Quince Nudos



Dirección: C/ Avelina Cerra, 6, 33560. Ribeseya
Teléfono: 984 112 073 / 673 382 587




Recomendaciones: Arroces
http://www.restaurantequincenudos.com/



Calidad: 4/5



Precio: 40€



Comentarios: Teníamos muchas ganas de visitar el Quince Nudos, por lo bien que nos hablaron de él. Así que el domingo nos fuimos a Ribeseya a conocer el local de Bruno M. Lombán. Nos indicaron que el local está en obras, así que trasladaron temporalmente su sede a la zona de la cafetería del Museu de Tito Bustillo. En el piso primero, con unas vistas sobre el Seya espectaculares. Repito, espectaculares. Es una pasada comer ahí. Quedamos pendientes de conocer el local después de la reforma.



Pasamos diréctamente a la comida ... nos traen como aperitivo unas Croquetas de Compangu. La fama de las croquetas precedía al lugar, sobre todo por la textura crujiente, y no decepcionaron. Nos encantó ese contraste entre el crujiente de la corteza y la suavidad del interior, con un sabor a compango sutil. Empezamos bien.

Pedimos dos entrantes, y aqui vino la parte que nos gustó menos de la comida. Pedimos Navajas con Toque Ahumado y Vinagreta de Pimientos. Muy buenas. Muy original el toque ahumao y por supuesto la vinagreta de pimientos. Nos encantaron. Pedimos también de entrante los Chipirones al Punto, Puerro, Tomate Seco y Cebolletas. Un pelín salaos, pero muy buenos.



Decimos que fue lo que menos nos gustó de la carta porque cada entrante venía exáctamente con 4 unidades, 4 navajas y 4 chipirones. Nos pareció excaso para el precio de los mismos. Aunque sobre la ejecución no tenemos nada que decir, realmente buena.

Como plato principal pedimos un arroz. Había pescao y carne, pero la especialidad del Quince Nudos es el arroz, y hay tantas especialidades que nos quedamos con gana de probar más. Al final, nos decantamos por el Arroz Meloso con Carrilleras de Ibérico y Trufa. Nos traen una paellera mediana con la que -sinceramente-, pensaba que no íbamos a poder, pero pudimos ... nos quedó apenas nada y es que estaba muy bueno. Nos recomendaron dejarlo reposar 3 min y es cierto que el grano mejoró, es más, en la segunda tanda estaba todavía mejor.
Buenos trozos de carrillera y el punto de la trufa ... yo no lo noté.



Estabamos realmente llenos, pero había que probar por lo menos un postre. Nos recomendaron el Requesón de Abredo con Sopa de Fresas Especiadas. Buenísimo. Textura perfecta y combinación maravillosa con la sopa ... una gozada de postre.

Para beber tomamos un Treixadura Quinta do Avelino. Bien, demasiado dulzón, pero bueno, es un Treixadura, lo normal. Tienen sidras espumosas asturianas y vino de Cangas, tanto blanco como tinto. La carta de vinos es buena y variada.


Con agua Borines (menos mal, un sitio con agua asturiana!), cafés y chupitos invitaos, pagamos 82.60€.
Además aceptan Tickets Restaurant. 

2 comentarios:

Francisco Miranda dijo...

Hay que tener en cuenta que la carta de vinos la tienen algo carilla.

David López Castañón dijo...

Ahora que lo dices ... tienes razón.
Comprar en el Llagar de Angelón su Brut Nature por 5,50€ y que después te cobren en un restaurante 17,85€ es un robo.