Farturruta: De los Lagos de Saliencia a El Vaḷḷe - Casa Cobrana

Dirección: El Vaḷḷe - Somiedu
Teléfono: 985 763 748



Facebook: https://www.facebook.com/ApartamentosCobrana


Calidad: 3/5
Precio: 17€


Comentarios:  Somiedu es uno de los paraísos que tenemos dentro de Asturies. Pueblos preciosos, montañas, paisajes espectaculares, lagos y también, buenos sitios donde comer. Reserva de la Biosfera desde el año 2000.


Hoy os vamos a proponer un paseo entre dos sitios de sobra conocidos, pero cuya ruta entre los dos no es muy habitual. La ruta es lineal, por lo que necesitaremos dos coches, o podéis adaptarla para hacer una ruta circular. Yo como siempre os doy la idea, y vosotros acabáis decidiendo. Eso sí, el sitio donde acabar comiendo es innegociable. Tenéis que conocerlo.


La ruta es asequible para todo el mundo, apenas hay desnivel, las vistas son increíbles y lleva unas 4h caminando tranquilamente. El único cuidado que tienes que tener es con la niebla, como siempre, precaución.


Comenzamos en el Altu la Farrapona (1708m), al que se accede por una carretera asfaltada debido a la famosa etapa de la Vuelta Ciclista a España. Podéis hacer una parada en el precioso pueblo de Saliencia, merece la pena. Desde el amplio parking en el puerto, accedéis a una pista desde la que tenéis unas imponentes vistas al Valle de Saliencia.


Tras una bajada y una mini subida, el primer lago. Ḷḷagu la Cueva. Preciosas aguas con un color verde turquesa para un lago enorme, al que merece la pena bajar a contemplar de cerca. Hasta ahí tenéis 1,5km de recorrido, aunque mi recomendación es que sigáis subiendo.


La pista sigue con un repecho, donde a mitad de camino (siempre volviéndose para ver las impresionantes vistas sobre el lago), podéis hacer un descanso contemplando las bocaminas de la mina de hierro de Santa Rita, con su peculiar color rojizo. Os podéis asomar y disfrutar de la corriente de aire.


Seguimos subiendo hasta ver el Ḷḷagu la Mina o la Almagrera, o lo que queda de él en verano. El más pequeño de todos.


Desde ahí, un par de metros más allá, el Ḷḷagu Negro o de Calabazosa. El más espectacular de los de Saliencia. Se suele llamar Ḷḷagu Negro debido a la profundidad de sus aguas, encajonado entre montañas y de una belleza excepcional.


Merece la pena pararse a contemplarlo.


A la derecha, se encuentra el tercer lago, Ḷḷagu de Cerveriz. Espectacular también, y con una amplia pradera para comer o sentarse a disfrutar.


Aquí podríais dar la vuelta, volver por donde subisteis al aparcamiento de la Farrapona y desde el coche ir al restaurante de la Farturruta en el Vaḷḷe.


Nosotros decidimos seguir caminando. Atravesando la Vega de Fresnéu, con el lago de Cerveriz a la izquierda, se sube a la Vega de Camayor, desde la que se puede uno imaginar el impresionante glaciar que formó los lagos.


Una llanura verde, entre montañas, para pasear disfrutando. Al final de la misma, la Llomba de Camayor, desde la que te puedes volver, disfrutar de la vega, de los picos albos y decidir el siguiente punto de destino. Hacia la izquierda, Ḷḷagu de Vaḷḷe o El Vaḷḷe. 



Si vais con tiempo, asomaros al Ḷḷagu. Para mí, más guapo todavía que los de Saliencia. El más extenso y profundo de Asturies, y con una pequeña isla preciosa y varios teitos.


Desde ahí, todo es bajada, hasta el Lago, con varios miradores con vistas espectaculares. Nosotros desde el mirador, bajamos por la pista hasta El Vaḷḷe donde nos acercamos a comer a Casa Cobrana.


El Vaḷḷe es de sobra conocido, uno de los pueblos más guapos de Asturies, lleno de casas rehabilitadas y encajonado entre montañas. A pesar del turismo, se respira paz, y es un placer perderse entre sus calles.


Casa Cobrana es un edificio enorme con apartamentos rurales en la parte baja del Vaḷḷe. Tiene una preciosa terraza, que suele estar llena de gente tomando sidra. Dentro, zona de barra, con mesas para comer, y en la parte posterior, un comedor de unas 5 o 6 mesas. Suele llenarse de fin de semana, así que mejor reservad.


No hay menú, y la especialidad de la casa es el Pote y el Cabritu. Ambos muy buenos, pero hay
más ...


Comimos 4 personas y pedimos 4 platos para comer todos un poco de todo. Lo primero, una ración de algo da para comer 3 o 4 personas tranquilamente. Probamos el Pote, sin faba, típico de la zona, muy bueno y con un compangu excepcional. Y cuando digo excepcional, es excepcional. Morcilla picantina que da sabor a todo el pote.


Pero lo que fue de otro mundo, mejor todavía que el Pote, fue la Fabada. Impresionante. De las mejores que probamos. Caldo espeso, faba tierna que se deshace en la boca, grande, y con el mismo compangu. Indispensable.


El resto estuvo rico, pero sin duda lo mejor, la fabada. Y ya veis el tamaño de la ración para 1 persona.


De segundos, pedimos media ración de Cabritu. Y ya veis el tamaño de la media ración, enorme. Cabritu muy rico, suave, y con patatas fritas y buena salsa. Nos gustó.


Y acabamos con un Cachopu de Setas al Cabrales. La carne rica, el relleno rico, aunque esa salsa al Cabrales hace que todo sepa a Cabrales y apenas aprecies el resto. Para otra, lo probamos sin salsa, o otro cachopu normal u otros segundos también apetecibles.


Agonizando, pedimos un postre. Crema de queso casera con Oreos. La crema es muy suave, y entra sola.

Con cafés. Agua, y una jarra de cerveza con limón, pagamos 67€. Y quedamos a reventar. Muy barato.


Desde ahí, fuimos a por el otro coche al alto de la Farrapona.


El recorrido son unos 14 kms, y tardamos unas 4h en hacerlo. Paseando tranquilamente y parando a disfrutar de los lagos y hacer fotos. Apenas hay unos 500m de desnivel.


Otra opción es que salgáis desde el Vaḷḷe, subáis hasta el Ḷḷagu de Vaḷḷe y a la vuelta paréis a comer en Casa Cobrana. En total, son unas 3h de paseo, pero es lo que hace todo el mundo.