebook.com/LosLlaureles
Twitter [@losllaureles]: https://twitter.com/losllaureles
Instagram [@losllaureles]https://www.instagram.com/losllaureles/



Calidad: 5/5
Precio: 40€


Comentarios:  Si Asturies es el paraíso, Los Llaureles es la perfecta representación de Asturies. Un remanso de paz, sin casas alrededor con unas vistas espectaculares donde puedes vivir una experiencia culinaria maravillosa (y distinta) a un precio realmente barato.


Nos acercamos un viernes a cenar (previa reserva. Esto es importante porque sin reserva no aceptan mesas). Además de reservar mesa, reservamos una de las cuatro habitaciones que tienen en su hotel rural, situado en la primera planta de la casa. Y merece la pena.


La casa está decorada con muchísimo gusto, al detalle; como las habitaciones y el restaurante. Es una casona asturiana rehabilitada, de piedra y madera, donde fue un auténtico lujo poder dormir mientras no paraba de llover en el exterior. En el hotel no hay ni Televisión, ni WIFI ni nada que te mantenga conectado (cobertura sí). Así que vete, relájate, desconecta y ponte en manos de los hermanos Gallego (Josa y Carlos) y Carlos Bacallao.


La zona del restaurante está cubierta de cristaleras y sus vistas son realmente espectaculares. Si además hace buen tiempo tienen una pequeña terraza de madera. Pero fue un auténtico lujo cenar con la chimenea puesta, la luz tenue (aunque las fotos se resientan) y música suave de fondo. Todo es muy tranquilo y lo que debería ser una cena se convierte en una experiencia gastronómica maravillosa.


Su Menú Degustación varía en función de la Estación y los productos locales. Nosotros cenamos su Menú Otoño-Invierno, aunque en breve maridan un nuevo menú con cervezas que tiene muy buena pinta (aunque falten referencias asturianas).


Comenzamos con su Trufa de Otoño como aperitivo. Una trufa con foie envuelto en cacao con una base de pan de almendra  y dulce de leche. La cosa empezaba bien.


Carne de Manzana, Sidra y Queso. Una panacota de Gamonéu con pan de manteca y gelatina de sidra dulce. Geniales esas texturas, el contraste de la suavidad de panacota con los trozos de manzana. El Gamonéu está muy suave, sabe, pero no mata el plato. Perfecto. De 10.


Crema de Coliflor Tostada. Lleva cacao, queso Cheddar, lomos muy fino de Anchoa, crema de dátil y una fritura de pasta. Le tenía miedo a esa coliflor, pero está suavísima, y queda genial con el puntazo de la anchoa. Todo es muy equilibrado y da gusto comerlo.


Además, viene con una presentación preciosa.


Salmón Thai. Una tiras de salmón con unos cacahuetes de Wasabi (muy leves), Yogur de Aguacate y Crema de Eneldo. Nos traen unas pinzas y nos explican cómo comerlo. Se pliega el Salmón con las pinzas, se introduce en la salsa de soja (con Tajina de Miel y Lima) y se come. Perfecto. Muy original. El cacahuete de wasabi muy original.


Y la manera de comerlo también.


Seguimos con el Astur-Bao, un Bao (un mini bocadillo taiwanés, que tanto está de moda ahora) asturianizao con picadillo,mayonesa y canónigos. Buenísimo. Ese pan dulce con el picadillo y el toque de la mostaza ... tremendo.


Ravioli de Cecina. Presentado en una cuchara para tomar de un bocao. Tiene una base de patata frita, con cecina rellena de huevo de codorniz. Por encima una picada de pimiento y cebolla. Está rico, pero practicamente solo notamos la cecina. Quizás lo que menos nos enamoró de la noche.


Tomate Asado, Cebolla con Ron y Calamares en su Tinta. Es un tomate relleno de cebolla caramelizada al ron, con una base de tinta de calamar y por encima unos calamares a la plancha con ajo y perejil. Volvemos a recuperar el nivel. Buenísimo plato. La combinación del ácido del tomate con la cebolla y el ron ... buenísimo. El ron es muy suave, eh? No os penséis ...


Acabamos los platos principales con El Canelón y sus Setas. Y os aseguro que costó, y eso que veníamos con hambre. Por arriba una crema de setas deshidratadas con lascas de Parmesano. Es un plato contundente, que sabe bastante a seta. Lo único que nos sobra es un pequeño espárrago que viene por encima, aunque suponemos su objetivo sería darle un poco de frescor a un plato contundente de por sí. Muy bueno.


Para el primer postre, sólo nos indican que lo probemos y que intentemos adivinar los distintos ingredientes. Así que nos trajeron la Sopa Fría e hicimos el ejercicio. Un anillo de pesto de albahaca con una base de leche condensada de Mango acompañada de un poco de mango y almendras garrapiñadas. Con un toque de curry fascinante.  Buenísimo. La textura, el sabor ... todo perfecto. Y genial el juego de adivinanza para valorar el gran trabajo de cocina.


Acabamos con su postre de Chocolate. Un buñuelo de Chocolate Bañado con Cerveza. Lleva una base de chocolate caliente que mezcla perfectamente con el amargor del buñuelo (se nota esa cerveza). Nos recomiendan romperlo todo y mezclarlo para apreciar el equilibrio del plato.


Como sorpresa, y como estábamos de cumpleaños, nos traen un mini pastel de chocolate con kikos que casi ni comimos de lo llenos que estábamos. Todo un detalle. Además, a las chicas por ser el fin de semana de los enamorados, les regalaban una flor natural muy guapa.


Para beber, Agua Borines y Enate 2-3-4 2011, que nos encanta.


El pan es artesano hecho por ellos mismos. De queso y pipas; y de cerveza negra. Buenísimo.


En la carta tienen S1 y S2 de Valdesoto como referencias asturianas. Y están trabajando para introducir sidra brut y cervezas artesanas asturianas. Preguntamos por Sidra y tienen Pomar Roseé de Viuda de Angelón (aunque no viene mencionada en la carta ni la ofrecen fuera de ella). Se debe potenciar más la perfecta armonía que existe ahora mismo entre la nueva cocina ligada a la vieja tierra con los caldos propios asturianos. Es la mejor manera de entenderlo.


Ya veis que todo perfecto. Y en un ambiente relajadísimo, para disfrutar muy despacio y relamernos.


Lo mejor viene ahora. El Menú Degustación cuesta 29€. Vino y cafés aparte. Un precio muy ajustao para probar cosas distintas y riquísimas. Lo ideal es que además os quedéis en una habitación, pero si no es así, un gran plan sería comer, disfrutar de las vistas y pasar el día por Torazu, un pueblín precioso.


Al día siguiente, disfrutar de este desayuno con estas vistas merece mucho la pena.


Un día maravilloso.


0 comentarios: