Antiqvvm

Dirección: Rua de Entre-Quintas, 220 - Oporto
Teléfono: +351 226 000 445




Web: http://antiqvvm.pt/
Facebook: https://www.facebook.com/antiqvvm/
Instagram: [@antiqvvm] https://www.instagram.com/antiqvvm/


Calidad: 5/5
Precio: 150€


Comentarios:  Maravilloso descubrimiento en Oporto. Antiqvvm es un sitio para perderse situado en los jardines del Muséo Romántico da Quinta da Macieirinha (sXIX). Aunque no vayáis al restaurante, merece la pena la visita a los jardines, con vistas sobre la ciudad.


Para acceder al restaurante bajas por unas escaleras de piedra, donde ves las mesas tras unas enormes cristaleras con vista al jardín. El jardín tiene mesas para tomar algo antes y después, y sería una maravilla poder cenar fuera en verano, aunque entiendo que sea complicado por temas de logística.


Las vistas sobre la ciudad son maravillosas.


Dentro, mesas especiadas, alguna pegada a la cristalera (si podéis reservad allí), y otras con un amplio sofá que une toda la parte de la pared.


Comenzamos con un Brut Rosao. (a 10€ la copa).


Para comer, tienen carta y varios menús degustación. Pedimos el del medio, que nos llamaba más la atención. Menú Esencia. Todo un acierto. Tenéis opciones más baratas que la que elegimos nosotros.


Comenzamos con el detalle de la Servilleta Húmeda para "limpiar" las manos, más efectista que útil.
Nos trajeron dos Mantequillas, con Pimienta del Nepal, y de Algas.


Además un Aceite de Oliva portuguésque estaba muy bueno.


Distintos panes. Aparte del menú, los aperitivos de la casa:


Crema de Remolacha con Salmón, Citronela y Caviar. Pica y dulce a la vez, para tomar con cuchara. Muy bueno.


Mousse de Queso con Compota de Cebolla y Piñones. Mousse muy suave, lo mejor es la textura. Mezcla bien, pero poco más.


Foie, Mango y Anguila Ahumada. Lleva limón japonés, que le da un toque genial. La mezcla de cítrico con el ahumao queda genial. Gelatina por encima con vino de Porto. Genial.

Acabada la bienvenida del chef, comenzamos el menú propiamente dicho. Como veis, además de la mantequilla, 3 platos de bienvenida. Empezaba bien la cosa.


Conserva. Con Ventresca de Atún, Mayonesa, Caviar Ficoide, Mejillón, Gazpacho y Cilantro. El lomo se deshace, aunque es bastante insípido. La mayonesa aporta, pero en general es un plato que sabe poco.


La segunda parte ya nos gustó más. Muy refrescante.


Tradición. Tripas de Bacalao, Garbanzo, Bacalao de media cura, Tendón de Vaca y Comino.


Los mismos ingredientes en distintas texturas. Nos recomiendan estrujar la bolsa y mezclarlo en el plato para darle un toque crujiente. Genial. Textura, sabores muy intensos, muy portugués, de la tierra. Nos encantó.


Coral. Salmonete, Carabinero, Coliflor, Oriciu y Codium. Plato sorprendentemente equilibrao, todo junto es perfecto en la boca. Menos intenso de lo que aparenta, pero muy, muy bueno.


Prado. Novillo, Cecina de Cebón, Mostaza, Trufa, Queso de La Isla, Nuez Pecan y Acelga. Otro espectáculo. La salsa es perfecta. La carne se deshace sola y la cecina es impresionante. Seguimos subiendo de nivel. Quizás el mejor de la noche, aunque muy seguido de cerca de los demás.


Codido "Do Barroso". Chorizo de Calabaza IGP, Fabes, Caldo de Cocido y Legumbres. Acabar un menú así es ... arriesgao, y nos encantó. Caldo con carne, intenso sabor a garbanzo, nabo y toque de tocino. Muy bueno.


Conexión Improbable. Yogurt, Maracuyá y Aceite de Vainilla. Montan la espuma de maracuyá en el momento. Para meter la cuchara hasta el fondo y disfruta. Genial el aceite con el ácido de la maracuyá. Muy bueno.


Tarta de Limón. Limón, Naranja Confitada, Té Matcha, Mascarpone, Kumquat y Yuzu. Pasa a ser uno de mis postres favoritos. Es perfecto. La bola de chocolate está llena de mascarpone. Mezcla de texturas, con el crujiente y la gelatina ácida; y de sabores. Espectacular.


Nos costó acabarlo todo, pero con el té y el café, nos trajeron una Caja de Pequeñas Delicias. 3 cajones con sorpresas en forma de bocao, mini macarons, bombones, gelatina de naranja ... pero sobre todo, lo mejor, unos Pastéis de Nata que son una gozada. No quedó nada.


Para beber, nos dejamos recomendar Quinta de Santiago. Alvarinho Reserva. 2017. a 42€ la botella. De menos a más. Frío no sabe a nada, y en cuanto solicitamos quitarlo de la cubitera y lo dejamos atemperar, mejoró mucho.


3h y Media de cena. Viendo el atardecer, con una atención muy buena, cocina con un toque muy portugués, y un entorno maravilloso. Genial Antiqvvm. Pagamos 308€