Bistrot Gulli

Dirección: 120, Sitio de Santa Susana - Aljezur - Portugal
Teléfono: +351 282 994 344



Recomendaciones: Pizza



Calidad: 3/5
Precio: 20€



Comentarios: De vacaciones por la zona del Algarve, visitamos un nuevo local "de moda", un "bistrot" situado en medio de la carretera a unos pocos kilómetros de Aljezur.

Es una casa de planta baja, con decoración moderna y cuidada, en maderas y tonos claros. Zona interior de comedor y gran terraza exterior que hace las delicias de las noches de verano.

A pesar de su ubicación, está a reventar en verano, así que si queréis ir, aunque sea entre semana, reservad.

Según leímos, se definen como "cocina mediterránea bistró". Bueno, dejémoslo en una pizzería italiana a precios muy baratos. La carta es bastante simple y se centra en pizzas y productos italianos, todo muy fresco. Y poco más.

Nos sentamos en una mesa -reservada previamente- en la terraza exterior. Más bullicio, pero también a una temperatura más agradable, que dentro hacía demasiado calor.


Nos ponen el típico aperitivo portugués que solo te cobran si lo comes, aunque mejor presentado que en la media de locales. Aceitunas negras, mantequilla con ajo y pan en rebanadas. Rico.


Pedimos de entrante un Carpaccio Alle Fragole. Con emulsión balsámica de fresa y naranja, pétalos de Parmesano y mousse de setas frescas en perfume de trufa blanca. Es realidad es un conglomerao de salsa rosa, vinagre de módena, crujientes de cebolla con una mousse de queso fresco. Guapa presentación pero plato completamente fallido.


Compartimos una Pizza Rusticana, con bacon ahumado, setas, tomates, cebolla y orégano. La pizza está muy rica, con masa casera, y buenos ingredientes.


Además de buen tamaño, y a un precio impresionante.


De postre, pedimos un Petit Gateau GB, un coulant con toques de naranja. Rico, nos gustó.


Para beber, probamos un vino tinto Portugués Carm Reserva 2012. Lo más caro con diferencia de la cena (22,30€ la botella). No nos dio más. Vino potente, que entra dulce y acaba demasiado alcohólico. Tampoco mejora demasiado con el tiempo.


Sin cafés, pagamos 50,70€. Con un vino de 22, ya veis que el precio es realmente bueno. No os esperéis cocina creativa ni nada por el estilo. Manteles de papel, decoración guapa y ambiente "guiri" para un sitio normal donde no vas a pagar mucho.

0 comentarios: