Casa Gerardo

Dirección: Priendes - Carreño
Teléfono: 985 887 797



Recomendaciones: Menú Degustación


Web: http://www.restaurantecasagerardo.es/
Facebook: https://www.facebook.com/marcos.moran.casagerardo/
Twitter [@casa_gerardo]: https://twitter.com/casa_gerardo
Twitter [@marcosmoran]: https://www.instagram.com/marcosmoran/


Calidad: 5/5
Precio: 125€


Comentarios: Poca presentación necesita Casa Gerardo, uno de nuestros más restaurantes más conocidos, y Estrella Michelín de continuo desde hace más de 25 años. Famoso por su Fabada y por su Arroz con Leche, sin duda excepcionales, nosotros quisimos ir un paso más allá y probar su Menú más arriesgado, que hace poco se redujo de 25 a 15 platos.


Casona asturiana de piedra completamente reformada en plena carretera antigua de Xixón a Avilés, Casa Gerardo la ocupa la cuarta y quinta generación de cocineros en la familia. Pedro y Marcos, padre e hijo.

En la parte de abajo, un hall con recepción en la entrada donde se recibe a los clientes. En el comedor principal, 5 o 6 mesas, y tras subir al piso de arriba, dos más íntimas con vistas a todo el salón y a la cocina. Fue un puntazo poder comer el menú degustación viendo el trasiego de la cocina preparando cada plato. Una experiencia muy recomendable.


Tras el menú, Daniel González, su sumiller, nos enseñó muy amablemente todo el local. Además del salón principal, y de una cocina espectacular enorme, cuentan con otro dos comedores en el piso de arriba y varios salones privados (incluso uno con una cristalera que da a la cocina, para grupos pequeños y al mismo precio) para reuniones o eventos más íntimos.


Como veis es un local enorme, con una inversión increíble, que mantiene la esencia de casona asturiana.


Como os dije, pedimos el Menú Degustación largo, Menú Contemporáneo. 15 platos.


Comenzamos con el aperitivo. Sopa de Melón. Refrescante y para limpiar la boca nada más empezar.


El siguiente conjunto de aperitivos fue una muestra para tomar de un bocao. Consistió en, un Tartar de Salmón en Cogollo, rico aunque más "normal".


Un Tomate Natural de la Huerta. Buenísimo, de los que saben de verdad. Viene con una base de aceite que voló con el pan.


Mantequilla casera. 



Nido con Crema de Jamón y Frutos Secos. Crujiente y para tomar de un bocao. Muy rico.


Bombón de Foie. Otro clásico, pero muy rico.

Comenzamos con el menú en sí.


Ostra con Jugo Ahumado, Aceituna y Vermú. Presentación de 10, llena de contrastes de texturas y colores. Nos recomiendan comerla de izquierda a derecha, comenzando por la Hoja de Ostra, una hoja que tiene un ligero regusto a Ostra, para después acabar con la intensidad de la ostra natural en la boca. Muy rico.


Como Laura y las ostras no se llevan bien, se lo sustituyeron por unas Almejas a la Plancha. Muy grandes, aunque con demasiado regusto a ajo.



Caviar y Tuétano. Adevertencia: sabe mucho a tuétano. Si te da cosa o no te gusta, avisa con anterioridad que te cambian el plato. A mí me gustó la combinación, según entra en boca, te sabe todo a tuétano, pero al final te queda un regusto a caviar. Pero es un plato "no apto para todos los públicos".


Bonito con Sopa Cítrica. Maravilloso bonito en una especie de ceviche con cítricos. El bonito buenísimo, la combinación con el cítrico, también. Pero el jengibre lo inundaba todo. De todos modos, muy rico.


Sardina, Pan y Tomate. Aquí la cosa ya se empezó a poner muy seria. Excepcional plato. Un lomo de sardina a baja temperatura, con tomate concentrao y un toque de Bloody Mary. Genial.


Quisquillas, Pistacho y Pepino. Otro plato excepcional. Con una presentación de 10. Colores y contrastes. Tiene un toque picante al final que sorprende y la crema de pistacho está buenísima.


Cogollo a la Crema. Baja un poco el nivel de los 2 platos anteriores. Mezcla de cogollo cocido, con aguacate y pistachos. Rico.


Con El Mar de la Dehesa recuperamos el nivel de nuevo. Bovagante del Cantábrico, zamburiña y un caldo de jamón para morirse. Genial combinación del bogavante con el caldo de jamón ibérico. Viene acompañado además de unos Tirabeques de Soja. Platazo.


Otro plato increíble, Salmonete y Puerro. Genial el salmonete con la crema de puerros. El salmonete está hecho a baja temperatura (si es bueno, está bueno como lo hagas). Lleva un toque picante con ketchup de Chili y una crema de hígado del propio salmonete. Todo perfecto.


Jugo de Callos, el mismo juego a descolocarnos que con El Mar de la Dehesa, pero esta vez con dados de Melón, Cebolla y dados de Chochinillo, pero con jugo de Callos. Y es increíble. Genial el contraste. Otro platazo.


Acabamos con su plato estrella, la Fabada.  Suave, muy rica de sabor y con mucha calidad de la faba. El compangu viene aparte y es de los buenos. Nada que añadir a un plato redondo que les da mucha fama.


Comenzamos con los postres, ya a punto de agonizar.


Pomelo y Nuez. Un postre cítrico y refrescante como transición entre sus dos platos estrella. Cumple el objetivo perfectamente.


Y acabamos con su famosa Arroz con Leche. Y es ... perfecta. Mira que probamos arroces, pero éste es de los buenos. Viene requemao.


Para beber, pedimos Sidra Brut Nature Reserva EM. Tienen una carta de vinos increíble, pero en una de la zonas más concurridas para que después te paren a soplar, preferimos no arriesgarnos y tomarnos una sidra que va genial con todo, incluso con la fabada.


Con los cafés, nos ofrecen un vino dulce, preguntamos por Sidra de Hielo y nos traen 1898, la nueva Sidra de Hielo de El Gaitero. Sorprende para muy bien. Color a sidra, olor a sidra y sabor de manzana asada concentrada en 9% de alcohol (un poco menos de lo habitual). Y no empalaga. Muy buena. Todo un acierto sorprender a los clientes no habituados a estos productos con una copa de sidra de hielo.


Además, Daniel nos trajo a probar Sitta Pereiras 2015, un semidulce de albariño que está muy bueno. La pena es que lo probamos después de la Sidra de hielo y no lo pudimos probar en toda su magnitud. Entra dulce, pero tiene acidez y con final seco.

Con cafés, pagamos 252€.


Las sensaciones del Menú es que fue de menos a más. Es muy arriesgado acabar un menú degustación con una Fabada Asturiana, y solo por esa rotura de esquemas, tienen toda mi admiración. Les preguntamos el por qué de mantener la Fabada y el Arroz con Leche en ambos menús y nos respondieron que obedece a la demanda. Son sus platos "estrella", están orgullosos de ello y así lo defienden.


¿A mejorar? Sin duda la presencia de cerveza. Entendemos que el público de Casa Gerardo es más clásico y casi siempre preferirá una botella de vino. Pero vimos varias mesas tomarse una caña con los aperitivos y que la única opción sea Mahou, en uno de los mejores restaurantes del norte de la península, es algo a mejorar. 

1 comentarios:

Toni dijo...

No me llama nada...