Raza Casina en Hotel Arniciu

Dirección: Calle Huertas, S/N. El Campu - Casu
Teléfono:  985 608 078



Recomendaciones: Vaca Casina


Web: http://www.hotelarnicio.com/
Facebook: https://www.facebook.com/hotelarnicio/
Twitter: [@hotelarnicio] https://twitter.com/hotelarnicio


Calidad: 4/5
Precio: 25€


Comentarios: Nuestro amigo (y cocinero de referencia) David Montes, nos habló hace tiempo de Diego Aladro y su Hotel Arniciu. Diego hace un poco de todo, regenta el hotel, es el cocinero del hotel y, desde hace unos años, se dedica a criar bueyes casinos.

Como ya sabréis, la raza casina ganó en 2017 el premio a la Mejor Carne del Mundo en el concurso World Steak Challenge, en Londres. Es una raza extremadamente sabrosa y que tiene todo el potencial del mundo, ya que se explota muy poco y todavía es muy desconocida.

Para ayudar a darla a conocer, Diego organizó unas jornadas para degustar la carne casina. Todavía no pudimos degustar sus bueyes, aunque en breve, empezará a ofrecerlos en su hotel; pero pudimos probar otra casina certificada del pueblo. El menú es una combinación genial entre cocina tradicional, y fusión con otros estilos de cocina. Demostrando que todo es compatible y que, si el producto y la cocina es buena, todo cabe.

El Campu (Campo de Caso) es un pueblín precioso en el Parque Natural de Redes. Rodeado de rutas de montañas, al lao de la Cueva'l Deboyu y del Embalse de Tanes (próximamente navegable). Lo que hace de él un destino turístico de primera.

El hotel tiene ese ambiente de chigre que tanto nos presta. Zona de barra con mesas para tomar algo, y un comedor en la parte de atrás. Tiene una terraza cubierta con cristaleras con vistas a la montaña que es una gozada, aunque estaba muy frío para comer allí.


Comenzamos con un plato de entrantes. Caldo de Buey con Tuétano y Moluscos. Genial para entrar en calor. Ya sabemos lo especial del sabor del tuétano, pero estaba muy suave. Viene además con unos berberechos.


Nigiri de Cecina de Buey. Brocheta de Embutido Casero y Tosta de Morcilla Casina. Se nota la influencia de David con el Nigiri (genial combinación del arroz con la cecina, que estaba increíble).
La brocheta buenísima, con chorizo con ese toque a "viejo y de casa" que tanto nos gusta. Pero lo mejor de todo, fue la tosta de morcilla. Increíble. Suave y picante a la vez, elegante. Sublime.


Seguimos con unos Callos de Buey Casín y Asturcelta. Suavinos y con un toque picante. Asequibles y perfectos teniendo en cuenta el peazo de menú que nos íbamos a comer.


Una cazuelina acompañada de unas patatas fritas de verdad


Pepito de Casina Vieja. Bocadillo de casina vieja, con pan crujiente, queso, salsa casera y lechuga. Muy callejero y a la mitad para poder disfrutarlo. Ni que decir que voló. La carne es sabrosísima.


Volvemos a lo tradicional, Fabes con Compangu de Buey. Dos apuntes. La fabada está increíble, con una faba que se deshace en la boca sola, es crema pura. Toque de grasa, se nota que está reposada. De las buenas-buenas. Pero es que el compangu está espectacular. Hay gente que mezcla el compangu con la fabada, yo soy de los que lo toma al final en un bocadillo y éste ... era increíble.


Nos pasamos a la carne, Glaseado de Costielles de Casín con Patates Trufaes. Costilla con 1 mes de cámara, con sabor intenso, pero carne increíblemente suave que se deshace sola. Viene con una base de patata y por encima un toque de trufa.


Por cierto, hermosa la trufa.


Fuera del menú, nos trajeron para que probáramos, una Chuleta de Buey Casín. En serio, tenéis que probar eso. Pocos manjares hay mejores. Como veis, la chuleta de buey casín es más pequeña, pero también es más sabrosa. Diego la dejó madurar en cámara 45 días.


Olor, sabor ... increíble. Solo merece la pena la visita por este chuletón. (Aviso. Llamad y encargadla, que no siempre la tienen).


Acabamos con una Tarta de Quesu Casín. Viene acompañada de una mermelada de manzana para "rebajar" un poco la intensidad del queso casín. Hasta pica de lo fuerte que está. Es un queso para los muy queseros, pero que en tarta va genial.


Para beber, vino en copas. Tienen vino asturiano en la carta.

Pagamos por todo 24€. A la chuleta nos invitaron. Pero el menú consistía en todos los platos menos la chuleta, más café y bebida. Ya veis que un precio inmejorable.

Un entorno increíble, la mejor carne del mundo, cocina distinta y de primera y a precio asequible. Poco más se puede pedir. El trato fue genial en el Hotel Arniciu y fue un placer poder ver la pasión y ganas que le pone la gente jóven en Casu para tirar y dar a conocer algo tan bueno que tenemos. Ahora solo queda que el resto respondamos