Prado

Dirección: Avenida Buenos Aires S/N - Bual / Boal
Teléfono: 985 620 473



Recomendaciones: Pote de Rabiza

Web: http://www.hotelrestauranteprado.es/
Facebook: https://www.facebook.com/hotelrestauranteprado/


Calidad: 3/5
Precio: 17€


Comentarios: El Suroccidente asturiano es uno de los grandes desconocidos dentro y fuera de Asturies. Es un territorio con un enorme potencial que comienza a explotar gracias al auge del turismo.

Un domingo nos acercamos a hacer una Farturruta y tras un paseo precioso hasta el Alto de Penouta visitando el Penedo Aballón (una mole de granito oscilante que no sabemos cómo se tiene en pie) fuimos a comer al Hotel Restaurante Prado. Situado en el centro de Bual, fuera tiene una terraza donde tomar algo tranquilamente si el tiempo acompaña.

Desconocemos cómo serán las habitaciones del hotel, pero la zona del restaurante es muy guapa. Entrada típica de chigre asturiano, de madera y llena de detalles, estrecha con 4 mesas para tomarse algo. Tras pasar por un pequeño pasillo se abre una zona de comedor grande con una decoración clásica. Estaba hasta los topes, así que si vais de fin de semana, reservad.


La carta está en Castellano, Asturianu e Inglés.Tiene buena variedad en carnes y pescaos, y en época de caza, siempre os ofrecerán lo que tengan fuera de ella.

El menú pintaba estupéndamente, y nos animamos a comerlo. Además, uno de los motivos de la visita era probar el Pote de Rabizas o Rabiza (o Pote de Bual). El Pote está hecho con hoja tierna de nabo, fabes y compangu. Una variación de Bual del Pote Asturiano.


Estaba espectacular. Con fabes, patates y la hoja de la rabiza. Lleva compangu casero, y eso se nota mucho en el sabor, con una trozos suficientes de compangu para todos los comensales. Pero nos pegamos por repetir esa morcilla de la que costará olvidarse. Como suele ser lo habitual en estos sitios, pota enorme al medio de la mesa y cada poco pasando por la mesa para preguntar si queríamos repetir. Un lujo. Si hay que poner algún "pero", es que alguna patata estaba más dura, como si las hubieran echado posteriormente.


También hubo Sopa de Pescado para los que no quisieron pote

De segundo plato, pedimos un poco de todo para ir probando cosas distintas.


El Cabritu fue de los favoritos de la mesa. Muy, muy rico. Se come perfectamente sin cuchillo, una delicia que parece mantequilla. Viene acompañado de patatas fritas (de las verdad) y pimientos.


Probamos también las Carrilleras de Gochu. Otras que estaban impresionantes. Carne de la buena, jugosa, tierna ... riquísima. También vienen acompañadas de patatas fritas y pimientos.



No nos quisimos ir sin probar un Cachopu de Merluza. Suave y con una salsa muy rica, queso que apenas se nota, pero con un puntín de sabor. Y una ración estupenda. Y más para ser menú.


Los postres son todos caseros, y no os los podéis perder. Sobre todo el Flan de Queso. Sabor perfecto con textura perfecta. Me encantó. Otros pidieron, Flan de Manzana, un poco fallido ya que apenas sabe a manzana, se parece más a un flan casero. Tarta de Almendra, excesivamente seca.


Con los cafés, nos trajeron chupitos. Industriales e insípidos, no los pidáis. No entiendo cómo la hostelería asturiana no cuida nada el tema de los chupitos con producto asturiano de calidad.


Pagamos 17€ por cabeza. Como podéis comprobar por lo leído y las fotos, una relación calidad-precio estupenda.


Quedamos con gana de probar más producto de caza, así que queda pendiente otra visita.

0 comentarios: