Vinoteo: Cata Maridaje Whisky & Ron

Dirección: C/Campoamor, Nº 29 - Uviéu / Oviedo
Teléfono: 984 081 696



Web: http://vinoteo.com/
Facebook: https://es-es.facebook.com/vinoteo
Twitter: [@vinoteo] https://twitter.com/vinoteo


Alguna vez ya os hablé de lo sorprendente que es comer o cenar con whisky, como el que os conté en La Leyenda del Gallo o en El Cabanón. Evidentemente requiere de platos potentes para contrastar tanto alcohol en boca, pero como ejercicio divertido para probar, es algo muy recomendable.


Con esas ganas nos acercamos a la última cata del Vinoteo,  a cenar platos con distintos destilados, de Les Bienheureux. Nace de la unión de Alexandre Sirech y Jean Moueix (Petrus) y su objetivo es llevar la calidad de sus vinos a los destilaos. Por lo pronto, consiguieron sorprender con su whisky francés, país que poco a poco se va haciendo un nombre en el panorama del whisky internacional.


Contamos con la presencia de Ramses Villar, comercial de la marca, cubano, que nos llevó de Francia a Cuba, pasando por Brasil para enseñarnos de forma magistral la filosofía del grupo.


Comenzamos con la cachaça, PARATI. Estuve por trabajo (😂) algo más de 1 mes en Brasil, donde sobreviví a base de caipirinhas, y os aseguro que sus resacas son gloriosas. Suele ser un alcohol de calidad bastante baja, y me costó encontrar alguna medio decente, así que aprendí a diferencias las que merecen la pena de las que no, y ésta merece la pena. La envejecen en madera joven local y en madera de roble francés. Perfecta de aperitivo.


No conocía el whisky francés, y los dos que probamos me parecieron muy fáciles, perfectos para iniciarse en el mundo del whisky y que, gracias a su suavidad, maridaron muy bien con la comida. El primero que probamos fue el Bellevoye Blanc Sauternes. Mezcla de 3 single malt distintos. El más jóven viene con 3 años en barrica, y el mayor, con 8. Ellos añaden otros 9 meses para estabilizar el producto, y otros 6 meses en barricas de vino francés antes de sacarlo al mercao.


La acompañamos con una Ensalada de Jamón con nísperos, almendras y un aliño de mostaza. ¿Whisky con ensalada? La verdad es que es un whisky tan suave que se puede combinar, sobre todo por el jamón de pato, pero mejor con un plato más potente.


Nos cambiamos de whisky, a Whisky Bellevoye Noir Tourbe. Mismo whisky que el anterior, pero 1 de los 3 single malts que lo componen, es ahumado. Le da un toque más en el olor que en el sabor, y añade complejidad. En conjunto, gustó más que el anterior. Añaden un poco más de guarda, aunque sigue siendo un whisky fácil de beber. En general, buenos whiskys para iniciarse en el mundo.


Lo tomamos con una Tartaleta de Salmón Ahumao Noruego. Salmón y whisky pegan. Lleva además unas huevas de merluza con sepia. y una base en la tartaleta de mermelada de albaricoque.


Del whisky al ron. Ron Embargo Añejo Exquisito. Mezcla de rones agrícola y melaza, que como buen cubano, Ramses nos explicó perfectamente la diferencia entre ellos. Blended de 4 orígenes distintos, Guatemala, Cuba, Trinidad & Tobago y Martirica. Nombre en honor del embargo de EEUU a Cuba. Lo preparar con una rodaja de lima. Rico.


La mejor combinación de la noche fue el ron con Ceviche de Lubina con Leche de Tigre. Muy bueno. Lleva además unos kikos para darle un toque crujiente.


Y llegamos a la joya de la corona, Ron Pasador de Oro. Unos 50€ de botella, con un ron que viene de Guatemala y que nos encantó. Toque en nariz de vainilla, especias y madera. Y en boca es sedoso y muy delicioso. Mezcla de rones de entre 8 y 15 años de edad, envejecidos en barricas de coñac en Francia. Lujazo.


Lo tomamos con un Mousse de Chocolate al 75%. Y combinó perfectamente.


El ejercicio ya de por sí es muy interesante, sacarnos de los esquemas habituales a los que estamos acostumbrados, y probar y jugar. Ya solo por eso, este tipo de reuniones merecen la pena. Además de poder probar bebidas nuevas o desconocidas (como es el caso del whisky francés), y tener acceso a alguna muy exclusiva como el Pasador de Oro. Otra vez Juanjo que consigue sorprendernos para bien.