Cabo Vidio

Dirección: Salida 438 de A-8, dirección Valdréu - Cudillero / Cuideiru
Teléfono: 985 596 112



Recomendaciones: Pescao


http://cabovidio.com/restaurante-cabo-vidio/
https://es-es.facebook.com/hotelrestaurantecabovidio


Calidad: 4/5
Precio: 40€


Comentarios: Teníamos muchísimas ganas de conocer el Restaurante Cabo Vidio. Siempre nos hablaron maravillas de él y además las fotos que veíamos nos indicaban que el sitio era precioso. Y no se equivocaron en nada.

Indispensable ir al Cabo Vidio, pero al de verdad, antes o después de comer o cenar en el Restaurante Cabo Vidio. Uno de los lugares más impresionantes de Asturies.

Cabo Vidio es, además de restaurante, un pequeño hotel rural, con una pintaza de habitaciones increíbles. Para ir al restaurante es recomendable reservar, ya que no tiene muchas mesas y suele estar lleno.


Comimos dos personas. En una mesa pegada a la cristalera, que da paso a un jardín con una zona para tomarse algo tranquilamente, un pequeño paraíso. El restaurante es precioso, decorao en madera, con aire "vintage" y con muchos detalles muy cuidados. Además, el trato es familiar, lo que siempre se agradece.

Mientras nos decidíamos con la carta y las recomendaciones del día (el pescao varía según la oferta del día, todo es fresquísimo), nos trajeron de aperitivo un Mousse de Mantequilla de Anchoas, muy suave, con un pan riquísimo.

Al poco, como segundo entrante, un Gazpacho con Aceite, rico y refrescante.


Empezábamos bien. Jairo López, chef y propietario del restaurante, vino a la mesa a recomendarnos platos fuera de carta y a decirnos que sí o sí teníamos que tomarnos el Sargu. Imposible no hacerle caso.

El Sargu lo compartíamos entre dos, así que pedimos dos entrantes, Ensalada de Verduras, con pimiento rojo, pimiento verde confitao, cebolla, lomos de sardina, tomate cherry y varias especias. Genial combinación de colores y sabores. Fresca y muy ricos los lomos de sardina.

Seguimos con un Pulpu del Pedreru a la Brasa, con patata y vinagreta de escalibadas. Textura perfecta, en su punto. Y una ración enorme. Muy, muy rico.


Y ya para acabar, bastante fartucos, nos traen el Sargu a la Espalda, emplatao. Una parte sin espinas y otra con ellas (que echamos a suertes, por supuesto). Ración enorme, para un producto muy fresco y con muy buen sabor. El Sargu a mí me resulta un poco insípido en general, pero éste estaba buenísimo.


Acabamos con una Tarta de Quesu Casera, casi a regañadientes y porque nos dijeron que no nos podíamos ir sin probarla, porque estábamos llenos. Y mereció la pena. Muy rica.

Para beber, un par de copas de Albariño Etra y Agua de Borines. La única referencia a bebida asturiana es la Sidra de Xelu Panizales.


Cafés y chupitos de la casa invitaos.

Pagamos 79€.

Una maravilla de sitio, con una decoración preciosa, un producto difícilmente mejorable, basándose en la tradición pero con un toque de aire moderno.

0 comentarios: