Ginkgo




Dirección: Calle Melquiades Alvarez, 3, Xixón
Teléfono: 984 05 04 98


Calidad: 4/5
Precio: 30€

Del antiguo “El Sirenito” nace este Ginkgo. Han remodelado con muy buen gusto un local en la misma calle y se han lanzado a la modalidad de restaurante tras el éxito que tuvieron con su comida japonesa para llevar.
Local no muy grande pero que, entre barra, mesas en esa zona y el comedor al fondo, acaba siendo un espacio moderno, de decoración sencilla y muy agradable.







Como trabajan muy bien, con buen producto, y sirven platos que gustan y sorprenden, están teniendo bastante éxito, por lo que conviene reservar para cenar en fin de semana.

Tienen 2 turnos, 21.15 y 23.15, algo que no suele gustar, pero comprensible dado el aforo con que cuentan. Además, el servicio es muy rápido y son platos que no requieren de largas esperas por su preparación, con lo que tampoco es un problema en este sentido.

Ya conocíamos sus preparaciones de Sushi, makis y demás de El Sirenito, así que fuimos a por platos diferentes y preparaciones novedosas.

Destacar que tienen cañero de Caleya y una buena variedad de cervezas artesanas y alguna japonesa. A la carta de vinos no llegamos a echarle un vistazo.







Para 2, y para compartir todo, pedimos varios platos con las buenas recomendaciones de la chica que nos atendió.

Trajeron en la espera una ensalada japonesa que estaba rica y fresca:







Seguimos con Gyozas de Langostinos. Perfecta la masa, sabrosísimo el relleno. Nos encantan las Gyozas, y estas están de muerte:





Probamos un plato japonés del que teníamos muchas ganas. En carta tienen 3 tipos, pedimos de cerdo, pero no les quedaban de ninguno de ellos. Sí tenían fuera de carta, Korokke de pitu caleya guisao. Así que mucho mejor, fusión con producto de la tierrina. Son una especie de croquetas de patata con la carne. Son un tanto secas, por la cantidad de patata que llevan, pero con la salsa que las acompaña están riquísimas:







Acostumbrados a los típicos Tataki de atún, al ver en carta este Tataki de Salmón no dudamos. Y vaya sorpresón. El plato de la noche. Se disfruta cada bocado. Salmón de calidad extrema. Se deshace en boca:




Terminamos con unos Makis de Pez Mantequilla muy buenos:







Probamos los 2 postres que tienen. Cheesecake Pasión. Espectacular. Una tarta de queso diferente con una mezcla de crema de queso con frutas y bizcocho que, tanto por presentación como por sabor, nos pareció una maravilla:






Y un Flan de Sésamo Negro. Algo sorprendente y novedoso que, tiene un sabor muy particular, con mucho sésamo, pero que he de reconocer que según lo iba comiendo me iba gustando cada vez más. Digno de probar:




Un total de 52€ que, para este tipo de comida, de producto fresco y de calidad excelsa está genial.





Sin duda, un referente para los amantes de la comida japonesa y para los que no, porque hay mucha variedad para probar y para disfrutar de una experiencia diferente.

Quedamos con ganas de probar bastantes platos y de repetir tanto el tataki de salmón, como la cheesecake, o las gyozas, así que no tardaremos en volver…si es que nos gusta todo

0 comentarios: