Farturruta: De Asiegu a la Mayada de Tebrandi - Casa Niembro

Dirección: Asiegu - Cabrales
Calidad: 4/5
Precio: 25€


Comentarios: Siempre nos gusta ofreceros distintos planes en una farturruta para que seáis vosotros los que decidáis qué plan os gusta más. Y la Farturruta a Asiegu no va a ser menos. La ruta comienza en Asiegu (Cabrales), pueblo famoso, entre otras cosas por ser uno de los mejores miradores al Picu Urriellu y los Picos de Europa. En nuestra ruta no hubo suerte, y las nubes no dejaron asomar el Urriellu, pero como vais a ver, las vistas no por ello son menos espectaculares.


El pueblo tiene a la entrada dos aparcamientos donde podéis (y debéis) dejar el coche. Os recomiendo asomaros al mirador y ver las maravillosas vistas, con o sin Urriellu.


En el centro de Asiegu, se encuentra Casa Niembro, lugar donde vamos a comer sí o sí. Y aquí vienen las opciones. Casa Niembro ofrece una ruta del queso y la sidra, muy famosa, y muy recomendable.


En ella, Manolo y Javier, los hermanos Niembro, te van a enseñar el pueblo de Asiego, su etnografía, una pumarada, vas a visitar una cueva de Cabrales, una quesería, su microllagar y acabarás comiendo una espicha típica asturiana en el propio llagar o en su restaurante. Por solo 25€. Merece mucho la pena.


Nosotros ya conocíamos la ruta (aunque nos invitaron a colarnos en el llagar) así que nos fuimos de ruta por los alrededores de Asiegu por nuestra cuenta.


Asiegu pertenece a la Sierra del Cuera, paisaje protegido que incluye desde el mar hasta la montaña. Partiendo desde la parte más alta del pueblo, en seguida encontramos el cartel que anuncia la ruta y la pista de subida. Atravesamos una carretera y seguimos subiendo por pista. La subida total son unos 4kms, con unos 500m de desnivel. Tiene algún repecho un poco más duro, pero es un paseo muy llevadero, sobre todo, porque cuando falta el aliento, paras, miras alrededor y alucinas con las vistas.


Según vas subiendo por la pista, el Picu Tiedu preside nuestras vistas.


A la espalda, imponentes vistas donde debería verse al fondo el Picu Urriellu, aunque este día no hubo suerte. Pero el resto de los Picos de Europa no defraudaron.


Llegamos al final de lo más cuesto, la Cuesta de Beyucre, y paramos a hacer una panorámica de los imponentes Picos de Europa. A partir de aquí, el camino es mucho más llevadero, solo quedan otros 2kms.


Un poco más arriba, está la Mayada del Rebollar, con alguna oveya xalda que nos saludó por el camino, y unas vistas impresionantes.


A los 4kms, encontramos la Mayada de Tebrandi, fin de nuestra ruta. Una mayada preciosa, con cabañas rehabilitadas, unas vistas impresionantes y un sitio para quedarse horas y horas. Un sitio perfecto par a subir con bocadillo y botella de sidra.


Hacia atrás, las vistas a los Picos de Europa.


Hacia el otro lao, caminando un poquitín, la famosa peña "La Señora", o Señorona, un capricho de la naturaleza con forma de señora, que parece que tiene un niño en brazos.


Además de la Señorona, vistas impresionantes al Valle del Río Terviña, con el Picu Hibéu al fondo. Una maravilla.


Volvemos por el camino de subida, disfrutando de las vistas, hasta Asiegu.


En Asiegu para ya en Casa Niembro y tomamos una botellina de su sidra, por cierto, muy buena.


Coincidió con la finalización de una visita a su llagar, así que nos invitaron a visitarlo con ellos. Un llagarín pequeño, pero muy cuidado, cuyo principal atractivo es la espicha que sale del techo, con la sorpresa mayúscula que produce en los turistas.


Allí nos contaron que producen unos 12000l de sidra, que consumen en su propio restaurante y elaboran a partir de sus propios pumares. Etiquetado enteramente en asturiano.


Volvimos al restaurante y nos sentamos en la mesa. Tiene dos espacios, una la parte del chigre-tienda, con la barra, y unas mesas con una cristalera enorme donde puedes ver la nueva cocina.


Y otra un anexo que hicieron con vistas directamente al Urriello, una maravilla. Decoración muy cuidada. En la tienda puedes comprar distintos quesos asturianos y su sidra.


Comimos tres personas en la parte del anexo. Mesas espaciadas, Sidra Pamirandi, y restaurante 100% sin gluten.


Comenzamos con Media Ración de Tortos con Anchoes del País. Los tortos perfectos, en su punto. Y las anchoas brutales.


Seguimos con una de las estrellas de la casa, los Tortos con Picadillo. Espectacular. Ya os comenté que los tortos les salen perfectos, nada grasientos; pero el picadillo está picante sin pasarse, pero suave. Muy rico.


Sin duda su plato estrella que tenéis que probar es el Corderu Xaldu a la Sidra Pamirandi. Espectacular. Está perfecto. Tiene sabor intenso. Acompañao de unas patatas fritas.


Y de una Ensalada.


Acabamos con un Cachopu, que estaba rico, pero nos gustó más lo demás.  Eso sí, tamaño grande.


Pan de Masa Madre. Buenísimo.


De postres, pedimos una Copa Pamirandi. Una especie de natillas, buenísimas.


Tarta de Frixuelos. Muy buena también.


Y, cómo no, queso Cabrales del Torcu. El hermano de Pepe Bada. Buenísimo. Voló.


Pagamos 27€ por cabeza. Y 8€ de esos 27, fueron en sidra. Ya visteis que pedimos más raciones de la cuenta, y que son amplias. Así que está genial de precio.