Iván Cerdeño


Dirección: Cigarral del Ángel - Carretera de la Puebla, S/N - Toledo
Teléfono: 925 223 674


Web: https://ivancerdeno.com/
Twitter: [@Ivan_Cerdeno] https://twitter.com/Ivan_Cerdeno
Instagram: [@restauranteivancerdeno] https://www.instagram.com/restauranteivancerdeno/


Calidad: 5/5
Precio: 100€


Comentarios: Un cigarral es una finca señorial a las orillas del río Tajo, en las inmediaciones de Toledo. Un casoplón (inaugurando acepciones de la RAE) descomunal que se cree que debe el nombre a las numerosas cigarras que hay en los meses de verano.


El Cigarral del Ángel es uno de los más selectos de todos, con jardines de origen árabe, capilla del sXVII, terrazas con vistas a Toledo ... y además, la cocina Estrella Michelín de Iván Cerdeño.


El sitio es espectacular, perfecto para bodas y eventos, pero también para una cena entre semana en una noche perfecta. Eso sí, mejor vais en coche y no como nosotros caminando desde Toledo (está a 20min a pie), que el trayecto está falto de iluminación y hay tramos sin acera. Pero las vistas desde fuera de Toledo iluminao, compensan el paseo.


El restaurante está situado en la planta primera del edificio principal, mesas espaciadas, y amplia cristalera con vistas a la ciudad. Tienen 3 menús, uno más corto de 60€, su menú degustación de 80€ y su menú con sus platos clásicos por 115€. Nosotros pedimos el menú degustación. Y nos gustó mucho.


Comenzamos con los Atisbos, 3 entrantes en forma de bocaos. Tartaleta de Alubias Aliñadas y Garbanzo Encominado. El garbanzo tiene un toque importante a comino, y nos pareció más normal. Pero la tartaleta de fabes nos encantó, toque cítrico, mezcla de texturas. Buenísimo.


Seguimos con un Escabeche de Lentejas y Foie Grass. Lentejas al dente, con toque de escabeche. Muy ricas.


Pasamos al Entorno, Huerta y Ribera. Seguimos con entrantes, más grandes y siempre, mirando a la tierra y la cocina local.  Con 5 bocaos. Gazpachuelo de Vendimia. Casi una sopa, con guisantes al dente, sardina. Mezcla el toque ahumao de la sardina, cítrico y al final el dulce de los guisantes. Nos gustó mucho. Muy fresca.


Champiñón y Vinagrillo. Mezcla de texturas y sabores. Toque ácido del vinagre, crujiente y el champiñón presidiendo la tapa. Muy bueno.


Berenjena y Sésamo. Otra mezcla de texturas y sabores. Sésamo, ahumado, escabeche ... Muy rica.


Tomate y Chicharro. Combinación perfecta. De lo mejor de la cena. Explosión de sabor en la boca.


Pan de Especias y Amaranto. Otro bocao espectacular. Templao. Blando, con azafrán. Muy rico.


Pasamos a la Cocina de Monte y Mar. Platos donde mezcla pescao, con productos típicos de Toledo. Comenzamos con Anguila en Salsa Blanca, que nos presentan en dos platos. Un plato donde predomina el ahumao. 


Y viene acompañada de una Anguila en Brioche. Que nos gustó más. Muy intensa, pero buenísima. 


Infusión de bacalao, Yema de Huevo y Berros. Para mezclar todo y disfrutar con el pan. Otro juego maravilloso de sabores y texturas, el bacalao se intuye pero no predomina el plato y lleva un crujiente de garbanzos. Muy bueno. 


Espinaca, Espardeñas, Oreja, Mantequilla y Limón. Sorprendidos por encontrar tanto mar en un menú de Toledo, pero según nos cuentan, siempre fue un pueblo muy aficionado al mar y sus productos. La oreja aporta crujiente, la espardeña intensidad, y la salsa, a partir de la oreja pero con un importante toque a mantequilla, le da mucha untuosidad al plato. Nos encantó. 


Acabamos los platos con el Pichón Asado con Profiteroles Rellenos. Carne intensa, pero muy elegante, con su propia salsa casi reducida y setas para acompañar que le dan todavía más intensidad. Muy rico. 


Comenzamos con los postres, Yogurt, Coco y Vinagre. Un cortante muy fresco que mezcla el toque ácido con el coco. Tiene lascas de coco. 


Queso, Especias y Azafrán. Normalmente ya sabéis que el nivel en este tipo de restaurantes baja en los postres ... pero no con este postre. Genial combinación del azafrán, que se nota, con un yogur suave de queso, queso en lámina y un pan especiado. Impresionante combinación. 


Con los cafés, Pequeña Pastelería. Macarons de aceite de oliva y fresa con buñuelos de viento y chocolate, muy ricos. 


Para beber, Marques de Griñón Sirah 2015. Vino de la zona. Nos esperábamos más. 


Pagamos 203€. Cafés incluidos. 


Muy buen menú, muy de la tierra, pero sorprendiendo incluyendo bastante pescao de mar. Sitio espectacular, atención de primera y cocina que sorprende. Gran sitio.