Alfileritos 24


Dirección: Alfileritos 24, Toledo
Teléfono: 925 239 625


Web: https://alfileritos24.com/
Instagram: [@alfileritos24] https://www.instagram.com/alfileritos24/


Calidad: 4/5
Precio: 35€


Comentarios: Descubrimiento en Toledo de los que merece la pena recomendar. Alfileritos 24 es una casa del Siglo XIV convertida en restaurante, que toma el nombre de su dirección, situada en pleno casco histórico, a 50 metros de la plaza central de Toledo, Zocodover.


En la parte de abajo está situada la taberna, con zona de barra, cocina independiente y una zona abovedada en piedra excavada a la tierra. Puedes tomar algo o incluso tapear con una carta muy completa. Nosotros lo probamos y nos encantó. Eso sí, entre los parroquianos y los turistas, aquello se convertía en un trasiego casi impracticable, lo sorprendente es que la cocina no se resintió y comimos igual muy bien.


En el piso de arriba, llega la sorpresa. Subes por unas escaleras (o ascensor) y te encuentras un antiguo patio reformado, impresionante, lleno de recovecos con mesas y rincones íntimos. Mezclan decoración tradicional con toques en cristal o acero más vanguardistas.

Pero todavía mejora con las mesas los pisos superiores. Mesas de 2 o 4 personas pegadas al balcón del patio, creando un ambiente muy especial. Solo por el sitio ya merece la pena. Pero es que, además, la cocina está a la altura.


Comenzamos de aperitivo de la casa con un Paté de Perdiz. Intenso. Muy rico. Por cierto, a destacar el pan, espectacular.


Pedimos directamente platos. Lomo de ciervo con praliné de pistachos, higos y puré de orejones. Buenísimo. El ciervo está impresionante, y el contraste con el dulce de los higos y los orejones le queda genial. Muy bueno.


Rulo de cochinillo con migas manchegas dulces y salsa reineta. Otro platazo. Las migas está buenísimas, con frambuesas, arándanos, fresas ... y chorizo. Y el cochinillo maravilloso. La Piel por encima cruje. La combinación de todo está buenísima. 


El cortante que nos traen para los postres es una Sorbete de Limón


De postre, pedimos Filipinos de limón y chocolate blanco con yogur. Maravilloso. El filipino es chocolate blanco relleno de crema de limón. La base es yogur. Tiene un toque cítrico, contraste de texturas ... nos encantó. 


Y Torrija de coco, crema inglesa y helado de violetas. La torrija de pan, no con brioche. Tiene un toque a coco. Muy rica. 

Para beber, agua y unas copas de vino de la tierra. Pagamos 66€. Sitio más que recomendable. 


Suele estar lleno, así que reserva. Incluso está complicado pillar mesa en la zona de la taberna.