Asador de Aranda

Dirección: Calle Jovellanos, 19 Oviedo / Uviéu


Recomendaciones: Lechazo y Cochinillo


Calidad: 3/5
Precio: 45€


Comentarios: El Asador de Aranda en un clásico de la cocina castellana en Uviéu. Tienen un local impresionante situado en pleno centro, una antigua casona del SXVII, esquina con Gascona, con un portón en la entrada que da acceso a su jardín principal.


En el jardín, una terraza cubierta para tomar algo al calor de su calefacción exterior. Una vez dentro de la casona, zona de barra para atender a la terraza, y un impresionante horno de barro que utilizan para todos los asados y es un lujazo poder ver en funcionamiento. Una maravilla.

Pasamos al comedor, impresionante decoración a piedra descubierta, vidrieras y madera antigua. Parece que retrocedes unos siglos y que vas a asistir a un banquete de Urraca la Asturiana, eso sí, esta vez con cubiertos.

Menú familiar para unas 18 personas. Raciones muy abundantes y una atención exquisita en todo momento.


Comenzamos la comida con una Ensalada de Aguacate, algo suave y refrescante para empezar.


Pudding de espárragos 2 salsas. Buena pieza, suave, ligera, pero con sabor. Y hasta aquí las concesiones "ligeras" que nos daba el menú.

Comienza lo bueno.


Morcilla de arroz de Burgos. No sé si sois amigos de la morcilla de arroz, en principio más "suave" que la morcilla que estamos acostumbrados a comer en Asturies. Pero ésta estaba especialmente alegre, y casi no nos dejó que la olvidáramos el resto de la comida. Estaba muy rica y además vino una buena ración.


Torreznos de Soria regados con miel y naranja. Uno de mis favoritos de la comida. Muy, muy ricos. Crujientes y con un toque dulce, genial contraste.


Como segundo plato había para elegir: Lechazo, Cochinillo o Bacalao. Como venían las raciones abundantes (salvo el bacalao que venía emplatao, el resto venía en fuentes de cerámica al centro de la mesa), probamos un poco de todo. Ganó por goleada el Lechazo.


Acompañados de patatas fritas y una ensalada.


Lechazo de Aranda de Duero con ensalada y patatas. Perfecto. Fue el triunfador para todos.


Cochinillo lechal de Segovia con ensalada y patatas. Rico, pero un punto por debajo del lechazo. Estaba más seco y la textura de la piel no estaba tan crujiente como debería.


El que menos nos gustó fue el Bacalao confitado sobre guiso de pisto. Estaba bastante soso y seco. Aunque con el pisto, mejor.


De postre, Hojaldre crujiente con crema pastelera. Muy bueno, gustó especialmente a los llambiones. El hojaldre y la crema perfectos.


Acabamos con unas Café acompañado de unas Rosquillas de la abuela. Además nos trajeron un Orujo anisao con Moscatel Casero.


Para beber, Septiembre, un ribera jóven tempranillo que no pasará a la historia.

Pagamos 45€ por persona. Menú completo, pelín caro para mi gusto, pero en general bastante bien. Además, el sitio es impresionante. 

2 comentarios:

luis dijo...

Tenéis puesta una dirección de Gijón.

David López Castañón dijo...

Se nos coló la dirección, Luis.
Ya está solucionao.
Gracies por avisar!