Pasarela del Niemeyer

 

Dirección: C/ Llano Ponte, 4 - Avilés
Teléfono: 984 112 111


Web: http://pasarelaniemeyer.com/
Facebook: https://www.facebook.com/pasarelaniemeyer
Twitter: [@Rte_Pasarela] https://twitter.com/Rte_Pasarela


Calidad: 4/5
Precio: 75€


Comentarios: Desconocíamos completamente la dinámica de los restaurantes en los Menús de Nochevieja, así que 1 mes antes nos pusimos a buscar sitio donde cenar esa noche por Avilés. De las 8/10 opciones que encontré SIN COTILLÓN POSTERIOR, solamente 1 bajaba de los 70€.Y viendo los menús que ofrecían, sinceramente, ninguno superaba los 40-50€.


De todos, el menú que más nos convenció fue el de La Pasarela del Niemeyer, restaurante perteneciente al Hotel Palacio Valdés de recién reapertura. En pleno centro de Avilés y con vistas a al edificio del famoso arquitecto brasileño, se entra por una cristalera adyacente al hotel, con un acceso independiente al mismo.

Dentro zona de barra y cafetería, y en la zona de atrás dos comedores, que ese día estaban llenos. Buena decoración, mesas amplias y servicio muy atento durante toda la noche. En el menú nos gustaron unas cosas más que otras.


Comenzamos con un entrante fuera del menú, Palitos de Pan Casero con Salsa Alioli y Brava. El único problema es que los palos no crujían.


Comenzamos con una Crema de Marisco con Gyoza de Txangurro. Primero nos traen la gyoza en el centro del plato y nos la rellenan con una jarra con la crema de marisco. Muy rico, tanto la crema, como la gyoza con una textura perfecta.



Además, nos pareció una presentación muy original.


Seguimos con una Coca de Anchoas y Caviar de Aceite. Lleva tomate y una crema de pepino. Muy rico la parte que cubre la coca, la coca en sí ... no cruje. Supongo que son los problemas típicos de dar el mismo menú a tantas personas a la vez.


El pescado del menú fue Rubiel Confitado en Aceite de Naranja y Menta con Guiso de Quinoa y Langostinos. Buena pieza de Rubiel. La pena era que estaba pasado, y nos pasó en toda la mesa, pero mejoró mucho con el resto de la salsa.


La estrella sin duda fue el Solomillo al Foie con Salsa de Oporto y Setas. Otra buena ración para un solomillo que estuvo a la altura. Muy rico, la carne se deshace y la salsa está buenísima. Gran plato.


El postre fueron unos Profiteroles con Blinis de Turrón y Crema de Castañas. Estaban ricos, y se notaban caseros. El blinis (lo tuvimos que buscar) no era una mini torta como leímos, sino una base de un partel de turrón que estaba suave y complementó muy bien con los profiteroles.


Para beber durante la cena, Palacio de Bornos Verdejo "La Caprichosa" 2012. Verdejo sobre lías con un 90 de nota en la guía Peñín. Nos gustó.


El tinto era un Dominio de Bornos tinto. Un tempranillo con crianza. Rico. Además, Agua Borines.


Con las uvas nos trajeron Cava At Roca. Preguntamos por Sidra Brut y no tenían, sí que ofrecían El Gaitero. Vino espumosos ecológico del Penedés. Muy rico.

Posteriormente a las uvas, sin cargo extra, un DJ poniendo música, por lo que aprovechamos a tomarnos la primera copa en el local.

Nos hablaron bien del sitio, y vemos que ofrecen jornadas gastronómicas, además de un menú degustación. Habrá que pasar a probarlo porque es un sitio que apunta maneras. 

0 comentarios: