Nueva Visita: Mi Candelita

Dirección: Playa Bañugues - Gozón.
Teléfono: 985 883 150



Facebook: https://www.facebook.com/micandelita/
Twitter [@mi_candelita_]: https://twitter.com/mi_candelita_
Instagram [@micandelitaarroceria]https://www.instagram.com/micandelitaarroceria/


Calidad: 4/5
Precio: 41€


Anterior Visita: https://www.lesfartures.com/2019/05/mi-candelita.html


Comentarios:  Volvimos a Mi Candelita, en temporada baja, que es cuando más se puede disfrutar de la paz que transmite, alejado del trasiego que suelen tener en fines de semana, verano o periodos de temporada alta.


Un restaurante hecho por y para disfrutar de la mar que lo baña, que casi llega a sus puertas, y que se transmite perfectamente en su cocina. Ya sea comiendo en su amplia terraza, o en cualquiera de sus comedores, no podrás dejar de mirar al mar desde sus amplias cristaleras llenas de luz. Y a pesar del bullicio de encontrar un restaurante casi lleno, la sensación que te transmite comer en ese ambiente es de paz.


Desde Mi Candelita unen el Cantábrico que los baña con la mejor cocina del Mediterráneo. Arroces, Fideuás, se mezclan con productos asturianos con una naturalidad que impacta mucho más en la propuesta que en la vista o en boca. ¿Arroz con sofrito de morcilla asturiana? maravillosa. ¿Setas con chipirones? Genial. Y es que, además de demostrar por millonésima vez que nuestros productos están en la mejor de las alturas, se puede cocinar el mundo desde el km0.


Comimos dentro, a pesar del sol, porque el día invitaba a inaugurar terraza en Enero. Comenzamos con una Ensalada con Verdines, Bacalao Desmigao, Codorniz Escabechada, Mermelada de Tomate y Aceitunas Negras. Maravillosa combinación , muy mediterránea donde predomina el toque de la aceituna y bacalao.


La textura maravillosa de les verdines con la codorniz y la piel del bacalao. Genial combinación fría, que nos encantó.


Continuamos con un Guiso de Setas de temporada con Chipirones y Huevos de Corral. Un mar y montaña maravilloso, para mezclar todo con la yema y disfrutar. Por supuesto, no quedó ni el caldo, para el que tuvimos que pedir más pan. Maravilloso.


Fideua con Papada de Cerdo Ibérico, Alioli con tinta de Calamar y Atadillos de Calamar con Jamón Joselito. Impresionante.


Un juego de texturas maravilloso, los fideos secos con la jugosidad de la papada y el alioli para esparcir por encima. Explosión de sabores y texturas en la boca. Una gozada.


Acabamos con un Arroz de Sofrito de Morcilla ahumada con Kokotxas y Morcilla asturiana, Puré de Boniato con Canela, Alioli de Pilpil y Corteza frita de Bacalao. ¿Arroz con morcilla y boniato? Pues está impresionante.


Nos encantó. El arroz sabe a morcilla, pero con ese toque ahumao además. Es intenso, pero os recomiendo probarlo porque os va a encantar.


Para los postres, probamos uno de cada.


4 Chocolates: Blanco, Negro, con Leche y Rosa (este nuevo chocolate natural sin colorantes que se está poniendo tan de moda). Es un postre de Vidal, que nos encanta.


El resto de los postres son caseros de Mi Candelita. Espuma de Arroz con Leche con Compota de Manzana, Galleta, Arroz Inflado y Canela. Para hundir la cuchara hasta abajo y disfrutar. Al final queda un crujiente como si de unos cereales de desayuno se tratara. Nos gustó.


Lemon Pie. Una maravilla. Base de galleta, crema limón con merengue y un toque de lima. Nos encantó.


Y Tiramisú casero. Mi favorito de los 4, y mira que había nivel. Maravilloso.


Para beber, comenzamos con Trasto. Uva albarín de la zona de Valdevimbre que Noelia de Paz compra a pequeños productores. Muy rico.


Y al acabar nos pasamos a Arcan 2017. Albariño, mucho más ácido que el anterior. Nos encantó.


Pagamos entre los 4, 156€. Para repetir mil veces, Mi Candelita sigue manteniendo sus platos clásicos que muchos ya conocéis, pero nos sigue sorprendiendo con cosas nuevas, distintas y que, a priorir, parece que no, pero que sí, y vaya que sí. 

2 comentarios :

Anónimo dijo...

¿Por qué nunca pones el ticket?

David Castañón dijo...

Pues porque a veces me acuerdo de sacarle foto, y a veces no.
Pero si no te fias de lo que pagué, y sí de si me gustó o no lo que comí, mal vamos. Si me invitan, lo pongo.