Casa Jamallo

Dirección: Bárzana - Quirós
Teléfono: 985 768 133



Precio: 15€


Comentarios: Casa Jamallo es uno de los templos de la cocina tradicional asturiana. Y está emplazado en Quirós, uno de los sitios más guapos de Asturies. Así que es un indispensable a visitar si vienes de visita, o no tienes la suerte de vivir en Quirós o cerca.


Quirós tiene innumerables sitios a visitar, pero esta vez nos fuimos a conocer el Teixu de Bermiego, pueblo situado a 7 kms de Bázana, capital del conceyu donde está situado Casa Jamallo.


El restaurante tiene 4 plantas. Es una casona antigua asturiana restaurada y muy cuidada. Decoración clásica en piedra y madera. Todo muy guapo y cuidado. Ese día el restaurante estaba cerrado al público por un evento, así que nos habilitaron un comedor más pequeño en la planta de abajo de la sidrería.

Sidrería por cierto, con una terraza debajo de una panera, preciosa. Genial para estar fuera tomando sidra.

Tenían un menú especial para las XIV Jornadas Gastronómicas de la Caza de Quirós. 25€. Comimos 9 personas, así que pedimos un poco de todo para probarlo todo. El único consenso que hubo en la mesa es que a todos nos gustó mucho todo, aunque cada uno tuvo su favorito.


Comenzamos con el Pote Quirosano. Pote asturiano con fabes, patates y verdura. Impecable. Perfecto. Una potada enorme al centro, con buen compangu casero.


Una de las especialidades de la casa, Pote de Castañes. Muy típico en Asturies. Cuando la faba y la patata escaseaban, siempre se usaba castaña. Más contundente, con un importante sabor dulce que contrasta con el resto del plato ... nos encantó. La textura de la castaña está perfecta. Un plato que huele y sabe a Asturies y que nos transporta a otras épocas. Maravilloso.


Imposible no repetir.


De segundo, Jabalí. Otro de los clásicos de la casa (y de la zona). Perfecto. Suave. Acompañao de patatas fritas y pimientos. Se deshace en la boca y no está nada bravo. Una maravilla.


La otra opción era Corzu. Sabor más intenso que el jabalí, a mí me gustó un poco más (aunque hubo división en la mesa). Otra preparación perfecta.También viene acompañado de patatas fritas y pimientos.

Casi no quedaba sitio. Pero nos tomamos el postre. Y no bajó el nivel de contundencia del plato. Postres fuertes, pero riquísimos.


Su famosa Tarta Garrucha, elaborada con avellanas, nueces y castañas. Base de miel, huevos y pasta quebrada. Postre contundente, pero impresionante. Nos encantó.


La otra opción eran unos Borrachinos. Azucar, pan, huevos y una base de vino tinto. No lo llegué a probar (ya no podía más), pero la pinta era tremenda.


Propusimos cambiar el Vino Tinto Rioja que nos pusieron por botellas de sidra, pero nos dijeron que no era posible. Así que bebimos el vino y agua. Es lo que falla en estos menús, que no exista opción de hacerlo con vino asturiano o cambiarlo por sidra.


Comida tradicional asturiana de 10. Por 25€. Uno de los templos de nuestra gastronomía en medio del paraíso. Merece mucho la pena visitarlo. 

0 comentarios: