Presentación Bodega Vitheras


Dirección: Carbachu - Cangas del Narcea
Teléfono: 917 080 450 / 676 921 948



http://vitheras.es/
Versión N'Asturianu: http://lesfarturesast.blogspot.com.es/2015/10/presentacion-bodega-vitheras.html


Cultivar vino en Cangas del Narcea tiene algo de heroico. Acostumbrados a ver hectáreas interminables de cepas en la meseta peninsular, el suroccidente asturiano nos reserva una orografía espectacular donde las cepas forman parte de la montaña. Por eso, que Vitheras signifique Viticultores Heroícos Asturianos nos indica la dedicación, pasión y sacrificio que la gente de Cangas, peleando contra su orografía y la dejadez (política y hostelera) asturiana habitual.


Vitheras lo forma una familia que regresa a su Carbachu natal a reencontrar sus raíces, con documentos que demuestran que ya plantaban vino desde el S XVI, donde recogen sus nietos el testigo de un abuelo dedicado con pasión a la recuperación de los vinos. Además, nos encontramos con la que es probablemente la mayor experta en la recuperación de la uva autóctona asturiana. Y entonces, todo encajó a la perfección.


Hace años ya oímos hablar de María del Carmen Martínez Rodríguez, investigadora del CSIC, por su inmenso trabajo de recuperación y selección de viñas para Terras Gaudas, siendo una de las artífices del éxito actual que vive el vino albariño en el mundo. Sabíamos que era de Cangas y sabíamos que estaba investigando, contra viento y marea, la recuperación y selección de las mejores cepas de variedad autóctona asturiana para replantarlas en Cangas. Lo que no sabíamos es que, junto con su familia, iba a producir el mejor vino blanco que existe en Cangas hasta la fecha en su primer año. Y eso tiene un mérito increíble.


Conocimos Vitheras gracias la visibilidad que le dio obtener la Medalla de Oro en el Prestigioso Concurso Internacional de Vinos de Montaña CERVIM (Centro Richerca Studi Valorizzioni Viticultura Montagne) que tendrán que ir a recoger el próximo mes de Noviembre en Fuerte de Bard (Valle di Aosta - Italia). Y rápidamente nos pusimos en contacto con ellos.


Carlos Ron Martínez, presidente ejecutivo, nos acogió en la casa familiar, preciosa casona asturiana con siglos de antigüedad, y nos explicó su historia y filosofía después de presentarnos a toda la familia, que de una u otra manera colaboran en la empresa. Un proyecto jóven e ilusionante donde todos aportan, desde los adolescentes hasta los abuelos.


Posteriormente nos enseñaron sus viñas, donde pudimos conocer gracias a las explicaciones de Carmen las variedades autóctonas asturianas albarín blanco, albarín tinto, verdejo negro y carrasquín, probarlas y comprobar in situ la diferencia visual y de sabor entre ellas.


De momento tienen media hectárea, aunque su objetivo es llegar el año que viene a las 27000 botellas y a medio plazo a las 7 hectáreas. Como podéis comprobar, las vistas son espectaculares pero el trabajo para obtenerlas es duro ya que la mecanización en un terreno así es imposible.


También nos enseñaron el antiguo llagar donde elaboraban el vino, Un sitio lleno de historia perfecto para encontrarse con sus raíces.


Ya de tarde, y tras disfrutar de una maravillosa comida en el Resturante Marroncín, asistimos a la presentación del vino en sociedad.


Nos presentaron su Vino Blanco Vitheras, sin duda, la joya de la corona. Maravilloso vino blanco que tiene todo para triunfar, un ligero toque amargo, persistencia en boca, equilibrado ... una gozada de vino que esperemos esté en breve en los restaurantes asturianos. Para ser su primera añada, el nivel del vino es excepcional, aunque ya están trabajando en mejorar pequeños matices para el año que viene. Un vino blanco de grandísima calidad, con personalidad propia que huele y sabe. Tenéis que probarlo.


También nos presentaron su Vino Rosado Lucía Vitheras, en honor a la abuela de la familia. Apuesta arriesgada ya que es el primer rosado que se comercializa en Asturies. Vino muy fresco, afrutado, pero con un toque ácido muy interesante. Utilizan Verdejo Negro como uva principal de la que ya destacaba Jovellanos en el Siglo XVIII por su calidad y poco tinte.


Gran día por la Tierra de Cangas para conocer una Bodega con mucho futuro y un producto excepcional. Muchas gracias a Carlos, Carmen y al resto de su familia por compartir su pasión con Les Fartures. Un auténtico placer.


Os dejamos un video de la presentación



0 comentarios: