Mikkeller Beer Celebration Copenhagen 2017

Dirección:  Øksnehallen, Halmtorvet 11, 1700 Copenhagen



Web: http://mikkeller.dk/
Facebook: https://www.facebook.com/mikkeller
Twitter: [@MikkellerBeer] https://twitter.com/MikkellerBeer
Instagram: [@mikkellerbeer] http://instagram.com/mikkellerbeer



Precio: 260€ (4 Sesiones)


Comentarios: Mikkel Borg Bjergsø, o sea, Mikkel Mikkeller es el gurú actual de la cerveza europea. Un ex profesor de instituto danés, que fundó Mikkeller en 2006. Su filosofía era muy clara, adaptar al norte de Europa el concepto de cerveza artesana americana, con una filosofía innovadora y rompedora para un mercado mucho más tradicional y clásico. Y todo esto, sin una fábrica de cerveza propia.


La apuesta salió muy bien, Mikkel no llega a los 40 años y tiene una empresa con millones de beneficios haciendo cerveza artesana. Formado en uno de los institutos más creativos del mundo, Mikkel supervisa cada una de las cervezas que crea, envía la receta a la Fábrica donde le hacen la cerveza en Bélgica ("de proef", una cervecería para cerveceros sin fábrica), la acompaña de un diseño rompedor y la vende por todo el mundo.


Popularizó el concepto "gipsybrewing" (elaborar cerveza en instalaciones ajenas),  aunque acaba de abrir su propia fábrica en California (para expandirse en el mercado americano). Diseña una nueva cerveza cada 3 o 4 días, y casi todas a una altísimo nivel, de múltiples sabores, colores y olores. Colabora con los mejores restaurantes del mundo elaborando cerveza para sus menús (como el Noma o Celler de Can Roca), y convirtió Copenhagen, junto con la cervecera TO ØL, en la capital cervecera de Europa, en menos de 10 años.


En Copenhagen tiene una red de cervecerías, restaurantes de todo tipo, que lo hacen onmipresente. Y eso tiene mucho mérito cuando hasta ese momento, la cerveza de la ciudad era Calsberg.  Haciendo de la cerveza artesana, un negocio atractivo, rentable y rompedor que está intentando ser imitado en todo el mundo. Acaba de lanzar una marca nueva de licores, y una línea de ropa para runners con un club donde unas 200 personas quedan para correr y después tomarse una Mikkeller (el propio Mikkeller parece que fue un corredor bastante potente de maratones antes de dedicarse a hacer cerveza).


Desde hace 7 años organiza el Mikkeller Beer Celebration, ahora mismo uno de los Festivales referentes de cerveza en el mundo. Durante dos días, se congregan las 100 mejores cerveceras del mundo, seleccionadas por Mikkel mismo. El Festival dura dos días y se celebra en un céntrico centro de exposiciones al que acuden unas 3000 personas que disfrutan de 4 sesiones distintas. Y no es nada fácil conseguir una entrada, porque vuelan como si de un concierto de rock se tratase.


Viernes y sábado, de 10 de la mañana a 2 de la tarde; y de 4 de la tarde a 8 de la noche; los 100 cerveceros tienen el compromiso de pinchar sus mejores creaciones y cambiarlas en cada sesión. Lo habitual es que una cervecero lleve dos tiradores de cerveza, por tanto, 8 cervezas distintas; lo que suma un total de 800 cervezas distintas en 16h de Festival. Una locura.


Para el cervecero supone una escaparate increíble, debido a que allí se congregan distribuidores, propietarios de las mejores cervecerías del mundo, críticos cerveceros y amantes de la cerveza en general. Y ellos seleccionarán qué cervezas beberemos en el resto del mundo el próximo año en Festivales como éste. Por tanto, está más que garantizado que los barriles que se pinchen estén en las mejores condiciones posibles, en el momento óptimo de consumo y que lo que vas a probar allí va a ser lo mejor de lo mejor.


Y así fue, la entrada no es barata (unos 260€ para las 4 sesiones), pero merece la pena. Disfrutar de una ciudad como Copenhagen, tomada literalmente por miles de cerveceros, con actividades culturales, brewpubs y cervecerías a reventar. Poder conversar con elaboradores de todo el mundo, con distribuidores, con críticos ... que muchos de ellos conozcan Asturies gracias al trabajo que están haciendo Andrés Torre (propietario de El Lúpulo Feroz y distribuidor de Mikkeller en el noroeste de la península) o Pablo Cabanón (introduciendo la cerveza artesana en Asturies desde hace 14 años) y poder vivirlo allí mismo, con ellos, viendo cómo los conocen y valoran (y animan a seguir peleando) es un orgullo. Y os aseguramos que nos bebimos más de 260€ en cerveza, por muy pequeña que fuera la copa.


Este año la representación española fue NaparBeer y Nómada, ¿a que a muchos no os sonaba ninguna? Pues ya estáis tardando en ir a vuestra cervecería de referencia en vuestra ciudad (y si no conocéis ninguna, os recomendamos sin problema) y probar una Mikkeller, una Naparbeer o una Nómada. Y por qué no, soñar con que Caleya llegue allí en unos años. Por falta de calidad no será.


Maravillosa experiencia cervecera en Copenhagen, rodeada de amigos cerveceros y aprendiendo un montón. ¡Repetiremos!

0 comentarios: