Nueva Visita: Los Llaureles

Dirección: Camino de Miyangues, 2 - Torazu - Cabranes
Teléfono: 629 769 059



Web: http://www.losllaureles.com/

Facebook: https://es-la.facebook.com/LosLlaureles
Twitter [@losllaureles]: https://twitter.com/losllaureles
Instagram [@losllaureles]https://www.instagram.com/losllaureles/


Calidad: 5/5
Precio: 41€


Anterior Visita: https://www.lesfartures.com/2019/05/los-llaureles-kuidaore.html


Comentarios:  Sabéis que nos perdonamos visita a Los Llaureles para probar los distintos menús estacionales que van haciendo a lo largo del año, y llegamos a probar el menú del verano el último día que estaba disponible. Vuelven a la carga tras un merecido descanso a mediaos/finales de octubre, con nuevo menú y las miras puestas en el invierno de Torazu.


Es genial ver cómo Carlos adapta su cocina a los productos de temporada, y cómo es el menú el que se adapta a la estación y no al contrario. Y con este menú, nos transporta a rincones exóticos orientales y cubanos para llevarnos la boca de frescura, pero sin olvidarse de mirar al sur de España y, por supuesto, nunca jamás sin darle un toque asturiano a todo.

Consultar la hora del ocaso, abrir una botella de cava en la terraza y ver cómo la luz dorada desaparece y nos envuelve la noche, es uno de los mayores placeres de la noche. En completa oscuridad, en silencio o con animada conversación, es un sitio mágico.

Dentro, el toque de Josa es maravilloso. Decoración siempre muy cuidada, atención de primera, todo al detalle, y a ritmo perfecto. Como todo en Los Llaureles.


Comenzamos con Daikon y Maní. Un Takuan (encurtido japonés con base de rábano Daikon), con crema de cacahuete, Mirim, Soja, Aceite de Sésamo y Caldo de Pollo, germinao con guisante. Cuchara para mezclarlo todo y a disfrutar.


Bloody Mary de Clamato. Gel de Tamarindo (sí, tuvimos que preguntar qué era). Con un Tartar de Vieiras maceradas y aparte, una mini jarra con un Bloody Mary donde sustituyen el tomate por Clamato (caldo de almejas, jugo de tomate y especias). Para mezclarlo todo, aunque antes no nos pudimos resistir a probar el bloody mary solo y ... está realmente bueno. Diferentes texturas, mucha intensidad de sabores, pero a la vez, un plato fresco. Muy bueno.


Ensaladadilla 2.0. Una base de pasta de patata, con pepinillo, alcaparras, zanahoria, aceituna negra, remolacha, y por encima, una espuma de acitunas con anchoa, guisante de Wasabi y huevas de Trucha. Lo acompañan de un pan árabe frito con Ras al hanout.  Es el sabor de siempre de la ensaladilla, donde gana la aceituna y la anchoa. Como volver a la infancia. Muy rico.


Croqueta de Cochinita Pibil. Guacamole, aguacate, lima, tomate y cebolla tierna. Por encima, lleva una cebolla roja encurtida. Acompañada de un nacho de maíz y en el centro, una croqueta de cochinita pibil utilizando el propio jugo y salsa sobrante de la cocción de un gochu. Lo que nos recomienda Josa es que le metamos un mordisco a la croqueta y que después la mezclemos con el aguacate. Buenísima.


Desierto de Almería. Verano puro en boca. Ajo blanco almeriense, almendra, aceite, vinagre y en vez de agua, melón licuado. Por encima, gel concretado de puntas de jamón, paté de oricios y mejillón, y jamón serrano frito. Otro sabor de siempre con unas cuantas vueltas más, que mezcla sabores, texturas y colores. Genial.


Cuban Bao. Combinación loca, con un pan bao de base, que aporta su sabor dulce, y relleno de tacos de pierda de gochu asao con naranja agria y especias y una salsa de anguilas y hierbas aromáticas. Salvia, cilantro y hierbabuena. Dulce, agrio y especiao. Para tomar de dos bocaos. La pata es lo suficientemente intensa como para contrarrestar el dulce del bao. Muy bueno.


Langostino a la Americana. Salsa americana, arroz con sushi, yema de huevo de codorniz, espirulina, y por encima un rallao de chipirones encebollaos en su tinta como si fuera trufa negra. Uno de mis favoritos de la noche, esa mezcla de la salsa con el sushi y el huevo casi parecía una arroz a la cubana, pero los chipirones le da un toque muy bueno.


Lo sorprendente es que nos echan láminas de chipirón como si fuera trufa. Vuelve a ser un plato fresco, pero contundente a la vez. Comenzábamos a agonizar.


Bocadillo de Pringá y Cerveza. Un buñuelo de la carne sobrante del cocido con sus tropezones, como si fuera la ropa vieja. Tempura de cerveza y una lámina de grasa de panceta por encima. Hecho al estilo del bocadillo típico sevillano que suelen tomar con cierta cerveza famosa por aquellos lares (y no, no es Cerveza Abril).


El favorito de la noche, Ramen Dry. Espectacular. Un ramen seco, muy veraniego. Para mezcla y comer. Presentación en centollu. Y sustituyen la sopa por una enchilada de camarones, con yema de huevo de corrar, wakame aliñao, alga nori, tempura de cerveza, shitake y fideos noodles con mayonesa japonesa. Brutal


Para los postres ya estábamos agonizando. A pesar de ser platos muy veraniegos, las cantidades son grandes y muchos ingredientes contundentes. Así que mejor cenar tranquilamente para ir haciendo sitio. Hotteok de Té Matcha. Una tortita coreana de pistacho y té matcha, con toffee de jengibre, palomitas de caramelo. Viene acompañado de una bola de helao de té matcha y polvo del mismo té. Refrescante pero con una base contundente a la vez. Nos gustó mucho.


Y acabamos con el guiño asturiano, Miel de la Abuela de Javi Felechosa. Un plato hecho con la miel de la abuela de Javi, el cocinero de Pueblo Astur, en diferentes preparaciones y texturas. Crumble de galleta de miel, pudding de miel, bizcocho de miel, crema pastelera de miel, helado de miel y polvo de caramelo de miel. Maravilloso.


Para beber, un Conde de Haro Brut Vintage 2016. Cava de La Rioja, muy rico, con una acidez muy marcada. Nos gustó mucho.


Ya sabéis que es uno de nuestros sitios favoritos, porque conjuga a la perfección el ambiente con la gastronomía. Invita a relajarse y disfrutar, y además lo consiguen con un menú de primera a muy buen precio. En octubre vuelven a la carga con mucho otoño e invierno encima, yo que tú no me lo perdía ...