Casa Néstor

CERRADO



Dirección: Calle Conde del Real Agrado, 6 - Lluanco / Luanco
Teléfono: 985 880 315




Recomendaciones: Pescados



Webhttp://www.restaurantecasanestor.com/
Facebook: https://es-es.facebook.com/restaurantecasanestor



Calidad: 4/5



Comentarios:  Casa Néstor es un clásico de siempre en Lluanco. Hace unos meses cambió de dueños y fuimos a comprobar que sigue ofertando el mismo producto de calidad de siempre.

Situado en una calle cerca al mar (aunque no se vea), tiene una zona amplia de barra, para poder tomarse algo, antes y después de la comida. Al fondo, se abre un amplio comedor, e incluso tiene otro comedor (más pequeño) en un apartado reservao. Local grande, con paredes en blanco y luminoso. Mesas amplias y separadas para poder disfrutar de la comida.

La carta se basa preferentemente en productos de la mar, no es barato, pero los productos y la elaboración es de primera.



Empezamos con unas Zamburiñas a la Plancha, perfectas. Buen tamaño de la zamburiña y buena ración. Hechas a la manera clásica, con un poco de ajo y aceite.



Seguimos con una Brandada de Bacalao, hecha al horno, con una base de patata y el bacalao presidiendo el plato. Buena ración, con un bacalao muy suave y una textura perfecta.



Los Calamares de Potera en su Tinta, fueron una de las estrellas de la noche. Sublimes. Suaves, con un buen caldo para mojar. Pasarán a la posteridad, si vais, no dudéis en pedirlo. Sobre todo, se nota que son frescos y de buena calidad. Además, la ración es muy generosa.



Los acompañaron de una bandeja aparte de patatas fritas. Pero de las buenas.



Como plato principal, nos trajeron un  Cachopo de Merluza, buenísimo también. Plato clásico pero de elaboración perfecta. Conjunto equilibrado, con una salsa buenísima,



Viene con unas patatas cocidas, un langostino "de verdad", y unas almejas de esas que se merecen un plato ellas solas.



Acabamos con unos postres variados, todos caseros: Tarta de Queso, Flan Casero, Manzana Asada y Compota de Manzana. Ricos, aunque ya casi no teníamos sitio para nada. Quizás fue lo que menos nos enamoró de la cena.

Cocina marinera clásica, con producto de calidad que responde por si solo. Sitio elegante, con una decoración cuidada.



Para beber, dos albariños: Davide 2012, con una excelente añada.



Aunque la triunfada de la noche se la llevó el Albariño do Ferreiro. Magnifico. Potente pero elegante. Gran vino.



En su carta de vinos, sólo clásicos. Ninguna referencia a Sidra Asturiana (perfecta para este tipo de cocina en sus variedades de mesa o Brut Nature) o Vinos Asturianos. Algo sin duda, a mejorar.

Nos comentaron que ahora en invierno sólo abren los fines de semana. Así que mejor llamar e informarse bien antes de aventurarse a ir.

Siempre es un lujo compartir mesa con compañeros blogueros a los que admiras, como Ruben de Omacatladas, Marta y Noe de Empachate y Olalla de A Buen Bocado. Un placer como siempre.

0 comentarios: