La Gota Fresca

Dirección: Av. Galicia, 18 - Oviedo / Uviéu
Teléfono: 984 397 145




Facebook: https://www.facebook.com/GotaFrescaOviedo/


Calidad: 4/5


Comentarios: Uno de los locales más guapos de la ciudad. Situado en plena Avenida de Galicia, o sea, una de las zonas vinateras de Uviéu. La Gota Fresca lleva menos de 1 año abierta pera ya está dando mucho que hablar. Al frente del proyecto está, Agustín Cabezudo, propietario además del Rdoble, situado casi al lao de La Gota Fresca, pero que ofrece una propuesta más desenfadada que se complementa perfectamente con éste.


Con una profunda reforma tras hacerse con el local, dispone de 2 plantas, pero 3 zonas bien diferenciadas. Zona de barra, con mesas altas para tomar algo o picar algo de comer. En la zona de atrás, un salón, donde puedes comer o sentarte a tomar algo. Además el primero de los reservados del local. Una zona con una mesa grande donde puede reservar un grupo de personas en la intimidad. Uno de los aciertos del local.


En el piso de arriba, otro salón abierto, con vistas a la zona de abajo, mucho más recogido y tranquilo donde poder comer tranquilamente. Y además, otro reservado, todavía más íntimo que nos encantó.


La propuesta de la carta va desde platos informales, siempre con un toque creativo, hasta los arroces o las carnes. La combinación te la haces tú, o platos para compartir o entrantes + plato. Inabarcable todo lo que ofrecen en una sola visita, y además todo parece muy apetecible.


Nos dejamos guiar por Agustín y tomamos un entrante y un arroz.


Comenzamos con un Aperitivo de la casa, Pan dulce con Jamón de Pato, Guacamole, Mayonesa y Brotes de Ajo. Me encantó el contraste del pan dulce con el jamón y el guacamole. Sencillo, pero muy rico. Perfecto para tomar en un bocado para empezar la comida.


De entrante, pedimos Blinis con Salmón marinado "en casa", aguacate y crema agria. Muy fresco, perfecto para refrescar (ya sabéis ahora que dicen que se acerca el buen tiempo), con una base blanda y un salmón que predomina sobre el resto. Muy bien con el vino blanco.


Como plato principal, una auténtica maravilla. Arroz con Bogavante. Impresionante. El arroz perfecto, en su punto, no hubo que esperar un poco a que se pusiera a tono. No, fue llegar y poder empezar a comer. Viene además con un poco de pisto. El bicho que lo acompañaba, hermoso, con buena plancha y a buena temperatura, sabroso y abierto a la mitad.


Ración amplia para dos personas, de la que no quedó nada. Está buenísimo.


De postre, y agonizando, compartimos un Crumble de Manzana con Helao de Turrón. Lleva manzana caramelizada como base del plato y un toque de canela.


Contrastes de texturas y sabores para un postre contundente, pero muy rico.


Buena carta de vinos, con presencia asturiana. Tomamos un Nibias N5. Esa maravilla asturiana que desaparece al poco de salir, con 1 año de crianza en barrica (es decir, no es un vino del año) y un toque a fruta y crítricos muy rico en boca. Se comportó perfectamente en toda la comida.

Gran acierto que un restaurante tan céntrico y con afluencia de turistas y público cercano al vino, apueste por bebida de calidad asturiana.


Quedamos pendientes de conocer más a fondo la carta, pero estamos ante un gran sitio, con una cocina a la altura de una decoración preciosa. Nos encantó La Gota Fresca.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Nosotas fuimos a celebrar un cumpleaños. Nps pusieron en el reservado de arriba. Todo muy bien, la comida, el servicio. Una cosa que no nos gustó tanta flor artificial fea que mataba la decoración

David López Castañón dijo...

Me alegro que os gustara. Gracies por comentar!!!