Llagar de Colloto - Ganadería Cabrero

Dirección: Calle Camino Real, 53 - Oviedo / Uviéu
Teléfono:  985 081 339



Recomendaciones: Carne de Buey


GANADERÍA CABRERO

Facebook: https://www.facebook.com/GanaderiaCabrero/


LLAGAR DE COLLOTO

Web: http://www.llagardecolloto.es/
Facebook: https://www.facebook.com/llagardecolloto/
Instagram: [@llagardecolloto] http://instagram.com/llagardecolloto


Comentarios: La última vez que visitamos El Llagar de Colloto fue en la presentación de la Carne Txogitxu y salimos con una sensación de envidia de un empresario vasco que compraba vaca vieja (entre ellas asturiana) y nos la vendía como la mejor carne del mundo. Envidia por su sentido del marketing y de defender la carne vasca como la mejor del mundo; y envidia por no saber hacer nosotros lo mismo.


Esta vez, año y medio después, volvimos para algo muy distinto. La Presentación de una Ganadería de Bueyes 100% asturianos. Hace casi 6 años, Jose Manuel Suárez, propietario de la ganadería, se hizo con 8 bueyes mezcla de raza Casina y Asturiana de los Valles. La mezcla de las dos razas tiene una razón, la raza Casina aporta una calidad suprema a la carne pero su tamaño impide -nos dice-, que sean viables económicamente, por lo que se cruzan con Asturiana de los Valles que aporta volumen al güe, al buey.


Ahora cuenta con 56 (más 3 que recientemente sacrificaron) y su idea es seguir ampliando hasta llegar a los 100, poco a poco. Conocemos algún ganadero más que cría bueyes asturianos (cruzados o no) y que los vende, pero ésta es la primera ganadería que lo hace a una escala mayor, y orientado a ofrecer la mejor carne posible en el restaurante.


Todos conocéis el bulo generalizado que existe con la carne de bueyes, y son famosas las escapadas de asturianos al Capricho de Lleón, o en nuestro caso al Grand Prix en Ávila. Ahora, por fin, podemos disfrutar de una carne de buey 100% real, y además, 100% raza autóctona asturiana. Por fin explotamos una de la mejor carne del mundo nosotros mismos.


Para presentarla en sociedad, Impact5 organizó un encuentro con medios que comenzó con una visita al práu donde viven a cuerpo de rey los bueyes. Ya conocéis Asturies, a 5 min de casi cualquier núcleo urbano te encuentras en medio de praos y tranquilidad. A menos de 10min de Uviéu y Cualloto viven tranquilamente los bueyes y pudimos ir a visitarlos.


Allí Jose Manuel nos contó que el buey al menos debe tener 5 años antes de sacrificarlo, y que suele caparlos a partir del año y medio para que no se "quede cabeza de vaca", aunque solamente es una mera cuestión estética. Comen entre 10 y 12 kilos de veza (forraje) al día, pueden alcanzar los 1300 kilos de los que solamente se pueden aprovechar una tercera parte y que, cómo no, no tiene ninguna subvención del Principado.


Tras posar para nosotros como si fueran modelos profesionales. Volvimos al Llagar de Colloto donde escuchamos al famoso dietista, nutricionista y biólogo asturiano Ramón de Cangas, que nos habló de las bondades de la carne roja y en especial de la de buey, desechando los falsos bulos que salieron en prensa hace poco. Necesaria 2 veces por semana, la carne de buey es perfecta para dietas de control de peso y dietas saludables debido a su alto contenido en grasas insaturadas, Vitaminas del grupo B y Minerales. Vamos, que si no la comemos más es por su alto precio y no por perjudicar la salud.


También contamos con la presencia de Ander Esarte, bicampeón de España del Campeonato de Parrilla y propietario del restaurante Txuleta de Donosti que se puso al mando de los fogones junto con el equipo del Llagar.


Iván Suárez, propietario del Llagar de Colloto nos comentó que compraron el 100% de la producción de la Ganadería Cabrero. Así que si queréis degustar auténtica carne de buey 100% asturiana ... ya sabéis dónde tenéis que ir. Aviso importante: la carne está disponible en carta, pero si queréis comer un chuletón debéis encargarlo antes para garantizar que esté en perfectas condiciones (la maduración óptima de la carne es de hasta 90 días). Además, nos comentaron que reservando un chuletón ofrecerán la posibilidad de ir a visitarlos en un coche desde el Llagar para que los podáis ver in situ. Un acierto.


Sentados a la mesa, comenzamos degustando Carpaccio de Buey con Lascas de Parmesano y Callos de Buey. Todo en el mismo plato. El carpaccio no necesita el parmesano, es muy tierno, y se deshace. A priori parece que va a tener un sabor mucho más intenso, pero tiende más a la elegancia. Muy rico.


Los callos perfectos. con un toque picante, pero no caen gordos. Empezábamos bien.


Seguimos con una Hamburguesa de Buey. Una señora hamburguesa enorme acompañada de Ahumado de Pría, patatas a la antigua, mostaza y ketchup casero con piquillos. Un espectáculo. Volvemos a lo de antes, esperaba mucha más intensidad en la carne y entra perfectamente. Sedosa y elegante. Muy rica.


Y el conjunto, para morir.



Comenzamos con "lo importante" (como si lo anterior no lo fuera). Punta Pierna, esa parte también llamada "falso solomillo" porque empieza donde acaba éste. Muy buena, carne con un sabor mucho más intenso y que entra sola en la boca.


Con la sal gorda justa por encima (aunque la apartamos para probar la carne sola) y en su punto perfecto.


Pero el acabose fue cuando nos trajeron la Parte Baja de la Chuleta. Espectacular. El cuchillo ni hizo falta, carne que se deshace en el plato y es como pura mantequilla en la boca. Supera ampliamente al trozo anterior (y era complicado) y nos quedamos todos maravillados ...


... tanto que repetimos.


Los espárragos y los pimientos que la acompañaban ni los probamos. No hacía falta.


Acabamos con el postre, casi lo rechazo debido a la fartura hasta que vi lo que era ... Tulipa de Helado de Turrón de Diego Verdú. Sin palabras.


Los precios no son baratos, Cecina (25€/kg), Callos (18€), Hamburguesa (18€), Chuletón Parte Baja (95€/kg), Parte Alta (110€/kg), Cabecera (90€/kg) y Solomillo de Buey (180€/kg), pero son precios a los que estáis acostumbrados si visitáis cualquier templo donde sirvan carne verdadera de buey. Os recuerdo que el chuletón se sirve por encargo.


¿El único pero de la comida? El Edulis Rioja que acompañó la comida, no por su falta de calidad, sino porque la presentación de un producto 100%asturiano pedía un vino 100% asturiano. Y no lo digo solo yo, lo dijo algún medio que vino de fuera a la presentación.

Esta vez sí que salimos del Llagar de Colloto llenos de orgullo. Por un ganadero que apuesta por innovar  y se la juega cuidando bueyes 5 años antes de venderlos y por un restaurante que apuesta por lograr la excelencia con la que dicen es una de las mejores carnes del mundo y que apenas está explotada. Esperemos que cunda el ejemplo, no solo con bueyes, también con vaca vieja asturiana y comencemos a sacar partido de toda la riqueza que tenemos.



0 comentarios: