Un Viaje por el Mundo - Aitor Luis Vega


Vuelven los eventos de No te Quedes sin Comerlo ni Beberlo, el programa gastronómico asturiano que podéis ver los domingos en Canal 10 o vía Youtube.


El anterior evento que organizaron fue en La Gran Vetusta y esta vez nos convocaron en el Club de Tenis de Oviedo/Uviéu. 


Y qué mejor que hacerlo de otro gran conocido (y admirado) de este blog. Aitor Luis Vega y su equipo. Aitor nos propuso un viaje por el mundo a través de 15 grandes quesos. 


Regado además con los famosos vinos de Valduero, que estuvieron a una gran altura a lo largo de toda la noche. 


Comenzamos con Viadero, el blanco 100% albillo de Valduero. Un joven blanco con toques claramente tropicales. Refresca con un poco de acidez al final y fue perfecto para empezar. 


Comenzamos en casa, Cueva de Llonin. Queso de pasta blanda de Peñamellera, suave, de textura fascinante y buenísimo. Uno de los favoritos de la noche. Tiene un recuerdo al Camembert, de ahí que lo llamen el camembert asturiano.Muy bueno. 


Luna Nueva. De Elvira García, uno de nuestros favoritos, de Cuenca, que ya os comentamos aquí. Leche cruda de cabra con dos meses de afinación. Sigue teniendo esa textura, pero un sabor mucho más ácido. Buenísimo.


Tomme de Brebis. Un Roquefort de leche cruda de oveja. Cremoso y con un toque ahumao. Entra solo y está buenísimo. 


Cambiamos al Valduero Crianza 2015. Elegido mejor vino con crianza 2015 en España. Un crianza con aires de reserva. Muy rico. 


Continuamos con un Montagnolo. Un queso azul y cremoso alemán (aunque no lo parezca por el nombre). Muy asequible y perfecto para iniciarse en el mundo de los quesos azules. Tiene una corteza para morirse y un ligero toque picante. Queso de leche de cabra pasteurizada. 

Maxorata. Uno de los favoritos de la noche. Solamente elaboran 5 quesos al día y es dificilísimo de conseguir (los portes en las islas tampoco ayudan). De Fuerteventura. Corteza con pimentón dulce. 


El Pesebre. Un manchego de Cuenca buenísimo, de leche cruda de oveja. Lo cubre con aceite y miel durante sus 10 meses de maduración y eso hace que la corteza tenga un puntazo de sabor genial.


Valduero Una Cepa. De cada cepa sale solo una botella de vino, cuando lo habitual es que salgan el doble. Es un Crianza, pero con 18 meses en barrica y 12 en botella, así que podría pasar por un reserva. Un vino con un toque láctico y está muy bueno. Tempranillo. Mejor que el anterior. 


Morbier. A partir del sobrante de leche de hacer el Comté, se elabora otro quesazo de Leche Cruda de Vaca que está entre los más vendidos en Francia. Cubren su corteza con ceniza. Buenísimo.


Le Fleuret. Leche pasteurizada de cabra, de pasta blanda, elaborado en Francia y que comercializa Reny Picot en Asturies. Un queso que cuanto más va madurando, más cremoso se va volviendo, de hecho, casi es para comer con cuchara.


Roncal. Primero queso de España en conseguir una Denominación de Origen, allá por 1981. Queso de Navarra, con receta familiar que se pasa de padres a hijos. De leche cruda de oveja.Parece un manchego, pero no lo es, es mucho más dulce y tiene un ligero toque picante.


Valduero Reserva 2011. Vinazo. 30 meses en barrica y 18 en botella. Elegante, un punto salino ... está increíble. Tiene un punto alcohólico, aunque en ningún momento pierde la elegancia. 


Dziugas. Queso de leche pasteurizada de vaca. De Lituania. Un queso con proteínas que le da un toque crujiente con cristales que nos encanta. 12 meses de maduración. 


Los Beyos de Vaca Leche Cruda. Queso de la zona de Amieva,de leche de vaca. Suave aunque con un toque ácido, con una fascinante combinación entre la textura de la corteza y del interior.


Pecorino Moliterno al Tartufo. Queso italiano de Leche Pasteurizada de Oveja al que le echan trufa, con un sabor muy, muy particular. Quizás más para un trozo que para consumir grandes dosis, y perfecto para conjugar en una tabla de quesos y contrastar sabores. Muy interesante ver las vetas de trufa negra en el queso.


Nos cambiamos de bodega de la mano de La Cuevona. Moscatel Gran Mañán. Vino dulce de Alicante que no enamoró. Sobre todo después del Reserva.

Lo acompañamos de la última tanda de quesos, Peñoceo, el nuevo queso azul de cabra de La Peral. Aquí se nota el talento de Aitor, ya que le aporta al queso 2 meses de maduración extra en su almacén para venderlo cuando considera que es su punto óptimo. Buenísimo.


Roquefort Papillon. Este queso ya no necesita ninguna presentación, queso azul francés de leche de oveja.


Y la joya de la corona. Teyedu de Papa Bada. El mejor Cabrales. Increíble. Perfecto colofón para finalizar una gran cata.


Como regalo extra, La Porteña nos trajo unos alfajores argentinos, pero hechos caseros por ellos que estaban muy ricos.



Como veis no falto de nada. Increíbles quesos, con una bodega como Valduero con unos vinos maravillosos y extras que estuvieron a la altura. Como siempre, organización de 10. 

0 comentarios: