El Pintu

Dirección: Calle de la Libertad, 11 - La Pola Llaviana
Teléfono: 984 045 505


Facebook: https://www.facebook.com/El-pintu
Instagram: [@el_pintu_laviana] https://www.instagram.com/el_pintu_laviana/


Calidad: 4/5
Precio: 80€


Conocí a Diego García de Sidrería El Requexu, donde nos deleitó con un genial Menú Degustación muy poco habitual en sidrerías dando un salto de calidad que creemos muy necesario. Así que cuando nos avisó que abandonaba Xixón para volver a su Llaviana natal para abrir su propio restaurante, no dudamos en acercarnos en cuanto pudimos.

El Pintu conserva el nombre y la socia de su anterior etapa, pero suma como socio y jefe de cocina a Diego. Tras una obra para hacer una cocina donde Diego pueda crear a gusto, y acondicionar un local pequeño, pero muy guapo, podemos afirmar que ya es un referente en La Pola Llaviana. Ofrece cocina con un base tradicional, pero con un plus de calidad que no había por la zona. Desde guisos tradicionales, hasta platos con un punto creativo. Además, tiene un menú de día de muy buena calidad a un precio.


Gran barra al fondo, y decoración a piedra vista muy guapa. Mesas espaciadas e importante, no doblan mesas, prefieren que quien vaya esté a gusto el tiempo que haga falta (tampoco os paséis, eh? que esta gente tiene familia 😭).


Comenzamos de aperitivo con una Croqueta de Chorizu y otra de Chipirones. Muy ricas las dos, pero la de chorizo ... gloriosa. Además, esa presentación en mármol con el logo del local, nos encanta.


De platos principales, pedimos Besugo a la Plancha. Sencillo, pero si el besugo es bueno ... está muy bueno. Perfecto y en su punto.


También, Gochu Asturcelta confitao con una Base de Patatas. Buenísimo. Platazo. Se deshace solo, y tiene un sabor intenso, pero muy meloso. Perfecto.

Normalmente los restaurantes cojean en los postres, pero no es el caso de El Pintu. Los postres los encarga a Alberto Ojeda, de Confitería Albert; y a Confitería Conchi de Pola Llaviana. Nos encantan los dos, pero Confitería Conchi es de otro mundo ... Tenéis que ir, solo por los Bartolos ya merece la pena, pero está todo buenísimo.


Nosotros pedimos, Sacher de Chocolate con Frambuesas. Impresionante. Sin palabras.


Y Mousse de Chocolate Blanco, Arroz con Leche y Helado de Lima. Otro postre fascinante.

Ni se os ocurra llenaros y perdonar el postre. No lo hagáis.

La carta de vinos es pequeña, pero variada, con vinos originales y a muy bien precio. En breve incluirán vinos y sidra asturiana, pero mientras tanto, puedes disfrutar de Cerveza Caleya.


Nosotros bebimos un Albariño Davide 2017. Muy buen albariño a un precio más que ajustado en el local.

Con el albariño, pagamos unos 80€. Teniendo en cuenta que el vino sale por unos 25€ y que el besugo no es barato, el precio está genial. Podéis pedir platos o pedir entrantes para compartir al centro y os saldrá más barato. Vosotros decidís. Mi recomendación es que probéis un poco de todo.

Llevan poco abiertos, pero están siempre llenos, así que reserva.