Palacio de Rubianes


Dirección: Rubianes - Cerecea - Piloña
Teléfono:  985 707 612



Recomendaciones: Menú


Web: http://www.palacioderubianes.com/
Facebook: https://www.facebook.com/pages/HotelGolf-Palacio-de-Rubianes/


Calidad: 4/5
Precio: 25€


Comentarios: Estuvimos de fin de semana por Piloña saboreando sus pinchos y nos invitaron a comer en el Palacio de Rubianes.

Solamente por la carretera para llegar hasta allí, ya merece la pena ir. Piloña es un paraíso inexplorado dentro de Asturies. Carreteras estrechas, con unas vistas a la sierra del Sueve espectaculares. Y cuando enfocas la carretera hasta Rubianes ... y ves aparecer el Palacio ... uno se queda con la boca abierta.

El Palacio es espectacular. Se remonta a un caserón del SXVIII, que fue reformado completamente como hotel en año 2005 manteniendo la esencia señorial del Palacio. De cuento. Situado en una falda, con un campo de golf a sus pies y unas vistas impresionantes donde corona el Sueve (y los Picos de Europa). Un entorno maravilloso. El palacio impone, de piedra, y si te das una vuelta alrededor, descubres pequeños rincones que lo hacen encantador: horréo, capilla de piedra, antiguo molín y torre.


Perfecto para celebrar bodas o grandes eventos, también es un hotel donde te puedes alojar (y alejarte del mundo). Merece la pena.


Asombrados por su exterior, el interior no se queda atrás. Decoración preciosa, muy amplia y con encanto. El salón es enorme (tanto que nos acompañó en el mismo salón una comunión y en ningún momento molestaron).


Nos ofrecieron un Menú de 25€ de fin de semana y varios platos fuera de menú.


Comenzamos con una Codorniz Escabechada como aperitivo, de la zona. Muy rica y para comer de un bocao.

Crema de Puerros con Bacalao, otro aperitivo de la casa. Buenísima.



De primero del menú, seleccioné una Crema de Marisco, que estaba muy buena, espesa (mucho), y con buen condimento.


Muy buen plato.


Otros comensales se decantaron por un Risotto de Caza, que estaba bastante malo. El arroz completamente pasado.


Y el Pulpo a la Brasa fue uno de los ganadores de la comida.


De segundo, pedí un plato fuera del menú que estaba buenísimo, Lubina con Salsa de Setas, maravilloso plato. La combinación de setas y lubina me encantó. Buen trozo de lubina y en su punto.


Aunque el Solomillo no se quedó atrás.


De postre, Tarta de Queso o Espuma de Chocolate Blanco con Maracuyá, los dos estaban buenísimos.


Volaron.


Para beber, Analivia Verdejo 2013, Arnegui Rioja Tempranillo y Agua Borines. Vienen con el menú, así que desconozco la carta de vinos y si existen referencias asturianas.


Un sitio maravilloso para perderse, con buena comida. Hubo fallos, pero hay que volver a probar la carta y esas habitaciones.

2 comentarios:

Fausto García dijo...

Muy chula la entrada. Muy chulas las fotos y muy buen saborín de boca...

David López Castañón dijo...

Gracies chavalón!!! Contigo siempre es un placer! Aunque las fotos ... con un profesional al lao, siempre salen mejor. Abrazos!