Marcos Morán & Borja Cortina


Dirección: Priendes - Carreño
Teléfono: 985 887 797



Web: http://www.restaurantecasagerardo.es/
Facebook: https://www.facebook.com/marcos.moran.casagerardo/
Twitter [@casa_gerardo]: https://twitter.com/casa_gerardo
Twitter [@marcosmoran]: https://www.instagram.com/marcosmoran/


Web: http://varsoviagijon.com/
Facebook: https://www.facebook.com/varsoviabargijon/
Twitter [@varsoviagijon]: https://www.instagram.com/varsoviagijon/


Comentarios: Uno de nuestros mejores cocineros y uno de nuestros mejores bartenders en uno de nuestros mejores restaurantes. Así se puede resumir la noche que vivimos gracias a Marcós Morán y Borja Cortina, que unieron cocina y cócteles, elaborados con los mixers premium de Scheweppes.


Fiesta en Casa Gerardo, con muchas caras conocidas, que comenzó en el salón principal, de forma informal con un Gin Tonic con toque de Lima y Albahaca, porque, como dice Borja, hay que reinvindicar el Gin Tonic como aperitivo, y la verdad que entró genial, y más con el calor que hacía en el exterior.


Lo tomamos con un Bocadillo Crujiente de Quesos, que es una auténtica maravilla.


La idea de la noche era probar cosas distintas, en formato pequeño, y ver cómo un "gastromaridaje" puede ayudar a mejorar tanto el plato como el coctail, y así fue. En general, todos los platos supieron mejor con el coctel, y viceversa. La combinación de ambas cosas rozó la perfección.


Subimos las escaleras y entramos en la cocina, allí ya nos esperaba todo el equipo, luces de colores, DJ y Marcos y Borja micro en mano. Trasiego enorme  en la cocina y los espectadores alredor degustando, admirando y comentando.


Comenzamos con un Ahumados vs Schweppes Limón. Un Golden Beer Pint, un coctail con presencia de pinta de cerveza, pero que mezclaba whisky y ginger ale. Muy rico, y alcohólico ...


Lo probamos con la Banderilla de Anguila y Pepino. Refrescante.


Y Salmón, manzana y Café. De los mejores de la noche, crujiente con la piel del salmón, dados de manzana y polvos de café para dar sabor (y olor). Muy bueno.



Delicadeza Vs Schweppes Hibiscus. El coctail fue un Negroni Rossastro, con ginebra rosa, vermouth, Campari y la tónica de hibiscus. Amargo, a mí el Campari no me apasionada nada ... así que solo no me enamoró, pero con las tapas, entró realmente bien.


Lo tomamos con un Säam de Merluza en Verde. Un trozo de merluza envuelto en una hoja de verdura.


Y un Cogollo a la Crema. Fue lo que menos nos triunfó de la noche.


Cantábrico Vs Schweppes Ginger Ale / Jenjibre Intenso. El coctail fue el único sin alcohol de la noche, y también fue el que más nos gustó (sorprendente en mí, eh?). Baby Jane. Amargo y con toque picante de tabasco, Fue genial con los platos.


Buñuelo de Salmonete. Pequeño, y de bocao. Muy rico.


Salmonete en su Consomé. Le faltaba potencia, pero textura maravillosa.


Tradición Vs Soda Schh. Volvimos al alcohol para tomar la Caipiroja, un coctail con base de palo cortado, que aportó la potencia suficiente para los platos más fuertes de la noche.



Croqueta de Compango. Mítica de la casa, y que está buenísima.


Y no podía falta su archiconocida Fabada. En mini plato con mini compangu. Suave, elegante. Rica.


Acabamos con Oximoron Vs Schweppes Té Matcha. La idea de pinza total de la noche fue la tarta de Queso Gamonéu en forma de coctail. De repente inundó un potente olor a Gamonéu la sala y a todos nos sorprendió encontrarnos con un coctail para beber. Fuerte, arriesgado ... pero ¿no es precísamente lo que les pedimos? Que arriesguen y nos lleven por caminos distintos. Vodka con queso Gamonéu. Con dos ... Sabía mejor de lo que olía.


Lo tomamos con un Bombón de Chocolate Tanzania y Sal. Otro bocao muy rico.


Como colofón, la unión perfecta de los dos mundos. Balsámicos y Té Matcha. Con cuchara, texturas, contrastes y un sabor buenísimo.


Noche alcohólica (pena de coche de vuelta), perfecta para abrir la mente, probar cosas distintas, o platos tradicionales de forma distinta. Se agradece mucho veladas así donde juegas, aprender y, sobre todo, disfrutas.