Vinoteo: Carnes del Mundo

Dirección: C/Campoamor, Nº 29 - Uviéu /Oviedo
Teléfono: 984 081 696


Web: http://vinoteo.com/
Facebook: https://es-es.facebook.com/vinoteo
Twitter: [@vinoteo] https://twitter.com/vinoteo
Instagram: [@vinoteooviedo] https://www.instagram.com/vinoteooviedo/


Volvió la cata más exótica del Vinoteo, donde nos presentan carnes raras a las que difícilmente podemos acceder. Como siempre, en un ambiente festivo, didáctico y acompañándolo de una bodega de vinos.


En la parte de los vinos, contamos con la presencia de Pedro Iglesias, delegado en Asturies de Bodegas Ébano, Ribera del Duero, que no conocíamos y nos gustó. Lleva poco tiempo en el mercado. La bodega está en Valladolid, pero tienen sus viñedos en la zona de Burgos, además, solo trabajan con viñedos propios. 


Comenzamos bebiendo Ébano 6. Un vino fresco, para chatear, sin más pretensiones. 4 meses en barrica de roble francés y procedente de sus viñedos en espaldera. 


Con él, nos presentaron la carne de Cocodrilo. Directamente desde Zimbabwe. Todas las carnes nos las presentan en pequeños trozos y sin sal para que podamos apreciar mejor su sabor. Cocodrilo es una carne con apariencia y textura de pechuga de pollo, que no sabe prácticamente, aunque si la dejas un tiempo en boca, deja un regusto a pescao blanco, incluso algunos decían pixín. Sin apenas sabor.


Después,  Camello. De África. Carne con apariencia de ternera, pero textura muy dura, fue la que menos nos entusiasmó de todas. Tiene un ligero toque a hígado al final. 


Cambiamos de vino, Ébano Salvaje. 14 meses en barricas nuevas de roble francés, procedente de sus viñedos más antiguos. Toques a vainilla, incluso a cacao. Nos gustó mucho más que el anterior. 


Lo probamos con Canguro. Importante sabor a hígado, con un punto amariscao. Buena textura. Fue nuestra favorita de la noche. 


La última carne exótica fue la Cebra. De Sudáfrica. Tiene un sabor entre la trucha y el foie, pero muy suave. Nos gustó. 


Y acabamos la cata de carnes probando un huevo de Avestruz. Equivale a unos 12-14 huevos de gallina normal, por lo que se debe tomar entre varias personas.


Acompañao de picadillo casero. 


Y patatas fritas. Felicidá. 


Como siempre, el Vinoteo nos ofrece cosas distintas, divertidas y con las que pasar una tarde/noche disfrutando de la gastronomía. En invierno y llenazo, como siempre.