Cena de la Sidra de Gala 2017 - Premios SISGA



RESTAURANTE SOMIÓ PARK
Dirección: Carretera Xixón - Altu L'Infanzón - Xixón
Teléfono: 985 333 030


Facebook: https://www.facebook.com/Somio-Park
Anterior Visita: http://www.lesfartures.com/2016/10/cena-de-las-sidras-de-gala-2016-premios.html


Comentarios: Un año más, Asturies fue el centro sidrero mundial gracias a la Fundación Asturies XXI. Se celebró el VII Salón de la Sidra de Gala en Xixón, es decir, sidra no escanciable, aunque evidentemente, la sidra natural sigue siendo, queramos o no, el principal atractivo por el que somos conocidos.


Llagareros de 15 países distintos acudieron a la cita, desde EEUU hasta Japón, pasando por Sudáfrica. Y no solo vinieron ellos, los acompañaron sus representantes políticos para establecer nexos de unión, también económicos, entre los distintos países.


Esta vez sí, recibidos por las autoridades locales de Xixón (las del Principao ni se sabe donde están), y presidiendo la Alcaldesa de la ciudad,  se celebró en Somió Park el VII Salón de la Sidra de Gala. Vestidos de etiqueta, con mezcla de llagareros y distintas personalidades en las mesas para favorecer el intercambio cultural, pudimos degustar la cocina de Fermín Gonzáles que tanto nos gustó el año pasao.


Discursos en asturiano e inglés. Entrega de premios y degustación de las sidras ganadores (a diferencia del año pasao, que degustamos ganadoras y finalistas).


Comenzamos con un Salpicón de Bonito y Langostinos con Verduras, Alioli de Cítricos y Alga Crujiente. Muy bueno. Buena ración, además.


Con este plato probamos Dry Cider , de The Good Cider of San Sebastian. Me comentan que se encuentra por algún supermercado asturiano. Una sidra hecha en Navarra pero cuyo título dice de San Sebastian. Aroma artificial a manzana. No os perdéis nada.


Ama Oiharte. Sidra vasca con segunda fermentación en botella.


El pescao fue el Rodaballo en su jugo, con Crema de Trigueros y Emulsión de Cebollas Escabechadas y Albahaca de Limón. Excepcional, Muy buen plato.


Lo acompañamos de Riestra Brut Nature. Una de nuestras favoritas, aunque en esta ocasión nos gusto más la Semiseca. Sidra asturiana con segunda fermentación en botella.


Corrupia. Sidra semiseca portuguesa, ya vieja conocida por estos lares, que no está nada mal.


La carne fue Ternera Rellena de Foie y Frutos Secos con Melocotón al Brandy y Castañas. Otro plato excepcional. La carne estaba buenísima, y la combinación con el foie y el melocotón queda genial.


The Muse de Angry Orchard. El mayor productos de Sidra de EEUU (unos 250 millones de litros anuales) presentó una sidra que gustó mucho. Muy equilibrada. Burbuja fina, ligera acidez y un toque final dulce.


Riestra Semiseca. Esta vez nos gustó más que su "hermana mayor".


Seguimos con los postres. Brioche caramelizao con Cremoso de Grosella y Chocolate blanco. No triunfó nada ese cremoso de grosella, con textura que parecía chicle.


Lo acompañamos de St. Bernard. Maley. Sidra italiana espumosa con tan solo 3,5%. No triunfó en absoluto.


Valnera. Una de las sensaciones del pasado año en Asturies. Aperitivo de sidra con un toque de miel. Muy rica.


Texturas y Tiempos de la Manzana del Verde al Fermentado. Un postre muy sidrero, al estilo que tanto nos enamoró de Casa Farpón.


Lo acompañamos de Valduro. Sidra asturiana espumosa con miel, perfecta para refrescar.


Y sidra de hielo de Cortina. Con un diseño precioso, una de las últimas sidras de hielo en llegar al mercao asturiano.


Con el Café, Aguardiente de Sidra San juan del Obispo. Poco que añadir a nuestro aguardiente más famoso, aunque nos gusta más el envejecido.



Al día siguiente, el Salón de Sidras de Gala, pero abierto al público. En la Colegiata, en un entorno precioso, que se va quedando pequeño ante tanto elaborador y tanta afluencia de público.


Una maravilla de mezcla de culturas unidas por la sidra. Todos los productores que vienen de otros países nos dicen lo mismo, envidian que Asturies rezume sidra. Envidian nuestra cultura, y nuestra forma de vivir alrededor de ella. Comentamos problemas comunes, problemas sidreros propios a cada país, pero todos vienen con la idea de que nosotros, los asturianos, probemos su sidra y les digamos si está a la altura o no.


El respeto y la admiración es increíble. Y muy sano para nosotros, comprobar cómo nos valoran en el exterior, que a veces, también es necesario que te digan lo bien que se están haciendo las cosas.


Este año la representación fue muy numerosa, tuvimos representantes de Sudáfrica, de EEUU, de Japón, de Inglaterra, Francia ... ¡¡incluso hasta de Murcia!!


Una experiencia muy enriquecedora y recomendable para todo el mundo. 

0 comentarios: