El Cencerro




Dirección: Calle Decano Prendes Pando, 24, Xixón
Teléfono: 984 39 15 67

Web:           http://www.tabernaelcencerro.es/
Facebook: https://www.facebook.com/pages/Taberna-El-Cencerro/55650821821
Twitter:       [@El_Cencerro ] https://twitter.com/El_Cencerro

Recomendaciones: Carnes y postres y todo los demás...

Calidad: 5/5
Precio: 35

Comentarios: Hay mucho que contar de este local que tantas ganas teníamos de probar por lo mucho leído y lo tanto escuchado sobre él.

Fuimos a cenar un viernes en pareja previa reserva. Antes, nos pasamos por su otro local. La cervecería VOR Bier & Bar, que tienen justo en frente. Merecerá capítulo, y entrada en el blog, aparte porque tiene mucho encanto y se está realmente a gusto en ella, además de gran oferta de cervezas, copas y cócteles e incluso comida. Quizás la mejor hamburguesa de la ciudad. Pizzas caseras, salchichas, unas alitas espectaculares. Y los jueves, según temporada, Sushi, Yakisoba o Rollitos de Primavera. Comida informal pero de mucha calidad. 
Además, ahora elaboran sus propias cervezas. La Vorágine, una rubia suave. Y la reciente Latitud 43, con más grados y más sabor. La fabricación y embotellado se realiza en una microcervecería vallisoletana.

Así que antes de cenar, las probamos:


Después, cruzar la calle, y entrar en El Cencerro. 
Ambiente de taberna tradicional. Local no muy grande. Pequeño comedor  al fondo que ese día tenía unas 6/7 mesas para 2. 

A pesar de sus reducidas dimensiones, mucha tranquilidad. Quizás en días con más gente, con las mesas tan pegadas, pueda no resultar el lugar más cómodo e íntimo, pero lo suple con el resto. 
Y llega el único pero que voy a poner a la noche. Y es que habiendo llegado con una única mesa ocupada, y viendo después que sólo llegaron 2 parejas más, no entendimos por qué únicamente se nos ofreció la posibilidad de sentarnos en 2 de las 5 mesas libres, una junto a otra pareja ya sentada y la siguiente, cuando podríamos haber elegido una que fue ocupada posteriormente y en la que quizás habríamos tenido más intimidad y que hubiéramos preferido. Es algo que ya nos ha ocurrido en otros establecimientos y que puede deberse a  que por su experiencia crean dar mejor servicio situando a la gente como más les conviene. Bueno, un pequeño detalle sin excesiva importancia. Seguramente culpa nuestra por no haberlo comentado...

Tienen en carta un par de menús degustación, gastronómico y de carnes, con o sin maridaje. Siempre son una buena opción y estuvimos a punto de pedir uno de carnes, puesto que teníamos muchas ganas de probar la que es su gran especialidad, de no haber sido porque entre los entrantes no había ningún plato del mar.

En cuanto al vino, nos dejamos aconsejar indicando que nos apetecía un blanco. Y su acierto fue pleno. Un Abadía Retuerta Le Domaine. Intenso y fresco. Perfecto para los platos elegidos:


Sirven para la cena 4 variedades de pan, que van ofreciendo cada poco y así se pueden ir probando todos.

Como aperitivo de la casa, una Tosta con Boquerones. A mí no me suelen gustar en exceso, y tengo que decir que estaba muy bueno:


De primero, y para compartir, un Ceviche de Oricios con alga Wakame, una emulsion, y guindilla roja que nos indicaron que tenían fuera de carta. Una nueva creación en la que han estado trabajando en los últimos tiempos y es realmente impresionante. Sin tener una exceso de potencia a mar que aportan los oricios y que pudiera ensombrecer al resto, ofrecía una mezcla de texturas y sabores espectacular. ¡¡Que  descubrimiento!! Este plato por sí sólo ya merece una visita...
Buen detalle el emplatado individual: 


Seguimos con un par de platos "De la Plancha y los Fogones", como ponen en carta.
Un Magret de Pato con Puré de Manzanas y Frutos del Bosque. 
Estando muy bueno, que lo estaba, y sobretodo las guarniciones, y en especial los frutos rojos, fue el plato que menos destacó, aunque hay que reconocer que la culpa fue de la impresionante calidad del resto. En todo caso, gran plato:


El otro principal, Cochinillo asado, al Romero, unas Patatas asadas y Pimienta rosa. ¡¡Qué plato!! Diría que lo mejor de la noche...pero pensando en el Ceviche...y lo que viene después...imposible quedarse con uno...
El punto de la carne perfecto, la piel tostada espectacular, y las patatas...nunca hemos probado una igual. Toques de romero, limón y la pimienta rosa realzaban el plato de una manera...:


Y para finalizar, sabiendo que también tienen muy buena mano con los postres, pedimos Milhojas de Queso Mascarpone al Cointreau y Fresas de Segovia. Dudamos entre varios que llaman la atención con sólo leerlos.
Otro acierto. Fantástica presentación, combinaciones riquísimas, sin exceso de dulzor. Y unas fresas maceradas que eran puro espectáculo:


Total 98€. Con un vino que rondaba los 30 €. Para tanta calidad, imposible decir que sea caro. 

Nos apeteció esto, pero quedamos con ganas de las carnes, su gran especialidad...y como sabemos que volveremos, queda para la próxima...que no tardará en llegar...

Estuvimos muy a gusto, comimos de lujo y atención  más que agradable y con buenas recomendaciones.

Además, siendo algo a lo que siempre prestamos atención, indicar que tienen sidra de mesa en carta de bebidas.
Y como hemos leído, van a incorporar una página de productos asturianos, aprovechando el verano y la llegada de turistas. Gran iniciativa, apostando por los productos de la tierra. Cuantos deberían tomar nota...

Enlazamos aquí esta fantástica entrevista de Asturias24.es , donde explican cómo ven este mundo de la restauración, su historia y sus proyectos: 

http://www.asturias24.es/secciones/viandas-reportaje/noticias/restaurante-el-cencerro-creciendo-desde-la-complicidad/1424481972

Como bien dicen, les gusta crecer y evolucionar. Y desde luego, tienen mucho recorrido. 

0 comentarios: