El Cabanón: Cata de Whiskys Maxxium

Dirección: C/Estación, 19-21. Avilés
Teléfono: 678 774 336



Facebook: https://www.facebook.com/Cerveceria-el-Cabanon
Twitter: [@CERVECERIACABAN] https://twitter.com/cerveceriacaban



El Cabanón no solo es una de las mejores cervecerías en Asturies, sino que también es uno de los locales que más cuida el whisky. Por lo menos una vez al año organiza una cata de whisky donde invita a los parroquianos más especializados para formarse y probar productos nuevos.


En esta ocasión, contamos con la presencia de Juan J. García, responsable de la zona norte de Maxxium España, distribuidora de bebidas premium y de alguno de los mejores whiskys que hay en el mercao ahora mismo. Ya coincidimos con él en la Cena Maridaje con Whisky Japonés en la Leyenda del Gallo que os contamos aquí.


Juan nos trajo una selección de sus mejores whiskys, pero con distintas propiedades para que probáramos procedencias y variedades; y además los fuéramos maridando con distintos productos. Después de cenar con whisky en La Leyenda del Gallo, y que nos gustara tanto, estábamos abiertos a cualquier propuesta y la verdad es que ... fue todo un acierto.


Después de una pequeña introducción comenzamos probando uno de los whiskys de moda, Hibiki, de la casa Suntori. Whisky japonés del que ya os hablamos en alguna ocasión, y que destaca por su elegancia. Es un whisky perfecto para iniciar en el whisky a no iniciados, con un sabor más asequible. Paradojicamente, es  más alcohólico que un whisky normal (43º).


Un blend japonés, por tanto, mezcla de malta y grano. Whisky que tiene mínimo 12 años, y que viene presentado en una botella muy elegante con 24 aristas que representan las 24 estaciones del calendario lunar japonés. Etiqueta pegada a mano, para una botella que ronda los 80€ en el mercado. Es el más caro de todos los whiskys que probamos.


En nariz notas de cítricos, con un toque de romero (eso dicen) y en boca entra suave pero tiene una sabor muy largo.


Un maridaje perfecto para el whisky es el queso. Así que tiramos de la casa, hablamos con Aitor Luis Vega, y presentamos dos quesos asturianos. El primero de ellos fue Cueva de Llonín. queso de pasta blanda de Peñamellera, suave, de textura fascinante y buenísimo. Tiene un recuerdo al Camembert, de ahí que lo llamen el cameembert asturiano. Muy bueno.


Seguimos con nuestro Whisky favorito de la noche. Un whisky bastante desconocido, con una relación calidad-precio estupenda y, a nuestro entender, superior a otros whiskys escoceses con más renombre. Highland Park. Estamos en Escocia, en las Highland Parks, whiskys robustos, intensos y con un toque especiado; y además, en este caso, ahumado. En nariz y en boca.


Como nuestro embutido, en aquella zona la malta se seca quemando la turba, carbón vegetal de la zona, que calienta poco pero que produce mucho humo. De ahí que ese ahumado sea característico de la zona. Color mucho más brillante que el Hibiki, en nariz y en boca el ahumado, y con un final perfecto. Mismos dueños que Macallan, y más barato que un Macallan 12 años. Y para nosotros, mejor.


Con este whisky, el segundo queso asturiano. Varé de Cabra leche cruda, otra maravilla asturiana de Varé (Sieru), primer queso ecológico de Asturies y que es toda una delicia en la boca. Uno de mis favoritos.


Otro viejo conocido, Whisky Laphroaig (el que tenemos ahora mismo en casa). Otro whisky ahumado de las Highlands, pero bastante más intenso que el anterior. La única destilería que corta la turba a mano para proteger la Isla de Islay, donde por cierto, te dan en propiedad un "pie cuadrado" por cada botella que compres si te registras via web.


Whisky mucho más intenso que el anterior, más "difícil" de beber, o te gusta o lo odias. No hay término medio.


Una de las sorpresas de la noche fue el maridaje con este whisky. Se necesitaba algo contundente, y Pablo nos propuso una Albóndiga con Patatinos cocinada por Jose Manuel Sierra, propietario de La Calenda, uno de nuestros locales favoritos de Avilés. La combinación fue perfecta, y la albóndiga, junto con el whisky estaba riquísima.


Acabamos con un postre, y qué mejor que un bourbon americano. El único que no conocía. Maker's Mark. Una destilería pequeña de Kentucky, que produce lotes muy pequeños para asegurar la calidad del producto. Un bourbon dulzón, que va genial con los postres y que tiene 45º. Muy peligroso, porque entra solo.


Para acompañarlo, 3 creaciones artesanas caseras que nos encantaron.
Bombón de Chocolate y Toffe, con Crocante de Cacahuetes. Bombón de Trufa con Vainilla y Bombón de Regaliza Negro.


Impresionante espectáculo que combinó perfectamente con el Bourbon.


Y todo por 10€. Conocer. Probar. Aprender y Disfrutar. El Cabanón tiene mucho de sentimental para nosotros, pero nadie duda que se lo ganan a pulso con su clientela.

0 comentarios: