Restaurante Abrelatas: Casa de Quesos con Aitor Luis Vega y Sidra Viuda de Angelón

RESTAURANTE ABRELATAS

Dirección: Ería del Hospital, 5 - La Pola Sieru

EXCLUSIVAS VEGA

Dirección: Daniel Moyano, 4, La Corredoria - Uvieu / Oviedo
Teléfono: 630 476 475

Web: http://www.exclusivasluisvega.com/
Facebook: https://www.facebook.com/aitorluisvega
Twitter: [@AitorLuisVega] https://twitter.com/AitorLuisVega
Instagram: [@avigil1978] http://instagram.com/avigil1978


LLAGAR SIDRA VIUDA DE ANGELÓN - POMAR

Dirección: La Teyera S/N - Nava
Teléfono: 985 716 770

Web: http://www.sidraviudaangelonpomar.es/
Facebook: https://www.facebook.com/sidrapomar.viudaangelon/
Twitter: [@sidraangelon] https://twitter.com/sidraangelon
Instagram: [@sidraviudaangelonpomar] https://www.instagram.com/sidraviudaangelonpomar/


Si se juntan 3 cracks va a ser muy complicado que algo pueda salir mal. La experiencia que vivimos ayer va a ser difícil de superar. Una convocatoria inicial de 20 plazas, que hubo que incrementar a 32 (y con gente en lista de espera porque no entraba nadie más en el restaurante); uno de los mayores expertos queseros que tenemos en Asturies (y reciente jurado de la Final de Quesos en la Feria Gourmet 2016 de Barcelona), Aitor Luis Vega; y el reciente ganador del premio popular a la Mejor Sidra de la Preba de Gascona (e innumerables premios más) Fran Ordóñez, de Viuda de Angelón. Todo de la mano de un anfitrión de lujo, Borja Alcázar, en uno de los locales referentes en la actualidad, el Restaurante Abrelatas.

Fue muy de agradecer que comenzásemos la cata con Sidra Natural, la gran olvidada de este tipo de catas. Y además que Fran nos explicara la diferencia entre una sidra natural y una sidra DOP. La Sidra DOP garantiza mediante un control público que es una sidra de calidad (con análisis químicos y cata de profesionales) y que es un producto hecho 100% en Asturies con manzana 100%  asturiana. Su consumo poco a poco va incrementándose pero todavía sigue siendo minoritario en Asturies. Y si queremos potenciar la plantación de pumares asturianos, qué menos que pagar esos 50cts de diferencia.


Además, pudimos comprobar la diferencia entre una sidra de apenas unos meses (Viuda de Angelón), mucho más afrutada y de color pajizo tirando a verde; con una sidra de año y medio (Prau Monga), mucho más ácida y de color pajizo tirando a oro.


Los dos culetes combinaron perfectamente con los dos primeros quesos que nos presentó Aitor, ambos quesos asturianos. Comenzamos con un Pría Tres Leches, quesín suave que ya conocíamos y que nos encanta. Textura perfecta para todo el sabor que aporta la vaca, la oveja y la cabra. Seguimos con un Varé de Cabra leche cruda, otra maravilla asturiana de Varé (Sieru), primer queso ecológico de Asturies y que es toda una delicia en la boca. Uno de mis favoritos.


Cambiamos a las sidras espumosas, y Fran nos presentó su Sidra Brut Nature Prau Monga DOP Sidra de Asturias, una de las joyas de la corona actuales en el mundo de la sidra. Sidra hecha por el método champagnoise (como el champagne o el cava), de 7,2% y 0% de azúcar residual. Este año además podemos disfrutar de una sidra "reserva" de 3 años y medio. Un lujo de sidra que va con todo y que está siendo un éxito en EEUU (allí se vende sobre todo en caña).


Para combinarlo, Aitor nos propuso otro queso asturiano, Los Beyos. Un queso con IGP (Indicación Geográfica Protegida, un paso anterior a la DOP). Queso de la zona de Amieva,de leche de vaca. Suave aunque más ácido que los anteriores, con una fascinante combinación entre la textura de la corteza y del interior. Además, Aitor nos lo combinó con un dulce de higos, nueces y chocolate. Yo no soy mucho de dulce, pero la combinación es espectacular.


Seguimos con su Sidra Brut Viuda de Angelón, cuya diferencia principal con la anterior es que en vez de hacer la segunda fermentación en la botella (método champagnoise), se hace en depósitos, de ahí su denominación granvas. En teoría un producto menor al anterior, en coste de elaboración y en sabor (y por tanto en tienda), pero es perfecta para una primer aproximación al mundo brut de la sidra. Digo en teoría, porque está buenísimo, y su precio es muy bajo. Así que aprovechad.


Queso Gouda Old Amsterdam, un queso mantecoso de leche de vaca de 18 meses de maduración. Queso de altísima calidad mundialmente conocido. Combina un sabor más fuerte junto con una textura blanda. Hasta tiene un toque crujiente en boca debido a cristales de calcio que se forman durante su maduración. Un auténtico lujazo de queso.


Su Sidra de Mesa 1947, sidra natural clarificada y filtrada que no es necesario escanciar. Más parecida a un vino blanco (no es espumosa). Sidra que en los últimos años mejoró de forma espectacular, es una sidra con cuerpo, que huele y que sabe, y que aguanta perfectamente el tipo ante lo que le pongas por delante, pero sobre todos, con arroces.


Para la 1947, Aitor nos propuso un Cheddar DOP Cave Anged 18 meses, un queso cheddar de los de verdad. Un queso fuerte, complejo, madurado en cuevas de forma natural. Uno de los quesos más famosos de Inglaterra de color amarillo pajizo, textura blanda (que se desmenuza ligeramente) y un sabor fuerte y añejo.


Otra de las sorpresas de la noche fue la Sidra Viuda de Angelón de Pera, Sidra elaborada mediante el método granvas, pero hecha con pera, recuperando una tradición antigua asturiana de elaboración de sidra con pera debido a la gran cantidad de perales que existían antiguamente. Cuando se acababa la manzana en Asturies, debido a la gran demanda en las exportaciones, se comenzó a elaborar sidra de Pera, y hace unos años Fran recuperó esa tradición. Sidra espumosa que huele y sabe a pera, suave y que entra sola.


Seguimos con un queso suavín, un Lazana Afinado, queso de pasta blanda de vaca con corteza natural lavada (según nos contó Aitor). Un queso de Les Regueres con un toque a yogur, suavín, y que va perfectamente con la espuma de la sidra de pera.


Comenzamos con las "golosinas". Una de las novedades recientes del llagar es su Sidra Pomar Rosée, sidra espumosa rosada. El color lo adquiere al macerarse con la propia pulpa de la manzana, sin ningún aditivo artificial. Sidra golosa, que fresca entra sin que te enteres, y que está siendo todo un éxito en Sudamérica. Perfecta para el vermut. Una pena que esté triunfando tanto fuera y que aquí cueste tanto encontrarla. 5% de alcohol de pura fruta en boca.

Para combinarlo, probamos el Chisquero Artesano, queso manchego de leche cruda de oveja. Tiene una corteza natural tratada con aove. Sabor manchego para un queso con DOP de textura excepcional.

Además, el ya conocido Siete Lobas Castrocastillo. Mezcla de 3 leches crudas, donde gana la oveja Claramente inspirado en el Gamonéu, pero sin ahumar, tiene un olor importante a hongo y bosque y se afina en una cueva porosa, donde se añade humedad de forma artificial, ya que Siete Lobas elabora en la zona del Bierzu (Lleón). Queso fuerte y de textura dura. Siempre triunfa.


Y acabamos con otra de las joyas de la corona, aunque el listó estaba altísimo. Gran ovación en la mesa para recibir la Sidra Diamantes de Hielo, una sidra de hielo de 11,5% , con un proceso de elaboración muy laborioso (para conseguir una botella de 37,5cl se necesita el equivalente a 10 botellas de sidra natural). Una sidra con un azúcar residual de 140g/l, una golosina, que huele y sabe a fruta madura pero que no empalaga. Podríamos vivir bebiendo solo sidra de hielo. Perfecta.


Acompañamos la Sidra de Hielo de Pri Pam Dum, queso Casín  (aunque con una maduración más joven) de la Quesería Viejo Mundo. Queso de leche de vaca cruda, potente y con una textura cremosa, como de mantequilla. La maduración más joven hace que sea un queso más "asequible" para todos los públicos que el Casín, pero sigue siendo un queso fuerte.


Y acabamos con Azul Lara@Sara, queso azul gallego, fuerte pero mucho más suave que los Cabrales a los que estamos acostumbrados. Acompañado de una pequeña tosta, y presentado en una pequeña bola, supuso una sorpresa para los amantes del queso azul (y para los que nos atrevemos con todos).


Para que nadie se quedara con hambre (imposible después de esos buenos trozos de queso que degustamos), Borja nos ofreció unas tortillas de Mariluz (bendita tu madre Borja) que volaron de la mesa. Y no por hambre, pero es que estaban buenísimas.


En todo momento, nos acompañaron los quesos y las tortillas de pan artesano de primera calidad.
Pan: Risnak, Cañas de Pan Feo Bote y Les Pates de Fruits Fromaéres junto con una selección de pan de Formientu (Miguel Puchal). Comuña de Sidra (harina de trigo natural, harina de centeno, harina de trigo, agua, sidra natural, masa madre de trigo, sal y levadura) y Viena (harina de trigo, agua, leche entera, masa madre de trigo, mantequilla, azúcar moreno, sal, harina y levadura). Buenísimo.


Como veis, un espectáculo. Solo me queda agradecer a Borja, Aitor y Fran por ofrecernos una velada maravillosa.


0 comentarios: