Floridita


Dirección: Plaza Trascorrales, S/N - Oviedo / Uviéu
Teléfono: 984 089 241


Web: https://floriditaoviedo.es/
Instagram: [@floriditaoviedo] https://www.instagram.com/floriditaoviedo/


Comentarios: Mucho nos gustaba TraslaBurra, como cocina, pero también como local. Era una pena pasar por la preciosa plaza Trascorrales y verla con su principal local cerrado. Cuando nos enteramos que Iván Martínez, dueño de La Gran Vetusta, estaba detrás del proyecto y de su cocina, en seguida nos interesamos por su puesta en marcha.


Lo primero que nos chocó fue el nombre Floridita. Algo acabado en -ita en Asturies chirría, pero en cuanto nos contaron su filosofía comprobamos que el nombre va en consonancia con el proyecto. La decoración está inspirada en el famoso El Floridita de La Habana, famoso por los daiquiris de Hemingway.


Mantiene su imponente terraza en la entrada, aunque el día no invitaba a probarla. Zona de sofás, mesas altas y bajas para tomar algo. Perfecto para la primera copa. Y según nos contaron para meriendas y vermús.


Dentro, zona de barra para tomar algo. Mesa alta donde incluso puedes picar.


Pasando por un amplio pasillo, la zona de bodega.


Y paso al amplio comedor. Muy guapo, y con decoración cubana.


Tienen además una zona de reservado o de salón secundario. La verdad es que la decoración está hecha con mucho gusto. El local sigue siendo mágico.


El concepto gastronómico no se queda atrás. Es una vuelta al mundo en 42 platos, pero con Asturies como epicentro. Quesos asturianos, vinos asturianos, sidra asturiana ... la declaración de intenciones es clara. Conocer, probar, pero apostando también por lo de casa.


El Aperitivo fueron unos Chips de Plátano Macho. Con sal, Muy rico.


Carpaccio de Tomates (Natural y al Carbón). Tienen un Hosper, y se nota mucho en la cocina. El toque de carbón le queda genial a casi todos los platos. La ensalada es una base de tomate raf, y en el centro un tomate al Hosper. Así mezcla diferentes sabores (mucho más ácido el del centro) y texturas del tomate. Está rica. El "pero" es que no son de casa.


Fritos de Lubina con Ensalada de Cítricos. La Lubina es de Aquamarina, de la que ya os hablamos, y está muy rica. Nos encanta la presentación con el pez abierto como si fuera un chuletón. La lubina viene rebozada, muy suave, y muy rica. El cítrico casi nos sobra, pero para los que lo quieran, lo tienen en la base para mezclar. Un plato para compartir y disfrutar. Muy rico.


Pan Bao de Pitu Caleya. Un lienzo por pintar, con dos baos de pitu caleya, y 3 mermeladas distintas para mezclar. De frutos rojos, salsa de tomate deshidratada y una rayadura de aceitunas y calamar con higos.


El bao ya lo tenemos más que visto, pero las mermeladas están realmente buenas, sobre todo la de higos.


Seguimos con un Risotto de Trufa. No es arroz, es ... otra cosa que tenéis que adivinar. Además, huele y sabe a trufa. Nos gustó.


Cochinillo a Baja Temperatura con Mamposteo Asturiano. Junto con la lubina, los platos favoritos de la comida. Buenísimo. El cochinillo al Hosper, con la piel crujiente está espectacular, perfecto. Viene acompañao de un arroz mamposteao, típico de Puerto Rico, donde sustituyen el jamón por un chorizo asturiano. Muy rica la combinación.


De postre, aunque estábamos a punto de reventar, probamos la Milhoja de Crema Pastelera Inglesa. Muy, muy buena. Viene acompañada de Helao de Frambuesa y con chocolate blanco caliente por encima. Contraste de dulce-ácido muy rico.


Y una Torrija de Pan Brioche. La prefiero de pan normal, pero ésta no empalaga nada. Viene además con los bordes del pan. Y con un helao de leche merengada. Muy rico.


Para beber, SieteVidas Roble. Vino asturiano que mejora cuando respira un poco. Buena acidez y manteniendo la frescura, y deja un toque dulzón al final. Nos gusta mucho.


Como veis, tienen un poco de todo, meriendas, repostería, comidas con menú, cenas, reservao, terraza espectacular y primera copa. Local impresionante, y cocina al centro para compartir paseando por medio mundo o quedándote en casa con buenos productos. Nos invitó la casa, pero Floridita es un sitio para volver y seguir probando cosas nuevas.