Ferroviario: Cata de Quesos de Aitor Luis Vega con Vinos Piérola


Dirección: Gascona 5 - Oviedo / Uviéu
Teléfono: 985 225 215



Facebook: https://www.facebook.com/elferroviario/
Instagram: [@el.ferroviario] https://instagram.com/el.ferroviario


Comentarios: 18 quesos, 6 vinos y unas 60 personas en una sala. Este es el resumen de la locura que organizaron en el Ferroviario, con la presentación incluida de un queso que va a dar mucho que hablar. Y sorprendentemente, fue todo un éxito. Organización de 10, atención de primera y ambiente didáctico e informal donde quesos y vinos convivieron en territorio sidrero.


La cata estuvo dirigida por Aitor Luis Vega y Oscar Rubio, por la parte quesera. Viejos conocidos y admirados de Les Fartures. Y del grupo Piérola recibimos la visita de Cosme Sauca y Sergio Santorum.


Piérola lleva elaborando vinos en la rioja alavesa desde 1966, en Moreda (no confundir con Morea d'Ayer 😁), con uvas que se abastecen solamente de la zona al 50% entre propias y ajenas.


Comenzamos con su Fernández de Piérola Tempranillo Blanco, vino perfecto para empezar, fresco y joven; pero que no aguantó la primera embestida de los quesos.


Una de las sorpresas de la noche fue un excepcional Requesón con Miel de La Saregana. Con cuchara, suave y con un toque a miel. Buenísimo. Comercializan además mantequilla y yogures, que si podéis, probadlos (Los yogures suele tenerlos el Abrelatas).


Pría 3 Leches Blanco. Elaborado a partir de leche pasteurizada de vaca, a la que se añaden nata de oveja y de cabra. Esto le da un sabor importante a nata, con una textura genial. Suave y rico.


Mahón Semi. De leche cruda de vaca. Curación de 2 meses y con un importante toque salado. Fue donde más se notó que se necesitaba un vino más potente.


Cambiamos a uno de los favoritos de la noche. Fernández de Piérola Viura. La Viura o Macabeo es una uva que poco a poco van recuperando y que cayó en desuso debido a su poca intensidad aromática. En cambio, es una uva que envejece muy bien en barrica, y que se cría sobre sus lías durante 6 meses Muy rico.


Llegado a este punto, Aitor presentó a Pascual Fernández, de Quesos Rey Silo, que nos habló de sus quesería y nos presentó su nuevo queso Rey Silo con Magaya.


Su primer queso fue un Besos de Rey Silo. Espectacular Afuega'l Pitu con leche cruda de vaca, con 15-20 días de maduración. Pequeño, muy pequeño, con una textura y un sabor maravillosos.


Seguimos con su Rey Silo Blanco, igual que Besos, pero más grande y con unos días más de maduración. Unos 20-30. Menos cremoso, y más compacto. También crece en intensidad. Muy bueno, aunque yo soy un enamorao del Besos.


Y por último, nos presentaron su última creación, Mássimo de Rey Silo con Magaya. Para los no conocedores de la cultura de la sidra, la magaya es el residuo que queda de mayar (prensar) la manzana para obtener la sidra dulce. Ese residuo se aprovecha y se mezcla con la alimentación del ganado debido a su alto valor nutritivo. En este caso, se elabora como base un Rey Silo, y se deja madurar durante 7 meses. Los últimos 28 días se mezcla con la magaya, que "contamina" el queso, le da un toque ácido y aporta una corteza con hongo que es comestible. De hecho, lo probamos sin y con corteza, y a mí me gustó más con ella. Gran queso, apostando por lo asturiano, y uniendo dos mundos muy parecidos: queso y sidra.


Cambiamos de un vino, al último blanco. Un semidulce, Bs. 75% viura y 25% malvasía. Se corta la fermentación para que no sea tan dulce, aunque los toques a melocotón ganan claramente.


Montagnolo. Un queso azul y cremoso alemán (aunque no lo parezca por el nombre). Muy asequible y perfecto para iniciarse en el mundo de los quesos azules. Otra corteza para morirse.


Volvimos a casa, a Les Regueres. A probar el espectacular Origen de Lazana. Queso de leche cruda de vaca. Mantecoso, de sabor intenso, un toque a avellana y para comerlo todo, incluso la corteza. Buenísimo.


Moncedillo Rojo. Leche cruda de oveja y cuajo natural de cordero, de Segovia. Un queso cremoso con pocas semanas de maduración y cuya corteza está bañada con pimentón dulce de la Vera, lo que le da un toque ahumado muy interesante. Muy rico.


Nos pasamos a los tintos, con su tinto "básico". 8m. Un 100% tempranillo joven elaboradora en depósitos de acero.


Ovín de Cabra. De Nava. Hecho con leche pasteurizada de cabra. Los quesos ya se ponen más intensos y piden a gritos cambiar el vino blanco por el tinto.


Pesebre Viejo. Un manchego de Cuenca buenísimo, de leche cruda de oveja, y con 14 meses de maduración.


Varé de Vaca Leche Cruda Ecológico, otra maravilla asturiana de Varé (Sieru), primer queso ecológico de Asturies y que es toda una delicia en la boca. Uno de mis favoritos. Tiene proteína cristalizada, que le da un toque crujiente fascinante.


Cambiamos al Fernández de Piérola Crianza. Su vino más conocido. 18 meses en barricas de roble francés y americano, entra perfectamente y deja un toque a vainilla muy rico.


Ya comenzábamos a agonizar, pero todavía nos quedaban dos tandas de quesos y otro vino por probar ... Gouda Brabander L'Amusse. Queso holandés con 1 año de maduración. En esos 12 meses consigue crear unos mini cristales de proteína que le dan una textura y un sabor increíbles.


Para la presentación del siguiente queso, contamos con Tom, comercial de la quesería Quicke's, que en un perfecto castellano nos explicó la elaboración de su queso Cheddar.


Nada que ver con el que suele acompañar ciertas hamburguesas (?) de grandes cadenas de comida rápida. Muy bueno.


Gouda Trufado Boerenkass. Queso holandés con 12 meses de maduración, de leche cruda de vaca y a la que le añaden trufa, que le da un importante sabor y olor. Una maravilla.


Acabamos los vinos con su joya de la corona, Fernández de Piérola Reserva. Sin duda, el mejor de la noche. Entra muy buen y aguanta en la boca. Viñedos viejos de la zona, y 24 meses en barrica americana y francesa. Además tiene muy buena rcp en el mercado.


Acabamos con un Moluengo, acompañado de un pan de algas. Tiene el plus que el afinador saca este quesos en su punto óptimo de venta, en vez de sacarlo en cuanto cumple las condiciones legales para ello. Queso de Albacete, de cabra. Lleva una pajilla en el centro para que compacte bien, y alrededor una corteza con ceniza vegetal que también se come. Muy rico.


Peñoceo, el nuevo queso azul de cabra de La Peral. Muy bueno.


Roquefort Papillon. Este queso ya no necesita ninguna presentación, queso azul francés de leche de oveja. Perfecto colofón para finalizar una gran cata.

Más completa imposible. Gran cata de El Ferroviario. Genial compañía y muy buen producto. 

0 comentarios: