Nueva Visita: Ronda 14


Dirección: C/Alfonso VII, 20 (Calleja los Cuernos) - Avilés
Teléfono: 985 569 409




Web: http://www.ronda14.com
Facebook: https://es-es.facebook.com/Ronda14Aviles/
Twitter: [@ronda14_]: https://twitter.com/ronda14_
Twitter: [@conchironda14]: https://twitter.com/conchironda14
Instagram: [@ronda14]: https://www.instagram.com/ronda14/


Calidad: 4/5


Comentarios: Es un viejo conocido del blog, es la cuarta entrada que publicamos del Ronda 14, y tenía especial interés por conocer si estaba un poco descuidado (o no) desde la apertura del nuevo local en Madrid, que tanta fama está teniendo.


La preocupación no era sólo mía, mucha gente me pregunta si sé algún cotilleo, porque otros locales que se expandieron a ciudades españolas, acabaron cerrando sus locales en Asturies (como por ejemplo, el Llamber). Y tras tener una charla post comida con Mario Céspedes, cocinero y propietario junto con Conchi Álvarez, os puedo comentar lo que me trasladó, que hay planes de futuro para Avilés y nuevos platos vienen en camino acompañados de un cambio en la decoración. Así que podéis estar tranquilos.


Comimos un Viernes tarde dos personas, ya pasado el trajín de las principales horas de comida, para disfrutar, comentar y preguntar tranquilamente sobre sus principales platos; y además hicimos un "greatest hits" en el que nos pusimos completamente en las manos de Mario.


Esto fue lo que comimos:



De entrante nos trajeron un Tartar de salmón con crujiente de plátano. Una gozada de tartar que pica lo justo para empezar a abrir boca.


Sabor untuoso y fresco que entró genial con esos crujientes de plátano.


Comenzamos con un Tiradito a la crema de aji amarillo, que es un tiradito de corvina. Santiago, el jefe de sala, nos recomendó enrollarlo, olvidarnos de toda formalidad y comerlo con las manos en un par de bocaos para ir descubriendo sabores. Y así hicimos. Una gozada la corvina cortada gruesa mojada en la salsa de aji. Además, viene con puré de boniato, ralladura de lima, maíz cancha picadito y unos brotes. Empezamos bien, no, mejor.


Ceviche nikkei con puré de boniato. Uno de los platos más difíciles de salir, pero más fascinantes de la carta. O te encanta o lo odias, no hay más. Y a nosotros nos encanta. También lleva corvina y es un plato que cambia completamente de comer con tenedor, escurriendo la salsa, a meter un buen cucharazo y llevarlo a la boca. Con su leche de tigre alegre (Mario nos confesó que un pelín más de lo normal para probar con nosotros) y su alga wakame.  Además, unas esferas de puré de boniato para contrarrestar un poco el sabor.  Nos encantó, con tenedor, sin salsa, un poco más afinado; y con cuchara, una explosión en la boca que se va en seguida y te pide más y más.


Además, viene acompañado de una cuchara con el puré de boniato.


El siguiente plato es una combinación de dos, con una unidad por persona: Nigiri- hamburguesa de wagyu, rocoto y azul junto con Gunkan de huevo trufado. Imposible decidirse ... los dos para tomar de un bocao, el primero con una deliciosa carne que se deshace junto con el arroz; y el segundo la delicia de la yema del huevo combinándose con el arroz.


Decide tú, que yo no puedo.


Seguimos con otro triple plato que combinó: Roll de mar y montaña, Roll de quinoa y ají amarillo y el roll nuevo Roll de calamar con rocoto.


El primero es uno de sus platos estrella, quizá por ser más "asequible".


Pero el que nos enamoró fue su última creación, el bocado de mar que te metes con el calamar en la boca es una maravilla.


Ya agonizando, nos trajeron el último plato, Gyosas criollas de manitas y ternera. Un plato sabroso (y graso) para tomar en 2 bocaos. Genial el contraste de texturas, el crujiente de la corteza junto con las manos de cerdo es una gozada. Viene acompañado de cebolla morada, una crema de aji y rocoto. Brutales es poco.


Para el postre tiramos de clásico en el local: Pasión de coco y menta. Un postre contundente, pero refrescante y sabroso. Además de ser un espectáculo por su presentación y combinación de colores, probar las distintas partes es una gozada. Por cierto, para los incrédulos ... ¡se come todo! 

Para beber, probamos con cerveza. Nos recomendaron la cerveza belga Daas. Una de sus bondades (más bien, la única) es que es apta para celiacos.


Comenzamos con la Daas Blonde, una cerveza rubia correcta, con buena espuma y buen sabor. Combinó muy bien con este tipo de cocina.


A media comida cambiamos a Daas Ambré, una amber ale que no nos gustó.


Como veis, un poco de perú, un mucho de nikkei, una plizca de Asturies. Ronda 14 es la combinación perfecta de la cocina fusión, y siguen en plena forma. 

5 comentarios:

Laura dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Laura dijo...

El Mar y Montaña no es el más popular por ser asequible, es porque es el que más bueno está.
Saludos!

David López Castañón dijo...

Pues entonces tienes que probar el de Calamar ... te va a gustar!

Anónimo dijo...

Felicitaciones por el blog y sobre todo por las fotos, en concreto estas del ronda 14 son fantásticas. Te quería preguntar al respecto si me pudieras comentar detalles de ellas, con que cámara, objetivo y características de las mismas. Gracias.

David López Castañón dijo...

Muchas gracias!
Disfruto mucho con la fotografía.
Mi equipo es una Canon 60D con un 15-85mm que combino con un Macro 60mm.
Y posterior revelado y procesado en Camera RAW + Photoshop.

Si necesitas algún detalle más, sin problema.

Saludos.