Triciclo


Dirección: C/ Santa María, 28 - Madrid
Teléfono:  910 244 798



Recomendaciones: Alcachofas rellenas de jamón y foie.


Web: http://www.eltriciclo.es/
Facebook: https://www.facebook.com/Restaurante-Triciclo
Twitter: [@triciclomadrid]: https://twitter.com/triciclomadrid
Instagram: [@triciclorestaurante]: http://instagram.com/triciclorestaurante


Calidad: 4/5
Precio: 44€


Comentarios: Teníamos muy buenas referencias del Triciclo, y cumplió con creces.

Situado en pleno barrio de las Letras, en una zona muy guapa para pasear, tomarse algo y perderse por sus calles, Triciclo nos acabó de convencer cuando comprobamos que uno de los socios y cocineros -Javier Goya-, estuvo trabajando en Casa Marcial. Su apuesta por una cocina cuidada a un precio asequible está siendo todo un éxito en Madrid, y el local suele tener lista de espera.

Conseguimos mesa para comer un sábado. Lo primero que llama la atención es la estética. Tipo Vintage (que tan de moda está ahora, veréis cuando se pase ...), combina ladrillo y madera por igual. Según entras una zona de barra, para abrirse a varios espacios llenos de mesas de distintos tamaños por distintos pasillos.

Nuestra mesa está al final del todo, y es una gozada ver cómo se mezclan distintos ambientes en el mismo local. Desde zonas para grupos más íntimas, hasta salones más abiertos. Estaba completamente lleno, pero a pesar de ello, comimos muy bien atendidos y muy tranquilos.


Ofrecen en carta 3 tipos de cocina, Del Mercado a Triciclo, productos frescos al natural, sin apenas pasar por la cocina; Un Paseo en Triciclo, con cocina predominantemente española con un toque creativo; y Un Viaje en Triciclo, con mezclas de cocina de distintas cocinas del mundo.

Algo que nos gustó MUCHO es que en todos sus platos ofrecen la opción de Ración, 1/2 Ración y 1/3 Ración; lo que da opción a probar muchísimas más cosas sin que la comida se te vaya de precio.

Algo que no nos gustó NADA fue que, una vez revisada la carta y elegidos los platos, cuando nos vinieron a tomar nota, nos cantaron los platos que hay fuera de carta, por lo que tuvimos que avisar a la camarera que viniera en un rato para volver a replantear todo lo que queríamos. Sería mucho mejor que nos avisaran de los platos fuera de carta cuando nos las traen a la mesa.

Como fuera del local hacía un calor infernal, nada más sentarnos nos trajeron una jarra de agua bien fría para que nos hidratáramos. Detallazo.


Como aperitivo mientras nos decidíamos, nos trajeron unos Nachos con una emulsión de Hierbas con un toque cítrico.


También nos traen de aperitivo un Bonito con Salmorejo para tomar de un bocao. Muy rico.


Nos traen a elegir pan de trigo o centeno. Ambos muy ricos.


Pedimos 1/3 de Focaccia de Verduras al Fuego, burrata, cecina casera y pesto rojo. La medida de 1/3 es perfecta para tomar de un bocado. Y el bocado estaba muy rico, fresco y con contrastes.


1/2 de Tataki de Atún Rojo, fuera de carta. Con una ensalada de Mango. Toque cítrico con demasiado sabor a hierbabuena. Pero el tataki, buenísimo.


1/2 de Chipirones y Ali, también fuera de carta. Los fideos vienen en la salsa del chipirón, pero crujientes, como base a los chipirones. Auténtico placer de combinación de texturas y sabores.


Nos encantó.


1/2 La Paloma Tocat, también fuera de carta. Con setas y quinoa. Nos cambiaron los platos y la verdad es que lo agradecimos para poder disfrutar del plato. La paloma está muy suave, y con la quinoa y las setas, está genial. Platazo.


Casi sonando la bocina, muy llenos, nos animamos a probar un postre compartido. Aquí se nota la influencia asturiana con arroz con leche o tarta de queso azul en la carta. Pero nos decidimos por una Torrija con Helao de Almendra. Muy rica.


Con el café nos traen unos Bombones Caseros, también muy ricos.


Para beber, además del agua, pedimos un Bourgogne Chardonnay Thierry et Pascale Matrot 2014, vino que nos gustó mucho, a 21€ en carta. Mejora cuando baja un poco de temperatura y cuando respira un poco. Fue genial con todos los palos de la comida. Fresco, con toque a fruta y aguanta bien en boca.


Pagamos por todo 88,50€.

Quizá una tapa menos sería perfecta para poder disfrutar a gusto de los postres. Pero salimos encantaos del Triciclo. Sitio para repetir. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Tengo varias referencias del restaurante, y todas muy positivas. Muy bueno vuestro artículo. Por cierto, parece que lo que más os gustó fue el bonito con salmorejo, porque "voló" :-)

David López Castañón dijo...

jajajajaja, o no hice la foto o no la encuentro ... Ya veo que te diste cuenta XD

Vete y nos lo cuentas, espero que te guste.