Hotel Rey Silo



Dirección: Parque Sabino Moutas - Pravia 
Teléfono: 984 280 032



Web: http://www.hotelreysilo.com/
Facebook: https://www.facebook.com/HotelReySiloPravia/
Twitter: [@hotelreysilo] https://twitter.com/hotelreysilo
Instagram: [@hotelreysilo] https://www.instagram.com/hotelreysilo/




Tenemos a nuestro alcance sitios maravillosos. Y Pravia, la antigua capital del Reino, es uno de ellos. A dos pasos de la costa, bordeada por el Río Nalón y decorada con Iglesias Prerrománicas preciosas.



En pleno centro, en una plaza imponente, se encuentra el Palacio de Moutas, del SXVIII, de estilo barroco y que desde hace poco tiempo, se viene utilizando para bodas y eventos gracias a la familia Loya. En esa misma plaza, se encuentra un hotel muy coqueto, con una galería preciosa, una terraza enorme y, también, un restaurante donde se come genial, (y a muy buen precio).



El Hotel Rey Silo es un hotel pequeño, con 12 habitaciones, alejado de ruidos, donde vas a poder relajarte y desconectar; y su cocina es una extensión de esa filosofía.



Tienen una cafetería enorme, que complementa su preciosa terraza, pero su comedor es mucho más pequeño, con mesas amplias, paredes en piedra, cuadros de artistas locales, armarios de maderas nobles y un mimo en cada detalle que te hará disfrutar con todo el trabajo que hay detrás.



Su filosofía es el producto local, y ofrecer a sus huéspedes, y a las personas que se acerquen a su restaurante, los productos de la zona. Por supuesto, entre todos destaca el famoso queso Rey Silo, un afuega'l pitu (sin DOP, debido a que está elaborado con leche cruda de la zona), que tantas fronteras está abriendo fuera de Asturies.



Comimos dos personas, y nos trajeron un aperitivo una Tosta de Verduras y queso Rey Silo. Muy rico.



Pedimos de entrante para compartir una Cazuela de Pixín y Langostinos. Plato sencillo pero riquísimo. Juego de texturas entre el pixín, los langostinos y una salsa para acabar con el pan.



Por cierto, Pan de Masa Madre espectacular. De los buenos.



Y pudimos probarlo con un aceite que nos encanta. Centenarium Premium.



De platos principales, pedimos Carrillera Ibéricas estofadas con Risotto al Pesto y Lascas de Parmesano. La carrillera se deshace, pero es que el risotto estaba espectacular. Otro juego de texturas con un caldo de horas y horas de cocción que nos encantó. Nos las traen además emplatadas para cada uno.



Y un Solomillo de Vaca Casina con su jugo reducido. Si las carrilleras ya estaban ricas, el solomillo ya fue de otro mundo. Punto perfecto, carne perfecta y acompañado de unas patatas fritas. Según nos comentaron, trabajan con carnicero local que tiene ganadería de vacas casinas propias, y eso, no abunda en Asturies. Es un lujo enorme contar con estos productos.



Al postre casi no llegamos, pero nos trajeron uno para compartir, Barrita de Naranja, Chocolate y Ganaché de Avellana y Té Matcha. Rico. Otro juego de texturas muy bueno



Y acabamos con Rey Silo, el "queso de Pravia". El famoso queso, estilo afuega'l pitu, que tantas alegrías nos está dando. Está buenísimo. Y con ese pan, mejor.



Psra beber, Desvelo Graciano. Graciano es una uva de la zona de la Rioja, que estuvo a punto de desaparecer debido a que es poco rentable. Ahora la intentan recuperarla, aunque solo un 2% de la uva producida en La Rioja corresponde a esta variedad. El vino esta muy rico, con buen cuerpo, tiene acidez y un toque láctico. Su carta de vinos es pequeña, pero cuidada, la idea es tener vinos asturianos. Además, ya disponen de cerveza artesana asturiana.



El menú con una entrada y dos platos principales + botella de vino, cuesta 50€. Como véis, muy económico. A nosotros nos trajeron aparte el aperitivo, y cambiamos la botella de vino pagando la diferencia.



La copa, en la terraza, y eso sí que fue impagable. Nos recomendaron mucho su fabada, hecha con fabes de Pravia, una de las mejores que tenemos. Así que habrá que volver, no creo que tardemos mucho.