Mil Setecientos 52

Dirección: Calle Gil de Jaz, 16 - Oviedo / Uviéu
Teléfono: 985 241 100


Web: http://www.milsetecientos52.com/
Facebook: https://www.facebook.com/Restaurante-1752
Instagram [@restaurante1752]https://www.instagram.com/restaurante1752/


Calidad: 4/5


Comentarios: Mil Setecientos 52 es el restaurante del Hotel Reconquista (apoyo total desde aquí a Los Once Solidarios del Reconquista). Tiene una entrada independiente por un lateral del edificio y a principios de años lo reformaron completamente con muy buen gusto.


En general, solemos huir de los restaurantes de los hoteles, y más si están ubicados en pleno centro de la ciudad, porque suele haber opciones más interesantes, pero en este caso, la cena que nos prepararon nos sorprendió para muy bien.


Lo primero a destacar, la decoración. Clásico pero con un toque más modernos e informal, para quitarse de encima es halo de abolengo que impregna todo el hotel. Su intención es abrirlo a todos los públicos, y su cocina y sus precios así lo demuestran.


Nos prepararon un menú degustación con la carta que estrenan en breve, para que probáramos un poco de todo. Cocina de producto asturiano con un toque creativo. Y muy sabrosa.


Comenzamos con un Royal de Erizo de Mar con Falso Pesto y Mango. Refrescante, para mezclar y tomar con cuchara. El oriciu le da un toque de picor, pero se mantiene la suavidad con el contraste con el aceite y el mando. Muy rico.


Mini Vieiras con Aire de Zanahoria y Salsa de Sidra. De mini nada. Volandeiras enormes, en su punto perfecto, con la espuma de zanahoria y el toque alegre de la sidra. Muy ricas.


Torto Asturiano con Chicharro Escabechado, Aguacate y Microbrotes. Mezcla de sabores y texturas. Toque crujiente del torto, predominando en sabor el chicharro y contrastando con el aguacate. Nos gustó mucho.


Gyozas de Cordero con Salsa de Menta y Ras el Hanout. Mini gyozas, muy ricas, delgadas. El contraste del cordero con la menta y el raselhanout queda genial. Un plato muy árabe.


Tataki de Pulpo Frito con Harina de Garbanzo, Escabeche de Tamarindo y Alioli de Remolacha y Frambuesa. Otro plato de contrastes, el pulpo muy rico, no le hace falta la harina de garbanzo. Y el contraste con la frambuesa y la remolacha le queda genial.


Y acabamos con un Muslo de Pitu Caleya Guisado con Emulsión de Zanahoria. Un clásico sencillo que no falla, aunque tampoco enamoró.


De postre, Tarta de Queso Requemada. Una especie de mezcla de tarta de queso con textura de arroz con leche. Suave, pero muy rica. Viene acompañada de un helao de mango. Nos gustó mucho.


Para beber, EM, Sidra Brut Nature del Llagar el Gobernador. Fue genial con toda la cena.


No pagamos, nos invitó el restaurante. Pero vimos los precios y están muy bien. Tienen además menú del día. Nos gustó el concepto, la cocina y la decoración, sin duda, gran acierto en la reforma. 

3 comentarios :

Toni dijo...

Otros sin la carta en el exterior. Me gustaría a veces meterme en la mente de algunos hosteleros...

David Castañón dijo...

jajajajaja, vas acabar siendo repunante d'honor :P

Toni dijo...

Que soy un repunante ya lo tengo claro, pero que a muchos hosteleros no les da para mucho la cabeza, también.
De tres recientes aperturas de restaurantes con pretensiones en Oviedo, a ninguno de los tres se les ocurrió poner la carta en el exterior...