Nueva Visita: Los Llaureles

Dirección: Camino de Miyangues, 2 - Torazu - Cabranes
Teléfono: 629 769 059




Web: http://www.losllaureles.com/
Facebook: https://es-la.facebook.com/LosLlaureles
Twitter [@losllaureles]: https://twitter.com/losllaureles
Instagram [@losllaureles]https://www.instagram.com/losllaureles/


Calidad: 5/5
Precio: 39€

Recomendaciones: Reserva Menú Degustación + Habitación, relájate y date un homenaje.
Anterior Visita: http://www.lesfartures.com/2017/04/los-llaureles-menu-alcoholico.html


Comentarios:  Día de lluvia y temporal, pero las ganas de estrenar el nuevo menú de Los Llaureles pudieron y me acerqué a probarlo. Impagable comer solo en la gran terraza (había más mesas, pero al calor en el interior de la casa). Fuera lloviendo, dentro el calor de la chimenea y la paz que transmiten esas vistas.

Su menú es estacional, y suele cambiar en cada estación. Así que nunca te vas a aburrir comiendo allí. Es un menú para tomar reposado, sin prisa; para disfrutar de la cocina, de la vista y de la compañía. Y para desconectar. Si el sitio ya aporta toda la belleza posible, el menú emociona.

Y además, a 39€ (sin bebida). Mejor, imposible.


Comenzamos con una Mandarina y Aceitunas Aliñadas. Toque salado, que va genial con el dulce de la mandarina. Refresca y limpia la boca; perfecto para empezar.


Crema de Calabacín a las especias Árabes. Cacao, pasta frita, queso manchego, anchoa ... genial combinación que queda al final como una crema con "tropezones". Diferentes texturas para un plato caliente, que tiene un toque picante gracias a la anchoa y al queso; y dulce gracias al cacao. Muy bueno.


Dim Sum de gamba, cacahuete y maíz. Dim Sum es la manera correcta de llamar a las gyozas que tan de moda se pusieron ahora. Para comer en dos bocaos, primero el dim sum partido en dos para que sea más fácil comer, con un toque importante a cacahuete y gamba.


Y en la parte de abajo una crema de calabaza y maíz, con granada. Original y perfecta combinación en ambas partes del plato.


Buñuelos de pisto manchego, sardina y lengua de vaca ahumada. Dos bueñuelos con base de jamón. Uno con lengua de vaca ahumada, más suave (y a mí me gustó más. Estaba perfecto). Y el otro de sardina ahumada, que está más fuerte. Recomiendan empezar por la lengua de vaca. El buñuelo ... muy rico.


Nem de Sisho Free Style. Genialidad envuelta en hojas. Diferentes texturas y sabores para comer con la mano. Crujiente de panko para el langostino, toque cítrico de las hojas y la salsa de mayonesa y agrio de la salsa.


Espectacular.


Hummus de verdinas. Otra combinación increíble y muy asturiana. Plato marino total. Lleva trozos de navaja, berberecho, mejillón y de manzana. Y para rematar, unas lascas de oriciu. La parte que menos me enamoró fue que fuera todo en frío (aunque no sé si mejoraría algo con la base templada).


Pero la combinación de sabores, sobre todo, con el oriciu presidiendo, es brutal.


Ostra del Eo de chicha criolla. Suavizada con chicha criolla, que es una bebida no alcohólica muy típica en Venezuela.  Infusionada en galanga (una raíz de la familia del jengibre). Con aceite de sésamo y sriracha (salsa picante).  Tiene un toque dulce importante, casi como si fuera leche, que va genial con el salino de la ostra (en trozos, para que sea más fácil tomarla). Es un plato que casi se bebe. Buenísimo.


Ensalada de Ravioli de pera asada. Base de cabrales (suave), almendra, ensalada y el dulce de la pera presidiendo el plato. Otra combinación de contrastes, texturas y sabores genial. Parece sencillo pero encontrar ese equilibrio no lo es. Genial.


Merluza, callos y parmentier de piña. El nivel fue increíble en todo el menú, pero este plato fue el mejor de todos. Increíble. Base de callos, perfectos, picantinos; con un lomo de merluza encima, también perfecto. Y los dos juntos, más el toque de piña, da un sabor increíble.


Agonizando, comencé con los postres. Dulce de calabaza y Capitan Morgan. Sabor total a ron, que mezcla genial con el dulce de la crema pastelera de calabaza. Añade además un toque crujiente con las pipas de calabaza. Si te gusta el ron, te va a encantar. Y si no ... también.


Acabamos el menú con Todo plátano. Un postre 100% plátano en diferentes texturas. Base de tofee. Muy bueno (y nada empalagoso).

Los panes artesanales hechos en la casa.

Para beber, una copa de albariño y agua.

Todo por 39€ más lo que bebas. Sigue siendo uno de nuestros favoritos, la rcp es espectacular, la mente de Carlos Gallego cocinando es maravillosa, y Josa y Carlos hacen que te sientas como en casa. Indispensable Los Llaureles (y si después te quedas a dormir, ya ni te cuento).