Creelers

Dirección: Lower Harrapool, Broadfort IV49 9AE - Escocia
Teléfono: +44 1471 822281



Web: http://www.skye-seafood-restaurant.co.uk/
Facebook: https://www.facebook.com/Creelers-Of-Skye


Calidad: 3/5
Precio: 30€


Comentarios: La Isla de Skye es uno de los sitios más maravillosos de Escocia, una isla unida al resto del país por un puente (experiencia total que te toque pasarlo con restos de un huracán), con paisajes espectaculares, llenos de acantilados, castillos, cascadas, pequeñas montañas (aunque grandes para ellos) y pueblos pequeños pesqueros.


Fue la parte de Escocia que más nos recordó al occidente asturiano. Puedes acceder a ella por el puente que os comentamos, o por el Ferry. Y es recomendable entrar de una manera y salir de otra (el ferry tiene precios muy baratos), aunque como os comenté, el temporal nos impidió volver en ferry.


Está llena de turistas, pero a la vez, mantiene ese componente salvaje todavía (como el occidente asturiano), y es muy fácil llegar a sitios donde no te encuentres absolutamente con nadie. Paisajes inmensos, lagos enormes, paz y tranquilidad.


Su oferta gastronómica está más enfocada al mar, y son "famosos" sus platos con langostas, su salmón y sus mejillones. No fuimos a cenar (a las 19h) a uno de sus sitios más conocidos, Creelers, en el pequeño pueblo de Broadfort. El pueblo en sí no tiene gran cosa, aparte de ser uno de los pocos núcleos urbanos de la isla.

El restaurante es muy pequeño, tiene muy pocas mesas y se suele llenar. Así que, reserva.

Pedimos dos platos de pescao, probando peces más que de sobra conocidos por nosotros (y que adoramos) para comparar nuestra cocina con la de ellos. Y ... lo siento, pero no hay color.


Pixín a la Brasa con una Crema ligera de Soja y Reducción de Pernod (una especie de anís francés). El pixín no está mal, tira a duro, pero el anís y la soja matan completamente el sabor.


Filetes de Salmonetes con salsa de Carragina. La carragina es un extracto de alga. Da igual, filetes cocidos, sin sabor ... y mira que es complicado que un salmonete no tenga sabor.

De lo más decente que comimos en Escocia, y solo es un 3 raspao.


Para beber, unas pintas de Red Skye, la cerveza local. Tampoco os perdéis nada.


Pagamos unos 60€.