El Cabanón: Cata de Whiskys Maxxium con La Brujería

Dirección: C/Estación, 19-21. Avilés
Teléfono: 678 774 336



Facebook: https://www.facebook.com/Cerveceria-el-Cabanon
Twitter: [@CERVECERIACABAN] https://twitter.com/cerveceriacaban
Instagram: [@pablo_cabanon] https://instagram.com/pablo_cabanon




LA BRUJERÍA

Dirección: C/ Estación, 18 - Avilés
Teléfono: 985 087 520




Facebook: https://www.facebook.com/brujeriatapas/


Comentarios: Seguimos celebrando el 15 Aniversario de El Cabanón a lo grande. Tras la cata de quesos con Aitor Luis Vega y cervezas con Andrés Torre y un encuentro con Cerveza Caleya, Pablo tiró la casa por la venta y organizó un acto muy original y que casi nunca se hizo en Asturies.


Combinó whisky con cocina. Y eso solo lo vivimos un día en La Leyenda del Gallo. Aquí la dificultad era todavía más grande, porque El Cabanón no cuenta con cocina propia. Menos mal que justo en frente está La Brujería y se encargaron de manera magistral de la parte de los fogones. Nivelazo de la cocina de Jacobo.


Combinar Whisky con cocina no es fácil. Es una bebida muy potente y con sabores muy marcados, que limitan la capacidad de harmonización. Pero, una vez abierta la mente, sorprende lo bien que combina el whisky con la cocina. Eso sí, se requiere un punto de atrevimiento, por parte del cocinero y por parte del que lo va a comer. El experimento resultó genial y nos sorprendió a todos muchísimo.


Presentando los whiskeys contamos con la presencia de Juan J. García, responsable de la zona norte de Maxxium España, distribuidora de bebidas premium y de alguno de los mejores whiskys que hay en el mercao ahora mismo. Ya es un viejo conocido de este blog.


Comenzamos con un Macallan de 12 años Double Cask. Un Single Malt, con doble roble, europeo y americano, en su envejecimiento. La madera europea proviene de vinos olorosos, preferiblemente de Jerez. Los 12 años indican que tiene una maduración mínima de 12 años, no que se saque al mercao con 12 años.

Es el whisky más asequible de todos los que probamos, el más suave, a pesar de sus 40º. En nariz, olor a frutos secos, aunque no es muy intenso. Y en boca, importante sabor a vainilla. Lo probamos el primero debido a su intensidad, pero quizá pegaba más con el postre por ese toque dulzón. Muy rico.


Con el Macallan, Jacobo nos preparó un corte de Vaca Vieja Txogitxu macerada durante 3 días en Whisky Escocés. Viene acompañada además de un puré de patata y de una patata frita. La carne se deshace, está buenísima. Y gustó mucho con el whisky, aunque a mí ese toque dulzón con la carne no me terminó de enamorar.


Cambiamos a The Glenrothes Vintage 2004. 18 meses en barricas de Jerez para un whisky mucho más intenso que el anterior, en color, en olor y en sabor. En nariz se nota la madera, y en boca, predomina también la vainilla, aunque sin ese toque dulzón del Macallan. A mí me gusta más.


Con el Glenrothes, Mollejas reducidas con Pedro Ximenez. Excepcional el plato, excepcional la combinación con el whisky. La grasa de las mollejas llenan la boca, el pedro ximenez y la remolacha en tres texturas complementan y el whisky limpia. Genial. La mejor combinación de la noche y la que más juego dio. ¿Quién iba a pensar que unas mollejas iban a maridar perfectamente con un whisky escocés?


De Escocia a Japón, el país de moda para los whiskeys. Con otro conocido, Hakushu. De la casa Suntory (seguro que os suena el famoso Hibiki). Otro Single Malt con un toque ligeramente ahumado. Tiene un toque de turba que es algo muy raro en Japón. Entra con notas herbáceas, frescas y hasta cítricas; y acaba largo y un poco astringente. Tiene un toque incluso hasta a mentol. Más fino en olor que los anteriores, más rudo en el trago y más largo en boca. Muy bueno.


Otra combinación sorprendente fue el Langostino en Tempura con Algas. Buenísimo, y genial con el whisky. Hasta pegan las algas. Difícil superar a los mollejas, pero estuvo a la altura.


Volvimos a Escocia y acabamos con un ahumado. Bowmore Islay 15 Años. El más intenso en color de los 4. 15 años en madera y los 3 últimos en madera de Jerez. Un whisky más robusto, con un toque ahumao (aunque no llega a la intensidad de humo de otros famosos ahumados como Lagavulin).


Para rematar, postre sorpresa completamente inesperao aportado de forma casera (es lo bueno de las catas de El Cabanón). Cremoso de Chocolate Negro con Toffee y Crocante de Almendra y Chocolate. Decir que es espectacular se queda corto. Para meter la cuchara hasta el final y fundirse conlas distintas texturas del chocolate, el toffee y el crujiente de almendra.


Ya para acabar, como colofón final y para que probáramos también con el postre. Founders Beakfast Stout. 99 de 100 en Ratebeer para una de las mejores Imperial Stouts del mundo. Espectacular cerveza, con un toque importante de pimienta que fue genial (mejor que el whisky) con el postre.
Y es que ese toque ahumado me pega más con carne. De hecho, hicimos la prueba de combinar el postre con el primer whisky, el Macallan y nos pega más. Pero entendemos que la cata fuera de menor a mayor intensidad.


Whisky de primera, cocina excepcional (Genial Jacobo y su equipo. La Brujería no para de crecer) en una velada pocas veces vista en Asturies, muy arriesgada y con un resultado maravilloso. Si los 15 los celebramos así, por favor, que pasen rápido los 15 siguientes ... 

0 comentarios: