Casa Fermín

Dirección: San Francisco, 8 - Oviedo / Uviéu
Teléfono: 985 216 452




Recomendaciones: Menú Degustación


Web: http://www.casafermin.com/
Facebook: https://www.facebook.com/RestauranteCasaFermin
Twitter [@CasaFermin]: https://twitter.com/CasaFermin
Instagram [@casafermin]https://instagram.com/casafermin


Calidad: 5/5
Precio: 70€


Comentarios:  Casa Fermín no necesita ninguna presentación, un clásico de Uviéu que fue la primera Estrella Michelín de Asturies entre los años 1974 y 1997.

En una ubicación inmejorable en el centro de Uviéu, descubrimos un local clásico, pero precioso; con una decoración muy abierta y cuidada donde la elegancia prima sobre cualquier otra característica. El principal problema que tiene es la entrada, que quizás no se vea a simple vista. Pero una vez dentro del local, nos encontramos un pequeño hall de bienvenida a la usanza de los antiguos hoteles (de hecho, antiguamente era un hotel).


Recibidos por Luis Alberto y Maria Jesús Gil, tercera generación en Casa Fermín (aún me acuerdo cuando de pequeño mi güela me llevaba al Cristo), nos presentaron a su hijo, Guillermo, que está asumiendo labores en cocina para acabar siendo la cuarta generación en Casa Fermín, en búsqueda constante de la recuperación de la Estrella Michelín para Uviéu.


Compartimos mesa, blogueros y amigos, Olalla de A Buen Bocado, Carlos de Historias de un FoddieJuan Luis García sumiller del grupo Manzano y Nacho Sandoval, luchador de la gastronomía asturiana por excelencia en Madrid.


Un miércoles lluvioso, horario de cena y Casa Fermín casi en exclusiva para nosotros. A por el Menú Degustación.


Comenzamos con una Sidra Brut Nature EM (Emilio Martínez), perfecta como siempre para empezar (o acompañar o finalizar) cualquier comida.

Con ella, nos trajeron 6 aperitivos,



Foie con Lenteja Negra Frita y Bombón de FoieNaranja, Vermut y Aceituna, 



Anchoa con Dulce de Leche en pan de Cristal, 


Caramelo de Morcilla,



y Croqueta de Jamón Ibérico.

Donde sin duda triunfaron el Bombón de Foie, el Vermut de Naranja y, por supuesto, su mítico Caramelo de morcilla, tan imitado.


Seguimos con uno de los mejores platos de la noche, Ostra escabechada con Agua de Mar y Fruta de la Pasión. ostra que sabe a ostra y con ese toque cítrico necesario para contrastar.

Los dos platos que menos gustaron del menú, fueron los dos siguientes. Platos a alto nivel, pero quizás menos sorprendentes que el resto del menú ...


Taco de Salmón Ahumado con Yogur, Aceite de Vainilla y Germinados, buen taco, suave, pero con un acompañante que no acaba de convencer. Demasiado taco, para poco acompañante. No convenció.


Para entonces, abandonamos la sidra para tomar un Monasterio de Corias Albarín Blanco, su Viña Grandiella más "básico" (no llega al nivel de su Guilfa) va perfecto con este tipo de platos. Empezar con sidra asturiana y seguir con vino asturiano. Todo un acierto de Casa Fermín.


Mejor el Tartar de Atún rojo con Helado de Wasabi, aunque está taaaaan de moda que ... pero muy bien el toque del Helado de Wasabi.


El punto de inflexión de la cena, donde ya nos quedamos todos maravillados, fue con la Cigala a la Plancha con Pilpil de Bacalao y Ajo Negro. Maravilloso plato, maravillosa cigala y maravilloso pilpil. La combinación de todo es simplemente perfecta.


La presentación de las Setas Salteadas con Tocino Ibérico y Yema de Huevo, con mini campana incluída (y el ritual de retirarla a la vez) ya invitaba a un gran plato, y así fue.


Plato completamente temporal y perfecto para una noche lluviosa como aquella. La yema sin duda le da un punto de cremosidad.


Cambiamos de DO y Casa Fermín nos llevó a un excepcional Remirez de Ganuza 2013 (DO Rioja) Blanco. Grandísimo blanco que descubrimos por primera vez (con la sonrisa cómplice de Juan Luis) y que nos enamoró por completo. Fresco, cítrico, con gran final y buena acidez. Vinazo.


Otra maravilla fue el Guiso de Callos de Bacalao, textura fascinante con el crujiente de las mini patatas fritas. Un plato con alegría pero al que todos echamos en falta un punto más arriesgado en cuanto al picante.


Acabamos los pescados con unos Salmonetes de Roca con Quinoa de "bellota". Qué buenos los salmonetes, y encima con el cereal de moda. Otro plato perfecto. Poco más se puede añadir. Y además crujiente.


Para las carnes, nos trajeron otro vino maravilloso, un Contino Reserva 2009 (DO Rioja). Un rioja potente pero que entra muy bien.


Comenzamos con un Steak Tartar con Helados de Mostaza y Jalapeños Verdes. Nos preguntan si queremos el plato "alegre" o "picante". Yo lo pedí picante y ... si eres amigo de las emociones fuertes lo vas a disfrutar. Platazo para el que hubo que rellenar las copas varias veces y nuestra temperatura corporal subió un par de grados. El alegre tiene un puntín picante, pero mucho más llevadero.


Otra de las estrellas de la noche Tendón de Ternera con Bearnesa de Chocolate Blanco y Patata Negra. Genial la textura del tendón con esa salsa "dulce". Contraste maravilloso para un plato que será difícil de olvidar.


Acabamos las carnes con un Pichón Asado con Verduras Escabechadas y su Jugo. Auténtico platazo clásico, pero lleno de sabores. Simplemente genial.

Los postres, donde muchos grandes se vienen abajo, aquí nos dejaron dos exquisiteces.


Un Sorbete de Gintonic, Sopa de Cítricos y Enebro. Gintonic para tomar con cuchara, simplemente maravilloso, y nada seco, gracias al cítrico. Muy, muy bueno.


Y acabamos con un Milhojas de Yogur y Chocolate Blanco con Helado de Frambuesa. Espectacular. Otro de los puntazos de la noche. Menuda maravilla.


Empezamos con sidra y acabamos con sidra, Aguardiente Viejo de Sidra San Juan del Obispo. Sabéis que es una vieja reclamación nuestra mejorar la calidad de los aguardientes que tomamos cuando finalizamos las comidas. Bien, pues ésta es una forma inmejorable de acabar una cena.


Maravillosa cena en Casa Fermín, con grandes anfitriones y gran compañía. El futuro está asegurado con Guillermo

0 comentarios: